Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Encuentran huesos que podrían ser de los asturianos fusilados en el cementerio de Celanova (Orense)

Los restos corresponden a cuatro personas y en la fosa se encontró una medalla de una virgen: "Si fuera la de Covadonga nos alegraríamos todos muchísimo"

Uno de los actos de homenaje a los siete fusilados en Celanova.

El antropólogo forense Fernando Serrulla confirmó este jueves que han encontrado restos humanos de cuatro personas que podrían ser los asturianos fusilados en el cementerio de Celanova (Ourense) en septiembre de 1939, después de la Guerra Civil.

“Hemos encontrado dos fosas, y en cada una hay dos personas. Estamos buscando a siete, por lo que aún nos faltan tres, pero no sabemos si están más debajo de lo que hemos excavado o si tenemos que excavar en algún otro lugar. Ese es el problema que tenemos en este momento, pero estamos un poco a contrarreloj. No tenemos mucho tiempo”, apuntó Serrulla a los periodistas.

Los trabajos para descubrir la fosa en la que se cree que están los cadáveres de estos siete soldados republicanos asturianos forman parte del Plan Cuatrienal Memoria Histórica de Galicia. La propuesta de la exhumación había sido hecha por el Principado y por la hija del mierense Marcelino Fernández, que tenía 2 años cuando asesinaron a su padre. También otra familia de uno de los fusilados, en concreto del gijonés Abelardo Suárez del Busto, estaba al tanto de la exhumación.

Además de Marcelino Fernández y Abelardo Suárez del Busto, en la fosa común de Celanova se encuentrarían según las hipótesis los cuerpos de Baldomero Vigil Escalera Vallejo (Gijón), Belarmino Álvarez García (Sama, Langreo), Guillermo de Diego Álvarez (Mieres), Mariano Blanco González (Gijón) y Alfonso Moreno Gayol (asturiano, pero natural de Salamanca).

Los siete fueron fusilados por el pelotón de la Bandera de Falange de Marruecos contra el muro del cementerio de Celanova en la mañana del 22 de septiembre de 1939, enterrándolos después en la fosa común del propio camposanto.

“Los individuos que hemos exhumado son jóvenes”, reveló Serrulla, quien indicó que ambas fosas están “en posiciones no funerarias” que revelan que se trata de fosas “clandestinas”.

“Uno de los esqueletos tiene un disparo por arma de fuego en la sien derecha con salida en parietal izquierdo, son signos de violencia, el típico tiro de gracia una vez que se produce la ejecución”, explicó.

Dijo que hay indicios de que pueden ser los restos de los asturianos fusilados, pero no lo ha querido confirmar “con seguridad” porque no lo han podido certificar “ni desde el punto de vista arqueológico ni antropológico”.

“Hemos encontrado una medalla de una virgen que vamos a examinar. Si fuera la virgen de Covadonga nos alegraríamos todos muchísimo”, destacó Serrulla, quien subrayó que los restos tienen “un importante grado” de degradación por la humedad que hay en este cementerio gallego.

El forense espera que, desde el punto de vista antropológico, sean capaces de “diferenciar” a los individuos que buscan porque “tenemos a siete individuos con bastantes diferencias en cuanto a la edad y la talla”, datos que le ayudarán a “perfilar” a los dos que buscan.

“Tenemos a una persona que creemos que es de 21 años”, puntualizó Fernando Serrulla, quien avanzó que hasta que tengan “la genética” no lo podrán asegurar: “Si identificamos a un individuo de 21 años, y como no tenemos a ningún otro, intentaríamos hacer primero el ADN para saber si es el padre de la hija de la que tenemos su muestra de ADN”.

Compartir el artículo

stats