"Hemos trabajado sin descanso en la búsqueda de soluciones a los problemas de Carreño. A veces, hemos llegado a tiempo y otras hemos encontrado dificultades para ofrecer respuestas en el corto plazo, ahora bien, lo que jamás hemos hecho ha sido mirar para otro lado". Son palabras de Amelia Fernández, alcaldesa de Carreño, quien, haciendo balance de su segunda legislatura al frente del consistorio, saca varias conclusiones. "Al gobernar en minoría hemos tenido serias dificultades para aprobar presupuestos y ello ha ralentizado la ejecución de inversiones, y también renunciamos a desarrollar más nuestro programa político para incorporar propuestas de otros grupos políticos en aras de llegar acuerdos presupuestarios. En los últimos años, el Ayuntamiento ha mantenido una baja presión fiscal hacia el vecindario, un esfuerzo municipal que hay que contextualizarlo debidamente porque hay que ser conscientes de que para el Ayuntamiento también han subido los costes y hemos hecho frente a esta subida sin repercutirlo en el bolsillo vecinal. Gracias a tener una economía municipal saneada hemos podido afrontarlas sin grabar más a la población que trata de salir de la crisis", apunta. No ha sido fácil, pero han podido salir adelante con medidas en sus políticas sociales o ayudando fondos municipales a empresas, emprendedores y emprendedoras "destinando más de 400.000 euros para convocatorias del Programa Municipal ASA (Acción de Soporte del Trabajo Autónomo) y Plan Municipal de Reactivación Empleo (PEREL). Y buscamos recursos económicos en Europa logramos subvenciones por encima de los tres millones de euros".

Amelia Fernández tiene muchos planes de futuro y dos grandes deseos para los que, asegura, "necesitamos la implicación de otras administraciones". Estos son, por un lado, regenerar la bahía de Perán y, por otro, reactivar la antigua ciudad de vacaciones de Perlora. "Confío que en la próxima legislatura se materialicen avances", señala la regidora, quien aún no tiene decidido si se presentará de nuevo a la Alcaldía. "Estoy centrada en el día a día de la gestión municipal y en llevar a buen puerto la ejecución de los proyectos e inversiones que tenemos en marcha. Así que la decisión la tomaré pasadas las fiestas navideñas. Por convicción estaré siempre a disposición de la agrupación socialista de Carreño", destaca Fernández, quien no oculta que disfruta con su trabajo, aunque no siempre es fácil. "La gestión municipal es una actividad ilusionante, requiere fuerte vocación de servicio público y conlleva máxima responsabilidad, entrega, pasión y también mesura", afirma. "Los Ayuntamientos son una auténtica escuela de democracia y liderarlos en la era de las redes digitales y la inmediatez tiene su complejidad. Es un reto apasionante para quienes nos gusta el compromiso con la ciudadanía y trabajar por el concejo".

La Alcaldesa tomará su decisión después de unas fiestas que se presentan cargadas de actividades en Carreño, comenzando mañana con el encendido navideño en la plaza de la Baragaña y finalizando el 5 de enero con la llegada de los Reyes Magos. Un mes en el que, destaca, habrá diversas propuestas en distintos espacios del concejo. No faltarán propuestas musicales, actividades infantiles en las que no faltará la Cabalgata y posterior recepción de los Reyes Magos, talleres para elaborar centros navideños y, como novedad, se habilitará una zona de ocio en el Parque Maestro Antuña para desarrollar diferentes actividades orientadas al público infantil y juvenil. La zona rural de Carreño, cuenta la Alcaldesa, también tendrá actividades como talleres didácticos, juegos tradicionales y música. "El Farolero, personaje marinero y candasín llegará al puerto de Candás el 23 de diciembre para llenar de luz las calles y plazas de la villa y recibirá a los niños y niñas en la plaza de La Baragaña y despediremos el año con la San Silvestre cicloturista". Un broche de oro a un año en el que, según confiesa, han empezado a dejar atrás los efectos de la pandemia. "Tras dos años muy duros, el fin de la temporada estival de 2022 ha sido positivo. El tirón turístico del municipio y de Asturias en general alcanzó una alta ocupación de nuestros hoteles, casas rurales y campings. Además, el calor reinante en toda España incluso nos hizo más atractivos, convirtiéndonos en un refugio de los que huían de la ola de calor. Además, los precios, en general, se han mantenido, pese al incremento de costes empresariales, lo que permitió acelerar el gasto en ocio, restauración, transporte y alojamiento", El único "pero" para la regidora ha sido el incremento del número de parados tras el verano, "interrumpiendo seis meses de reducción continua".