El Plan "Corresponsables" es una política pública de la Secretaría de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género del Ministerio de Igualdad que tiene por objeto iniciar el camino hacia la garantía del cuidado como un derecho en España desde la óptica de la igualdad entre mujeres y hombres y desde un enfoque de garantía de derechos universales, al margen de la condición laboral de las personas beneficiarias. El Instituto Asturiano de la Mujer pone en marcha un laboratorio de corresponsabilidad, que contribuye a avanzar en políticas de igualdad.

El Plan Corresponsables pone en marcha varios ejes: la creación de bolsas de cuidado profesional que faciliten la conciliación de familias con hijas e hijos menores de 14 años, el fomento del empleo y la certificación de la experiencia profesional de cuidado no formal.

El mercado de trabajo es selectivo con las mujeres. Sí podemos apreciar un cambio cuantitativo y cualitativo en la selección que hace el mercado laboral en función del sexo: a mayor nivel de estudios, las tasas de actividad de hombres y mujeres se acercan. Es más, las mujeres con estudios universitarios superiores registran tasas de actividad superiores a los hombres. Sería conveniente analizar detenidamente este dato porque puede ser un síntoma de cambio estructural. Pero también sería conveniente analizar cuáles son las trayectorias vitales de estas mujeres (su estado civil, número de hijos, ocupación. Las diferencias en los usos del tiempo entre hombres y mujeres constituyen un indicador más del desigual reparto de tareas, sobre todo de las actividades reproductivas. Según la Encuesta de Empleo del Tiempo del INE (datos del 2002-2003), el 92,2% de las mujeres dedican 4 horas y 45 minutos diarios por término medio a las tareas del hogar y cuidados familiares. El 69,6% de los varones dedica tan sólo 2 horas y 4 minutos diarios. Las diferencias se acentúan si tomamos como referencia el tiempo dedicado al hogar y a la familia de lunes a jueves, excluyendo el fin de semana. Así, las mujeres dedican como media diaria 4 horas y 35 minutos, y los hombres 1 hora y 56 minutos. Estas diferencias se mantienen con independencia de la situación laboral y del estado civil. 

Avances insuficientes

El incremento de la escolarización femenina, la participación creciente en la esfera pública y muchos de los esfuerzos y cambios que están protagonizando las mujeres suponen un éxito decisivo, aunque inacabado, porque están permitiendo a las mujeres acceder a la actividad extradoméstica sin que ello suponga la paridad de carrera profesional con los varones ni el acceso de muchas más mujeres a puestos laborales de primer nivel; bien al contrario, las diferencias en la carrera profesional aumentan conforme pasan los años, ya que las promociones laborales son más frecuentes para ellos que para ellas. Según Eurostat, las mujeres españolas ganan como media un 15% menos que sus homólogos masculinos, otras fuentes hablan de hasta un 33% de diferencia en el mismo puesto y con la misma responsabilidad. Diferencias que también se reflejan en las posiciones de poder. 

El principio de corresponsabilidad tiene como fin eliminar roles de género, profundamente asentados, relacionados con el reparto de responsabilidades y trabajos entre mujeres y hombres. Es necesario que los estereotipos dejen paso a la realidad; y la realidad es que las mujeres han pasado, en una o dos generaciones, del ámbito doméstico al ámbito público a través de su masiva incorporación al mercado laboral, mientras que los hombres no se han introducido en la misma medida en el espacio doméstico. Este déficit ha hecho que las mujeres se hayan visto obligadas a sumar a su trabajo remunerado las responsabilidades de siempre y, además, el cuidado de las personas dependientes.

No basta con "ayudar"

Es necesario alcanzar un equilibrio entre las responsabilidades de los hombres y las mujeres, ya no basta con “ayudar” o “echar una mano”. Conseguir que la corresponsabilidad se normalice exige que forme parte de la educación desde la infancia, tanto en la escuela como en la familia, y no sólo en las tareas domésticas, también en las responsabilidades familiares de cuidados a los hijos y a los mayores.

En el ámbito empresarial también ha irrumpido el concepto de corresponsabilidad con fuerza ya que, a partir del citado Real Decreto-ley 6/2019, se ha impuesto la obligación de incluir como una de las áreas que debe formar parte del diagnóstico de igualdad la del “ejercicio corresponsable de los derechos de la vida personal, familiar y laboral”.

La consecuencia de ello está siendo que los planes de igualdad ya empiezan a incluir medidas con las que se busca potenciar la corresponsabilidad y que premian al hombre cuando es él quien se acoge a las medidas de acción positiva cuya vigencia se justifica solo mientras exista ese desequilibrio entre el número de mujeres y hombres que hacen uso de las medidas de conciliación.

Promover la igualdad de oportunidades

El Instituto Asturiano de la Mujer que dirige Nuria Varela, dispone de servicios especializados en igualdad de oportunidades que dan cobertura a toda la región. Los Centros Asesores de la Mujer prestan información y asesoramiento jurídico gratuito a todas las mujeres residentes en el Principado de Asturias. Asimismo prestan asesoramiento jurídico de forma específica a las víctimas de violencia de género, actuando como responsables del caso y realizando un seguimiento de las medidas puestas en marcha por la Administración para el apoyo, acogida y recuperación integral de las víctimas. Se coordinan con el resto de organismos que intervienen en la atención: Turno de Oficio de Violencia de Género, Servicio Público de Empleo, Servicio Público de Salud, Servicios Sociales y Red Regional de Casas de Acogida.

El Pacto Social contra la Violencia sobre las Mujeres suscrito en Asturias por instituciones, partidos y colectivos, cuenta con la adhesión del Gobierno regional, que aplica 150 medidas para mejorar la prevención y la atención a las víctimas. El Principado fue la primera comunidad en alcanzar un acuerdo que incluye a grupos políticos, asociaciones, instituciones y organismos implicados en la erradicación de esta lacra. Además, el Ejecutivo impulsa campañas dirigidas a la juventud en redes sociales y el uso de aplicaciones de móvil para detectar las primeras señales de maltrato.

Gobierno de Asturias. Lne

Ministerio de Igualdad. Lne