Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Ya toca que toque», claman los loteros asturianos ante el Gordo

El sorteo de Navidad es más bien flaco desde la lluvia de millones en 2007 | En Asturias las ventas para el popular sorteo van disparadas este año

Los turistas disparan las ventas de lotería de Navidad en Asturias: "Este año toca que toque"

Pili Pérez y Nuria Muslera, con el número de la administración de Pumarín en el sorteo de Navidad. VÍDEO: Amor Domínguez/ FOTO: Irma Collín

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Pili Pérez y Nuria Muslera, con el número de la administración de Pumarín en el sorteo de Navidad. Mariola Riera

«Ya toca que toque», clama el lotero ovetense Manuel Fernández a menos de dos semanas del sorteo extraordinario de Navidad. Desde 2007, cuando el primer premio dejó una lluvia de millones por gran parte del territorio al ser vendido en Nava, Llanes y Avilés, el Gordo ha sido más bien flaco en Asturias, con décimos sueltos en alguna administración. Tampoco ha habido mucha más suerte con el resto de premios. Así que este año tanto Manuel Fernández como el resto de los loteros del Principado tienen claro que algo caerá y, a poder ser, gordo y abundante.

Paula Gutiérrez, con los décimos para su abuela Olga; al fondo, Manuel Fernández y Ana Valdés, en la administración 21 de El Fontán en Oviedo. LUISMA MURIAS

No será por no haber jugado, pues las ventas se han disparado y crecido respecto a años anteriores. Los asturianos son de los que más juegan en Navidad en toda España, con 91,1 euros por habitante, solo superados por Castilla y León; este año se han consignado en la región algo más de 102 millones de euros.

«Vamos muy bien de ventas. Sobre todo en mostrador hemos despachado mucho a la gente de aquí, pero también a mucha de fuera», explica el responsable –hijo del dueño– de la administración número 21, ubicada en pleno casco histórico de Oviedo, en el bullicioso Fontán. «Si toca el Gordo hay algún número que se ha ido prácticamente todo para fuera de Asturias. Todo puede pasar».

Más caseras son las ventas de Pili Pérez, al frente de la administración y estanco de Pumarín, donde también vuelvan los décimos entre los vecinos del barrio ovetense. «La publicidad lograda el año pasado por los premios se ha notado. De hecho,. el numero de la casa, que es el 57055 y que coincide con el del despacho de loterías, se nos ha agotado, pero aún quedan muchos números a la venta y estamos dispuestas a repetir esta vez con el primer premio en Pumarín», avanza la lotera con humor. Pérez y su empleada Nuria Muslera se estrenaron en los premios navideños hace un año al vender un cuarto y repitieron fortuna en El Niño (6 de enero), con un segundo. «Quedan apenas trece días para dar la nota», avisa Pili Pérez.

Nuria Muslera y Pili Pérez, en la administración de Pumarín. IRMA COLLIN

Manuel Fernández asegura que tiene la sidra El Gaitero ya en la nevera para celebrar la suerte el próximo 22 de diciembre. «Y si no es aquí, que sea en Asturias, pero que toque», desea. En ventanilla han despachado los números que les envían desde Loterías y Apuestas del Estado, aunque hay mucha gente que llega con una elección predeterminada. «La terminación en 13 se pide mucho, pero aquí no la mandan, se ve que se queda por Madrid, Barcelona. El 5 y el 7 son los más demandados. A saber por qué...», señala.

La joven Paula Gutiérrez ha acudido este viernes a comprar unos décimos por encargo de su abuela Olga. Mira las opciones que tiene en el expositor de la administración y elige las terminaciones que le dan buen pálpito. «Siempre me envía a mi porque dice que tengo mano para ello», aclara tras llevarse tres décimos acabados en 3, 2 y 1. Toca esperar y cruzar los dedos.

Compartir el artículo

stats