Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los médicos de Primaria aplauden la tecnología, pero advierten: "Ante todo, necesitamos tiempo"

Los especialistas de familia sostienen que la incorporación de ecógrafos, espirómetros, retinógrafos y dermatoscopios "nos empodera", pero señalan que la inversión puede desaprovecharse mientras "se prime la atención a demanda"

Concentración de médicos de Atención Primaria ante Presidencia en 2021. | IRMA COLLÍN

Los médicos asturianos de Atención Primaria dan la bienvenida al plan para incorporar nueva tecnología diagnóstica a los centros de salud. Sin embargo, ponen de relieve que las nuevas herramientas no serán, de por sí, una panacea ante las dificultades que sufre la red de centros de salud. Los facultativos sostienen que su principal problema es la falta de tiempo, derivada de la escasez de plantilla y de la falta de sustituciones. Y puntualizan que tanto la formación para utilizar los nuevos dispositivos como el uso de los mismos exigen un tiempo del que no disponen. LA NUEVA ESPAÑA ha sondeado la opinión de nueve especialistas en medicina de familia acerca del plan de la Consejería de Salud y del Servicio de Salud (Sespa) para insuflar capacidad resolutiva a los centros de salud y abrir una etapa de optimismo que cancele el ambiente derrotista que en los últimos años ha calado entre los médicos de Atención Primaria.

Según publicó este periódico el pasado 26 de diciembre, en los presupuestos del Principado para 2023 figura una partida de 4.800.000 euros destinada a adquirir ecógrafos, retinógrafos, espirómetros, dermatoscopios, equipos para controlar la presión arterial durante las 24 horas, tonómetros (para medir la presión dentro del ojo)... Además, se desplegará un programa de formación para capacitar adecuadamente a los profesionales en el uso de estas técnicas, con el fin de sacar a este aparataje todo el partido posible.

"La incorporación de nuevas tecnologías en Primaria es incuestionable si se quiere que sea resolutiva para el paciente; pero las agendas de trabajo de los médicos de familia no pueden ser las actuales, donde se prima la atención a demanda", resume Antonio Fernández Fernández, médico del centro de salud Puerta la Villa (Gijón) y presidente en Asturias de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen).

Laura López, facultativa del centro de salud de Piedras Blancas (Castrillón), manifiesta su satisfacción ante la posibilidad de instruirse en el manejo de equipos diagnósticos, pero se plantea algunas dudas. Por ejemplo: "¿Van a formarnos con un curso de tres mañanas para interpretar ecografías cuando al radiólogo le ha llevado cuatro años de especialidad MIR?".

A continuación, se reproducen las valoraciones de los nueve médicos de Atención Primaria sobre el citado plan de dotación tecnológica de los centros de salud de Asturias.

Rodrigo Abad (centro de salud de Pola de Siero).

Los médicos de Primaria aplauden la tecnología, pero advierten: "Ante todo, necesitamos tiempo"

"Todas las medidas propuestas son necesarias, especialmente reforzar los equipos de Atención Primaria e incluir la ecografía, el dermatoscopio, la retinografía, la espirometría... Como proyecto a medio plazo, está muy bien porque aumenta la capacidad resolutiva de los equipos, que se reforzarían con pruebas y métodos diagnósticos. Sin embargo, en mi opinión, la mayoría de estas nuevas tecnologías son irrealizables a corto plazo porque hay que dar formación a los profesionales, que necesita meses. Además, hay que considerar la realidad: un déficit considerable de médicos. Es muy frecuente que en cada centro de salud tengamos que atender, aparte de nuestros pacientes, a los pacientes de hasta tres y cinco compañeros. Conozco a muchos colegas que en estas circunstancias están planteándose jubilarse porque no aguantan la presión actual. Como medida más útil a muy corto plazo, yo fomentaría la utilización del triaje en todos los centros de salud donde haya mucha presión asistencial, porque actualmente cada médico de Primaria está atendiendo entre ocho y quince urgencias que se denominan atención no demorable, cuando muchas de ellas son problemas burocráticos o que pueden citarse otros días".

Belén García Busto (centro de salud de Cudillero).

Los médicos de Primaria aplauden la tecnología, pero advierten: "Ante todo, necesitamos tiempo"

"Todo lo que sea aumentar la capacidad de resolución de Atención Primaria y acercar los servicios a la población, bienvenido sea. A la app le queda aún mucho recorrido para llegar a ser de utilidad. Con mi nivel de usuario alcanzo a ver citas pendientes y nada más. Y se echan de menos dispositivos móviles desde los que poder acceder con garantías a la historia clínica del paciente desde su domicilio, entre otras cosas. Los médicos de Atención Primaria debemos ‘dejar de hacer para poder hacer’. Dejar de hacer cosas que pueden hacer personas de otros estamentos y que en ocasiones hacemos por implicación emocional con nuestros pacientes, que nos solicitan ayuda, para así poder hacer cosas que sí son de nuestra competencia y que ningún otro profesional de Atención Primaria puede hacer".

Antonio Fernández Fernández (centro de salud Puerta la Villa (Gijón), presidente en Asturias de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen).

Los médicos de Primaria aplauden la tecnología, pero advierten: "Ante todo, necesitamos tiempo"

"La atención sanitaria debe estar centrada en los pacientes y en los problemas de salud de las personas. Tal vez se deriva menos al ámbito hospitalario de lo que indican las guías de práctica clínica. Se debe trabajar por procesos asistenciales, fijando y midiendo indicadores cualitativos y cuantitativos que incluyan, entre otros, tiempos óptimos de atención. No son admisibles los tiempos de demora actuales cuando se solicita una interconsulta con criterios clínicos desde Atención Primaria ni para la realización de determinadas pruebas complementarias. La incorporación de nuevas tecnologías en Primaria es incuestionable si se quiere que sea resolutiva para el paciente; no para ‘derivar menos al hospital’. Para aplicar la tecnología, el sistema debe facilitar tiempo y formación continuada actualizada al profesional de Atención Primaria. Las agendas de trabajo de los médicos de familia no pueden ser las actuales, donde se prima la atención a demanda".

Laura López Álvarez (centro de salud de Piedras Blancas, Castrillón).

Los médicos de Primaria aplauden la tecnología, pero advierten: "Ante todo, necesitamos tiempo"

"En los últimos años, ha habido un cambio de rumbo en la relación hospitalaria-primaria. En el área sanitaria III (Avilés) se han creado varios protocolos consensuados para manejar ciertas patologías prevalentes con más soltura y acorde a las recomendaciones del especialista hospitalario. Estos protocolos están muy bien y en teoría favorecen el diagnóstico y el manejo de patologías importantes y son buenos para el paciente... Pero son más buenos para el médico hospitalario que para el de Primaria. Pongo un ejemplo. Una consulta en la que el paciente te cuenta que orina sangre, para pedir todas las pruebas, explorar y explicarle tardas la friolera de 16 minutos, metiendo el turbo. Tenemos unos 7 minutos por paciente, en el mejor de los casos 10... Con esto quiero decir que está muy bien facilitar las cosas al paciente, pero hay que reflexionar que un especialista hospitalario tiene entre 15 y 30 minutos para una primera consulta según especialidad. En Primaria, entre 7 y 10, con suerte. ¿Dermatoscopio? Me encantaría reciclarme en su uso, pero ¿para qué quieren que lo hagamos? ¿Para disminuir la lista de espera de dermatología, que ahora mismo está en más de seis meses? ¿Y si meto la pata? ¿Van a formarnos con un curso de dos horas siendo dermatología una especialidad MIR de cuatro años? Lo mismo pienso de las ecografías: ¿Van a formarnos con un curso de tres mañanas para interpretar ecografías que al radiólogo le ha llevado cuatro años de especialidad MIR perfeccionar?".

Miguel Ángel Prieto (centro de salud de Vallobín, Oviedo).

Los médicos de Primaria aplauden la tecnología, pero advierten: "Ante todo, necesitamos tiempo"

"Bienvenida sea esta tecnología, pero detrás debe existir una importante apuesta por la mejor formación de los profesionales para llevar esto a cabo. Sería importante contar con la opinión de los distintos equipos de Atención Primaria, y que al menos llegue una nueva tecnología a cada equipo".

Juan Enrique Cimas, centro de salud de Contrueces-Vega (Gijón).

Los médicos de Primaria aplauden la tecnología, pero advierten: "Ante todo, necesitamos tiempo"

"Atención Primaria ha tenido desde hace años un cierto grado de abandono presupuestario, que ha condicionado dificultades para contratar personal y una escasa dotación material. Aunque la principal tecnología en Primaria se llama tiempo, y eso es lo que se debe garantizar, es una buena noticia que por parte del Sespa se haya decidido la compra y renovación de equipos de diagnóstico que permitan una mayor capacidad de resolución de los problemas de salud. Además, es ilusionante para los profesionales, que ven la posibilidad de profundizar en campos de conocimiento y habilidades hasta ahora poco desarrolladas, y lograr una mayor tasa de resolución de problemas, que ya actualmente es elevada (el 90 por ciento de los problemas de salud se resuelven en Atención Primaria). No obstante, la tecnología debe usarse con racionalidad, solo cuando realmente aporte valor al proceso diagnóstico, y requiere formación adecuada, especialmente la ecografía, pero también la retinografía, la dermatoscopia... Esa formación debe ser garantizada por parte del Sespa, para que la utilidad de los nuevos medios sea la adecuada. Y, por encima de todo, se debe ajustar el personal y la organización para que se pueda dedicar tiempo suficiente a cada uno de nuestros pacientes".

Juan Navarro (centro de salud de Navia).

Los médicos de Primaria aplauden la tecnología, pero advierten: "Ante todo, necesitamos tiempo"

"El principal problema de la Atención Primaria, tras haber sido largamente desprestigiada por la Administración y puesta a los pies de los caballos, es la falta de tiempo. Este empujón tecnológico puede colocarnos más al borde del abismo: tendremos menos tiempo aún. Soy partidario de la innovación, pero lo sensato es establecer prioridades. Y la prioridad de la Primaria no es tapar los agujeros de la hospitalaria, sino llegar a cumplir con sus cometidos básicos, que desde hace meses no lo hacemos, y mirar para sus competencias antes de meterse en otras batallas. Por otra parte, no todas las innovaciones son válidas para la Atención Primaria. Por ejemplo, considero que es una temeridad hacer de la ecografía un instrumento que realmente aporte seguridad. De hacerlo, es una falsa seguridad. Es una técnica que requiere una formación concienzuda, no un curso de 30-40 horas impartido por médicos no radiólogos. Otras son más asequibles, pero el hándicap seguirá siendo, y en mayor medida, la falta de tiempo".

Rubén Villa (centro de salud de Grado), presidente de la Sociedad Asturiana de Medicina Familiar y Comunitaria (SAMFYC).

Los médicos de Primaria aplauden la tecnología, pero advierten: "Ante todo, necesitamos tiempo"

"La inversión en tecnología era necesaria y llega con retraso. Fomentar la capacidad de resolución de los equipos mejora la calidad de la atención que prestamos a los usuarios y nos empodera como profesionales. Además, disminuye la incertidumbre con la que nos movemos a diario en las consultas. Si ves una lesión cutánea que no tienes claro lo que es, el dermatoscopio permite identificar estructuras de la piel no visibles a simple vista. La ecografía clínica es una herramienta más de ayuda en consulta que aporta mucha información pacientes con patología osteoarticular, pulmonar, cardiaca, abdominal , renal, urológica...".

Pablo Pérez Solís, centro de salud de Laviada (Gijón).

Los médicos de Primaria aplauden la tecnología, pero advierten: "Ante todo, necesitamos tiempo"

"No hay un rechazo en Atención Primaria a que haya inversión tecnológica. Está bien, la tecnología es necesaria. El problema es que esto creo que se hace desde una mala comprensión de lo que es la Atención Primaria y sus problemas. Para mí, lo que puede generar es una asimetría en el desarrollo de la Atención Primaria, un gigante con pies de barro. Hay problemas de base, en cuanto a capacidad resolutiva por la gran demanda asistencial, los problemas de sustituciones, problemas organizativos para la asignación de la demanda asistencial al momento adecuado. Y ese es un problema tan básico, que colocar en esa situación muchas herramientas tecnológicas nuevas y opciones de pruebas diagnósticas, cuando todas necesitan más tiempo aún para hacerlas... Insertar eso en unos equipos en los que el problema es la falta de tiempo genera un crecimiento no se sabe hacia dónde y corremos el riesgo de que esas inversiones se desaprovechen. Nadie está en contra de que se invierta en tecnología, pero con la situación actual ese crecimiento podría ser asimétrico".

Compartir el artículo

stats