Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los anguleros asturianos ven bien el veto de la UE a la pesca deportiva en el País Vasco

Los profesionales del Principado, que prevén aumentar las capturas estos días con el temporal, solo podrán faenar tres meses el próximo año

Un pescador, a la angula en el Nalón, en una imagen de archivo. | Ricardo Solís

La decisión del Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca de la Unión Europa de vetar la pesca de la angula en su modalidad deportiva en el País Vasco para la próxima temporada, 2023-2024, no inquieta en Asturias, donde todos los pescadores que se dedican a ello son profesionales. La otra medida que sí afecta en el Principado, también aprobada por la UE, es limitar a tres meses las capturas y no cuatro como hasta ahora. Las razones que aducen es lograr la recuperación de una especie en peligro de extinción y víctima, a su vez, del tráfico ilegal.

En Asturias, como en Cantabria y Galicia, son todo profesionales de la pesca los que se dedican a la angula. En el Principado y para la presente temporada, que se inició el 1 de marzo, se expidieron 143 licencias de pesca a pie y 36 en embarcación, una cifra que se viene manteniendo en los últimos años. Este año, además, Asturias incorporó el plan de gestión del Oriente para, como señaló en su momento la Consejería de Medio Rural, contribuir "a una mejor reordenación de los recursos y el establecimiento de sistemas de cogestión que implican a todos los sectores relacionados con la actividad, con el objetivo de que la sostenibilidad biológica del recurso vaya asociada con mejoras sociales y económicas del sector pesquero".

Eloy Sopeña, patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de San Juan de la Arena (Soto del Barco), señala que la veda de la pesca de angula en la próxima temporada a los vascos no afecta a los profesionales asturianos. "Aquí somos todos profesionales, en el País Vasco todo lo que había eran licencias deportivas. Aquí en el río Nalón son unas 36 lanchas y 45 licencias de tierra las que hay concedidas", recuerda este profesional.

Sobre cómo va la temporada de pesca de angula este año se muestra cauto: "Empezamos muy bien, pero ahora llegó el invierno y las condiciones del río hasta ahora no fueron las adecuadas para pescar en la luna. Ahora, después del temporal que estamos viviendo estos días, quizás haya más posibilidad de pescarla. Ya se sabe, a río revuelto, ganancia de pescadores", señala.

En el mismo sentido se manifiesta Manuel Buenaga, patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Ribadesella. "No tiene nada que ver una provincia, con otra. Cada uno pesca en la suya. Lo que no es normal es que se exija en Asturias y Galicia profesionalidad cuando además había un número de licencias deportivas en Euskadi tremendo. Lo que hace ahora la UE no es prohibir su pesca en el País Vasco, sino que se realice por profesionales del sector. Si quieren pescarla, tendrán que hacerse profesionales, como todos los demás", dice. Y añade: "En nuestra provincia limitamos las licencias y no estamos dando ni una de más. Tendrán que hacer un límite de licencias igualmente".

Explica que la temporada actual, al igual que señala Sopeña, "ha tenido un bajón. Empezamos muy bien, pero después hubo un parón exagerado y ahora, estos días, parece que sale alguna más. Es una pesca que va poco a poco".

En diciembre el director general de Pesca Marítima del Principado, Francisco González, se reunió con representantes de la Federación de Cofradías de Pescadores del Principado y con los patrones mayores de las de Cudillero, La Arena, Bustio y Ribadesella –donde se rula angula– para analizar algunos puntos del acuerdo de Bruselas y, concretamente, las condiciones para la temporada próxima (2023-2024) en la que se reducirá su captura a tres meses: noviembre, diciembre y enero.

En Asturias las zonas de pesca y plan de gestión son: en el Occidente, desde la ría del Eo incluida hasta el Cabo Vidio incluido; la zona Centro, que comprende desde la playa de San Pedro de la Ribera hasta el río Frayón (playa de Lastres), y el plan de gestión del Oriente, que comprende desde el río Libardón (playa de La Griega) hasta el río Purón. En este plan del Oriente, el 85 % de las plazas eran para profesionales pertenecientes a las cofradías que gestionen el plan, es decir, las de Llanes y Ribadesella, y el 15% para profesionales pertenecientes a otras cofradías diferentes a las anteriores.

Compartir el artículo

stats