Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El SOS de la Facultad de Medicina: "El 60% de los profesores tiene más de 60 años"

Unos 30 médicos cumplen requisitos para ser docentes, pero la norma les exige dedicación exclusiva, lo que acarrea perder la mitad del sueldo

"Tenemos un problema gordo y aún será mayor en el futuro", advierte José Antonio Vega, decano de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad de Oviedo. Y expone el dato que considera más preocupante: "De los actuales catedráticos y profesores titulares de nuestra Facultad, el 60 por ciento tenemos más de 60 años". El profesorado de la Facultad de Medicina envejece, y el relevo generacional está seriamente comprometido. El citado centro imparte cuatro grados altamente solicitados: Medicina, Enfermería, Odontología y Fisioterapia. "En las áreas preclínicas hay menos problema, pero en las materias clínicas la situación es acuciante", señala el profesor Vega, quien puntualiza: "La Facultad de Medicina de Oviedo no es de las que peor está de España, ni mucho menos". El decano se pregunta: "¿De dónde va a salir el profesorado de las ocho o nueve facultades de Medicina que se quieren poner en marcha en el país, para sumar a las 49 actuales?". El profesor Vega analiza el panorama global de Asturias y las causas que lo han propiciado.

Áreas en peor situación. Hay casos muy llamativos. Llama la atención que en el área de Radiología –una especialidad con un elevado protagonismo en la actividad sanitaria– no haya ningún catedrático; el único profesor titular, Serafín Costilla, se jubilará a finales de este curso. En Medicina, un área que incluye varias especialidades puramente médicas –no quirúrgicas– de mucho peso, como Cardiología, Neumología y Reumatología, solo hay tres catedráticos. En Medicina Legal y Forense no hay ningún profesor de plantilla; solo ejerce una profesora contratada, un dato sorprendente cuando se está hablando de poner en marcha en la Universidad de Oviedo el grado de Criminología, en el que la medicina legal tiene un peso sustancial. En las áreas de Traumatología y de Anatomía Patológica tampoco hay profesores. Y en Urología, otra especialidad de enorme presencia en la sanidad, solo se dispone de un profesor titular.

Profesorado clínico de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud

Departamento de Medicina

Catedrático de Universidad Titular de Universidad Profesor contratado doctor Catedrático de Escuela Universitaria Titular de Escuela Universitaria
Dermatología11000
Enfermería 01100
Farmacolgía23100
Historia de la Ciencia00000
Medicina32000
Radiología01000
Medicina Legal y Forense00000
Medicina Prev. y Salud Pública11000
Pediatría11000
Psiquiatría20000
Radiología01000
Toxicología00000

Departamento de Cirugía y Especialidades Médico-Quirúrgicas

Catedrático de Universidad Titular de Universidad Profesor contratado doctor Catedrático de Escuela Universitaria Titular de Escuela Universitaria
Anatomía Patológica00000
Cirugía20000
Estomatología33100
Fisioterapia00111
Obst. y Ginecología10000
Oftalmología12000
ORL22000
Pediatría 11000
Traumatología00000
Urología01000

Disciplinas en mejor situación. Están relativamente bien dotadas las áreas de Estomatología, con tres catedráticos, tres titulares y un contratado doctor, pero estos docentes tienen asignado todo el grado de Odontología, de cinco años. También es idónea la composición de Otorrino –dos catedráticos y dos titulares– y de Oftalmología –un catedrático y dos profesores titulares.

Nombramientos más próximos. En el momento actual, están acreditados por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca) nueve docentes que están pendientes de que la Universidad de Oviedo convoque las plazas a las que aspiran. Uno está acreditado para catedrático, Eliecer Coto, de Genética; y los ocho restantes para profesor titular: Gonzalo Solís, de Pediatría; Pablo Avanzas, de Cardiología; Ana Pilar González, de Hematología; Belén Prieto, de Bioquímica Médica; Iván Fernández Vega, de Anatomía Patológica; Rafael Castro, de Medicina Comunitaria; Teresa Cobo, de Estomatología; y Rubén Cuesta, de Fisioterapia.

El problema de los contratados doctores. El acceso a la plaza de profesor universitario suele tener como antesala la condición de profesor contratado doctor. En Asturias hay entre 25 y 30 médicos acreditados para esta categoría, pero la normativa vigente exige a los candidatos dedicación exclusiva. Esto implica que "pierden casi la mitad del sueldo", señala el decano de Medicina. Se da la circunstancia de que ni a los catedráticos ni a los profesores titulares se les pide exclusividad, sino que conservan una plaza en la red sanitaria pública vinculada a la universitaria, lo que evita mermas en sus ingresos. Estamos ante uno de los caballos de batalla de José Antonio Vega: "Mi postura es que a los contratados doctores también se les permita vincularse al sector sanitario, y así mantendrían su sueldo. Así el relevo generacional estaría más o menos asegurado".

Pocas tesis doctorales. Otro obstáculo para la cobertura de profesores de Medicina. "Los médicos hacen pocas tesis doctorales porque la tesis tiene muy poco peso en los baremos de méritos, en los que pesa mucho la antigüedad", señala el decano.

La ANECA se mueve. Una buena noticia: se prevé que, ante una demanda bastante unánime, a finales de este mes o principios de febrero entre en vigor el nuevo baremo de méritos de la ANECA para las áreas clínicas. Como novedad, se tendrá en cuenta también la labor asistencial que desarrollan los médicos. "Mi percepción es que los requisitos se equilibran bastante. A falta de conocer detalles, parece que se facilita el acceso a profesor titular y se endurece el acceso a catedrático", indica.

Sobre la admisión de alumnos. Ante la escasez de médicos, el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas han pedido a las facultades de Medicina que aumenten entre un 10 y un 15 por ciento la cifra de alumnos que se admiten en el primer curso. En Oviedo, un 15 por ciento significaría pasar de 150 a173. "Los Presupuestos Generales del Estado han consignado 54 millones para este fin. En Oviedo no hemos cerrado nada, pero en el mejor de los casos esos estudiantes no podrían empezar a ejercer hasta dentro de diez u once años. Hemos de sentarnos y hablar. Hay buena sintonía con el Servicio de Salud (Sespa), y con lealtad y buena voluntad pueden solucionarse muchas cosas, pero que nadie venda soluciones para mañana porque no existen".

Compartir el artículo

stats