"Con el atasco que hay y ahora esto", se quejaba en la mañana de este miércoles un abogado que no pudo celebrar un juicio en el Juzgado de lo Penal número 2 de Oviedo, debido a la huelga de secretarios judiciales. "Ahora a esperar un año a que vuelvan a señalar el juicio", añadía, con una mezcla de cabreo y hastío. La huelga de Letrados de la Administración de Justicia ha paralizado la Justicia asturiana, todos los actos salvo los relacionados con asuntos urgentes, como las causas con preso. En toda Asturias se suspendieron más de 200 vistas y comparecencias. Se han suspendido además los cobros de multas y las retenciones de embargos, lo que sin duda supone un gran trastorno para particulares y bancos. La mala noticia es que todo lo que no se haga durante estos días deberá realizarse una vez que finalice la huelga, con lo que los convocantes concluyen que "los juzgados van a resentirse, habrá más atasco".

Este miércoles, segunda jornada de huelga, "el paro fue a más, aumentó la participación", según aseguró Estrella Hormazábal, vocal de la asociación de Letrados de la Administración de Justicia (LAJ), una de las tres entidades convocantes de la huelga. De los 116 secretarios judiciales asturianos, solo 17 no secundaron el paro, tres menos que este martes. Otros 34 sí la secundaron, y también 24 de los 39 secretarios destinados a los servicios mínimos, de forma que un total de 58 siguieron el paro. Si se resta a los 16 secretarios de vacaciones o permiso, y los 9 de baja o en comisión de servicio, se concluye que han seguido el paro casi un 64 por ciento de los Letrados, o lo que es lo mismo dos de cada tres.

Retrasos de meses

En Oviedo se suspendieron al menos 35 de las 37 vistas programadas en los juzgados de primera instancia e instrucción y los juzgados de lo penal. "La Audiencia en Gijón no celebró vista alguna, y este martes solo una. Los Juzgados de lo Social de Mieres no pudieron celebrar las 16 vistas previstas", describió Estrella Hormazábal. Los Juzgados de guardia funcionaron a pleno rendimiento y también hubo, en Oviedo, una comparecencia por videoconferencia en un juicio celebrado en Madrid, puesto que el secretario madrileño no se puso en huelga. Muchos abogados mostraron su fastidio por las suspensiones, que obligan a retrasar los asuntos varios meses.

Solo estas cifras dan idea del impacto que está teniendo la huelga. Otro aspecto es el económico. Los secretarios judiciales recaudan del orden de 32 millones de euros diario en toda España. "Cobramos multas, sanciones, hacemos incautaciones, retenciones de embargos. Podemos llega a tener, cada uno de nosotros, hasta 200 ingresos diarios en las cuentas de consignaciones. Hay gente que se va a ver perjudicada porque no vamos a realizar pagos estos días, tanto particulares como bancos y empresas", indicó Estrella Hormazábal.

"Si paramos nosotros, para todo", afirmó esta Letrada. "Somos los que impulsamos el procedimiento, organizamos la oficina judicial, tramitamos y señalamos los juicios, llevamos las consignaciones..., llevamos golpes de todos lados. Lo único que pedimos es que se nos retribuya adecuadamente y el secretario de Estado, en vez de mediar, nos llama golpistas y nos acusa de estar haciendo una huelga contra el pueblo", indicó, refiriéndose a Tontxu Rodríguez, que ha llegado a jactarse de que los secretarios "no aguantarán tanto como los mineros frente a Margaret Thatcher". Y criticó que la ministra de Justicia esté desaparecida y no diga nada. "Por cuestión de dignidad, vamos a continuar. Ya sabemos que no vamos a cobrar. No abocan a una huelga de desgaste", concluyó.

A nivel nacional, las asociaciones de Letrados indicaron que el seguimiento en esta segunda jornada fue mayoritario, con alrededor del 80 por ciento de la plantilla, porcentaje que choca con los datos del Ministerio, según el cual los paros fueron secundados por un 26,98 por ciento del total.