2 Billetes de AVE Gratis La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El acuerdo crucial entre Asturias, Galicia y Castilla y León: esto es lo que exigen a Pedro Sánchez

Barbón, Rueda y Mañueco exponen en común sus argumentos y objetivos en la declaración para reclamar inversiones ferroviarias en el Noroeste, a las que ponen cifras

Lo que exigen al Gobierno central las comunidades autónomas del Noroeste tras su cumbre crucial

La cumbre en Santiago de Compostela entre Asturias, Galicia y Castilla y León estaba subrayada en rojo en el calendario. Para las tres comunidades, la cita de este viernes, exhibiendo músculo junto a los empresarios de las tres comunidades, es una oportunidad histórica para hacer valer ante el Gobierno central que el corredor ferroviario del Noroeste merece un trato justo y no quedar relegado a una posición secundaria frente a otros ejes como el del Mediterráneo.

Es por eso que los tres presidentes autonómicos -Adrián Barbón (Principado), Alfonso Rueda (Xunta de Galicia) y Alfonso Fernández Mañueco (Castilla y León)- han firmado una declaración institucional conjunta en la que, sin fisuras, exponen argumentos y objetivos compartidos. Una declaración acompañada, además, de unas líneas estratégicas y de actuación que, exigen, deben guiar los planes estatales para impulsar el corredor ferroviario del Noroeste.

Recalcan las tres comunidades que suman más de seis millones de habitantes y acumulan un 12% del PIB de España. Resaltan en la declaración que "las empresas de logística y transporte aportan en el entorno de un 4% del PIB de estas comunidades" y, si se amplía la visión incluyendo todas las actividades influidas por el sector, "el impacto económico" estaría "por encima del 12% del PIB".

Corredor atlántico noroeste: una estrategia conjunta para un proyecto común

Corredor atlántico noroeste: una estrategia conjunta para un proyecto común

Asimismo, inciden en la declaración institucional en la importancia, de cara al futuro, de la "intermodalidad" del transporte, con especial protagonismo del ferrocarril, que, lamentan, "pese a ser el transporte más eficiente económica y ambientalmente en varios tipos de desplazamiento, en lo relativo al reparto modal de infraestructuras ocupa unas tasas muy bajas de uso, en el entorno del 3%". Un "desequilibrio", recalcan, "fuertemente influido por la situación actual de las infraestructuras y servicios ferroviarios".

En la declaración, en la que ahondan en la "tradición de entendimiento" entre las tres comunidades del Noroeste, muestran su compromiso con seguir trabajando conjuntamente para impulsar el corredor ferroviario. Y, de esta forma, exigen al Gobierno central que, "teniendo como base el documento remitido, se elabore un Plan Director del Corredor Atlántico de mercancías ferroviarias que planifique de forma detallada y calendarizada las inversiones y actuaciones necesarias en la infraestructura ferroviaria".

¿Qué dice el documento consensuado de líneas estratégicas de actuación?

Pero, más allá de la declaración institucional, los tres presidentes del Noroeste han presentado un documento con la estrategia conjunta que incluye líneas de actuación y cifra la necesidad de inversión en materia ferroviaria en 7.884,3 millones de euros, de los cuales 2.759,6 corresponden a actuaciones en Asturias.

Estiman en 473,2 millones las inversiones necesarias en electrificación, que afectarían a 648 kilómetros de vías (617 renovación y 31 nueva instalación). El gasto estimado en renovaciones de vía y adaptación de anchos es de 671,4 millones para 789,6 kilómetros de vías. La inversión necesaria en intervenciones en trazados sería de 6.106,5 millones. En este apartado se incluyen actuaciones en el nudo de Villabona, la Zalia, El Musel y el tramo Pola de Lena-Mieres.

Para el desarrollo de puntos de adelantamiento y estacionamiento de trenes (PAETs) se reclaman 62,5 millones. Las intervenciones necesarias en terminales intermodales costarían 435,6 millones. Finalmente, para incrementar la capacidad de tráficos se estima un gasto de 145,1 millones, dedicados principalmente a instalar el sistema de gestión de tráfico europeo (ERTMS) en 625 kilómetros de vía.

Uno de los objetivos, aseguran las tres regiones del Noroeste peninsular, es pasar de sus 7 millones de toneladas de tráfico ferroviario actual a 20,4 millones en 2040. Creen que se podrían ganar 6 millones de toneladas gracias a la mejora de la gestión y otros 7,4 millones con la mejora de las infraestructuras. Y en base a estas cifras han elaborado su estrategia compartida que, esperan, tenga respuesta positiva por parte del Gobierno central de Pedro Sánchez.

Compartir el artículo

stats