Empeño y respeto para defender el modo de vida de los Picos

El pastor asturiano José Luis Alonso reclama la implicación de los jóvenes al recibir el Premio Nacional de Gastronomía

José Luis Alonso recibe el premio de manos del cocinero Dabiz Muñoz (a la derecha), junto al presidente de la Real Academia de Gastronomía, Luis Suárez de Lezo (a la izquierda) y José Miguel Herrero, director general de la Industria Alimentaria. | Efe

José Luis Alonso recibe el premio de manos del cocinero Dabiz Muñoz (a la derecha), junto al presidente de la Real Academia de Gastronomía, Luis Suárez de Lezo (a la izquierda) y José Miguel Herrero, director general de la Industria Alimentaria. | Efe / V. M.,

V. M.

Con un emocionado recuerdo a su abuelo, el asturiano José Luis Alonso, pastor y propietario desde los 20 años de la quesería Uberdón, en el Parque Nacional de los Picos de Europa, recibió ayer el Premio Nacional de Gastronomía de Talento Joven, en una ceremonia en el Museo Reina Sofía de Madrid. Alonso, reconocido también como "Asturiano del mes" de LA NUEVA ESPAÑA, dedicó el reconocimiento nacional al abuelo que le enseñó a "respetar" un "modo de vida" para cuya preservación implicó a los jóvenes. "Debemos mantener lo que tenemos y solo hacen falta empeño y dedicación", dijo.

El asturiano fue el primero de los galardonados en subir al escenario para recibir el aplauso dentro de la gala de los premios de la Real Academia de Gastronomía, que buscan reflejar el "compromiso y esfuerzo" de este sector. El presidente de la entidad, Luis Suárez de Lezo, señaló que los premios reconocen a los protagonistas de "uno de los motores económicos del país". Entre los asistentes se encontraba el ministro de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Héctor Gómez.

Gómez destacó la "cantera" que tiene el sector gastronómico nacional. "España es una gran potencia en el turismo y la gastronomía es uno de sus grandes activos, quiero reconocer el extraordinario esfuerzo que han hecho en situaciones adversas como la pandemia", señaló.

Tras la intervención del galardonado asturiano, la ceremonia continuó con un veterano de la gastronomía, el cocinero Hilario Arbelaitz (Oiartzun-Guipuzcoa, 1951) y reconocido con el Premio Nacional Toda una vida.

El premio a la Mejor Comunicación Gastronómica 2023 lo recogió Amaya Cervera, fundadora de la web bilingüe inglés-castellano "Spanish Wine Lover". El cuarto premio entregado fue el destinado a la Investigación e Innovación Gastronómica 2023, concedido al estudio Cordioprev (Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba), sobre la dieta mediteránea.

El mejor sumiller de este año fue Raúl Miguel Revilla, del restaurante madrileño Zalacaín. Le siguió Sara Fort, del restaurante Paco Roncero (Madrid), reconocida con el Premio a la Mejor Dirección de Sala. Por último, fueron los cocineros Oriol Castro, Mateu Casañas y Eduard Xatruch, chefs de "Disfrutar" (Barcelona), recibieron ex aequo el galardón al Mejor Jefe de Cocina, e Hilario Arbelaitz, el Premio Nacional de Gastronomía Toda una vida.

Suscríbete para seguir leyendo