28 de enero: Día Mundial por la Reducción de emisiones de CO2

El compromiso con el entorno de Alimerka: un 80% menos de emisiones en los últimos 5 años

La cadena asturiana reafirma su apuesta por mitigar el impacto medioambiental de su actividad con importantes proyectos

Flota electrica de camiones de Alimerka

Flota electrica de camiones de Alimerka / Cedida a Lne

Elena Casero

La compañía asturiana de distribución alimentaria Alimerka ha renovado sus compromisos en este 2024. A la creación de empleo y servicios en las seis provincias en las que opera, se añade una fuerte apuesta por la sostenibilidad, que se traduce en el desarrollo de importantes proyectos encaminados a reducir el impacto medioambiental de su actividad. Acciones decisivas con las que han logrado reducir en los últimos 5 años, más del 80% de las emisiones de CO2.

Paula Díaz-Caneja, responsable de Calidad y Medioambiente de la compañía ha indicado que Alimerka «trabaja de manera decidida para reducir el uso de combustibles fósiles, tratando de hacer un reparto más eficiente con nuestra flota de camiones, con la planificación de rutas y el aprovechamiento de camiones para logística inversa y retornos, entre numerosas medidas»

Camión de Alimerka realizando un reparto en la zona rural.

Camión de Alimerka realizando un reparto en la zona rural. / Cedida a Lne

Alimerka fue la primera compañía del sector distribución en España en contar con un camión eléctrico. Ahora, dispone de una flota de 21 camiones eléctricos, 46 camiones de Gas Natural Licuado y 20 camiones híbridos, además de 26 furgonetas eléctricas para sus repartos de última milla. Es la flota más importante de España de estas características y top 5 de Europa. Camiones y furgonetas más silenciosos que minimizan la contaminación atmosférica y acústica en sus rutas para llegar a 171 tiendas repartidas por zonas rurales y urbanas. 

Su estrategia de descarbonización ha sido reconocida a finales de este año pasado con la cuarta estrella Lean&Green, que entrega la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (AECOC) a aquellas empresas que han logrado reducir la huella de carbono de sus procesos logísticos en más de un 55% en el último lustro. De esta manera, Alimerka se convierte en la primera y única empresa española en contar con este prestigioso reconocimiento y se adelanta así a los requisitos de la Legislación Europea sobre el Clima, que obligan a una disminución de estas emisiones en al menos un 55% antes de 2030 y aspiran a la neutralidad climática en 2050. 

Un oso

Un oso / Cedida a Lne

Un mar de placas solares

No son las únicas medidas que Alimerka ha implementado para cuidar del entorno y descarbonizar sus procesos. Bajo ese compromiso, en 2019 instalaron la mayor superficie fotovoltaica del norte de España en su centro logístico de Lugo de Llanera. Hoy en día cuentan con 17.500 paneles solares distribuidos en 26 centros. 

En ese sentido, la empresa se encuentra realizando mejoras y renovaciones encaminadas a la eficiencia energética y más del 60% de sus tiendas cuentan ya con iluminación led de bajo consumo eléctrico, que a su vez aporta ahorro en los equipos de climatización e instalaciones frigoríficas al reducir la carga térmica en los locales. 

Plantación de bosques

La cadena de supermercados reduce sus emisiones a gran velocidad, pero también desarrolla proyectos para compensar aquellas que aún no han podido mitigar

La pasada primavera, de hecho, la compañía plantó 24.200 árboles autóctonos (rebollos, abedules, pinos silvestres, cerezos y serbales de cazadores) en un terreno de 22 hectáreas en zonas degradadas por incendios en el concejo de Allande y adecuó dos hectáreas de pastizal para ganadería.

Esta acción, enmarcada en el Proyecto de Regeneración de Pastos para Uso Ganadero y Restauración Hidrológico-Forestal de la compañía, tiene entre sus objetivos la restauración de la biodiversidad y la creación de un entorno silvopastoril para aprovechamiento ganadero, reforzando a su vez el compromiso de Alimerka con el sector primario. 

Esta medida se suma a la iniciativa desarrollada en 2021 con la plantación del Bosque Alimerka (4,5 hectáreas de especies autóctonas de Teverga y Quirós), en una zona de especial relevancia para la conservación del urogallo y el oso pardo. 

Imagen del Bosque Alimerka

Imagen del Bosque Alimerka / Cedida a Lne

Desperdicio y biodiversidad

Alimerka complementa esos esfuerzos en materia de emisiones de CO2 con otros acuerdos para prevenir el desperdicio de alimentos dentro y fuera de sus tiendas. Es el caso de la donación de excedentes a entidades sociales a través de la Fundación Alimerka. Otro ejemplo es la colaboración continuada con el Fondo para la Protección de los Animales Salvajes (FAPAS), al que donan partes no comerciales de vacuno generadas en las salas de despiece de carnicería.

Estos subproductos cárnicos han resultado ser un alimento de gran valor para los ejemplares del Programa de Recuperación del Buitre Leonado en el concejo de Santo Adriano, donde ha crecido no solo el número de buitres, sino también los avistamientos de águilas reales y alimoches.

Plan global de cuidado del entorno

La compañía trabaja de manera global en la prevención de residuos mediante la potenciación de sus herramientas digitales. También lo hace en medidas de bienestar animal dentro de sus instalaciones, entre otras colaboraciones con entidades de protección de la biodiversidad. Es el caso del acuerdo con la Fundación para la conservación del Quebrantahuesos con el que apoya a los ganaderos de la zona de los Picos de Europa en sus prácticas de crianza naturales y respetuosas con el medio ambiente o el realizado con la Fundación Oso de Asturias en su labor de recuperación de esta especie singular del Principado de Asturias y de su hábitat.

Recogida de la distinción "Lean and green"

Recogida de la distinción "Lean&Green" / Cedida a Lne

[object Object]

Alimerka apuesta por la sostenibilidad en todas sus dimensiones de una manera valiente y decidida desde hace más de una década, poniendo en marcha diferentes iniciativas pioneras que la han hecho merecedora de distintos reconocimientos y certificaciones a nivel nacional e internacional. Entre los más importantes destaca el sello "Calculo, Reduzco, Compenso", otorgado por el Ministerio de Transición Ecológica (MITECO); la distinción recibida por parte de ECODES, que la seleccionó como uno de los 10 ejemplos empresariales #PorElClima; el III Premio Internacional de Movilidad Sostenible de la Asociación Empresas por la Movilidad Sostenible con el apoyo del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, la Fundación CONAMA y la Real Academia de Ingeniería; o la cuarta estrella Lean&Green, el prestigioso reconocimiento europeo en materia de logística sostenible recientemente recogido. Díaz-Caneja resalta que estos premios "son un reconocimiento al esfuerzo que desde hace años está realizando la compañía. El medio ambiente y la reducción de emisiones son un valor estratégico para Alimerka y una forma de mostrar nuestro compromiso con la sociedad".