La nueva ley de proyectos estratégicos que prepara el Principado y que podría tener consecuencias para la llegada de nuevas inversiones

El Gobierno cierra el texto de una norma que busca reducir la burocracia y facilitar la implantación de empresas que creen más de 100 empleos

asturiasenergia

asturiasenergia

Vicente Montes

Vicente Montes

El Gobierno regional ya tiene lista para su aprobación la ley de proyectos estratégicos, una norma clave para acelerar plazos de la administración, atraer inversiones y facilitar aquellas actuaciones que contribuyan al impulso económico. Una vez que el anteproyecto tenga la luz verde del Consejo de Gobierno, deberá obtener el sí de la Junta General. El documento, al que ha accedido LA NUEVA ESPAÑA, fija las características necesarias para que ciertas inversiones, tanto de ámbito municipal como supramunicipal logren una declaración que permita que acceder a plazos burocráticos reducidos a la mitad y sean prioritarias en financiación. El Principado deberá decidir en 20 días si el proyecto es susceptible de ser considerado estratégico, medida que se tomará antes de tres meses. La agencia de Ciencia Sekuens se convierte en el "órgano gestor" de todos los trámites burocráticos, bajo la dirección de la consejería de Industria.

¿Cuáles son las condiciones?

Para optar a ser declarados de Interés Estratégico Regional, los proyectos deberán suponer la creación de empleo de al menos 100 puestos de trabajo indefinidos a jornada completa antes de dos años de la autorización. Otra de las condiciones es que la inversión directa deberá tenga una cuantía superior a los 30 millones de euros. El cumplimiento de cualquiera de ambas ya permitiría acceder a la declaración.

Ventaja para concejos en riesgo de despoblamiento

Las anteriores condiciones se flexibilizan en los municipios que padecen crisis demográfica (55 de los 78 concejos asturianos). En ellos se rebajan a la mitad los umbrales: esto es, se requerirán 50 empleos y una inversión de más de 15 millones.

¿Cualquier proyecto puede obtener esta declaración?

No, tendrá que generar "empleo estable y de calidad", contribuir al desarrollo económico, social y territorial de Asturias, mejorar la sostenibilidad, descarbonización o digitalización, y favorecer la cohesión territorialmente, dentro de un marco de compromiso con la igualdad.

Tramitación acelerada y dirigida

El meollo del anteproyecto de ley está tanto en la agilidad con que se tramita la declaración de Interés Estratégico como las consecuencias que esta tiene para el desarrollo de la inversión. Será la consejería de Industria la encargada de dirigir los trámites, pero la gestión de estos recaerá en la agencia de Ciencia Sekuens, que se encargará de elaborar los informes necesarios, requerir a otras dependencias o administraciones contactar con todos los actores necesarios para urgir documentación. Sekuens también asesorará a los promotores y les ayudará a obtener financiación.

Primera respuesta en 20 días, declaración en tres meses y reducción de plazos a la mitad

Una vez que el promotor solicite la declaración de su proyecto y la consejería encargue a Sekuens su valoración, la agencia tendrá 20 días para emitir una propuesta o denegación. La Consejería de Industria deberá elevar al Consejo de Gobierno la petición de declaración, que deberá materializarse en tres meses desde la solicitud. Una vez que un proyecto sea declarado de Interés Estratégico se verá favorecido con una reducción de plazos a la mitad, siguiendo un procedimiento de urgencia.

Prioridad para acceder a ayudas

Los proyectos de Interés Estratégico "tendrán preferencia para acceder a líneas de financiación o avales" del Principado.

Formación e impulso a la contratación

El Gobierno facilitará a través de sus centros la formación profesional específica que pueda facilitar que el promotor consiga sus objetivos de empleo.

Celeridad sin atajos

Aunque se acortan plazos y se facilitará la burocracia, la declaración de Interés Estratégico no libera al proyecto de cumplir con los trámites ambientales, licencias, declaraciones responsables o autorizaciones a las que obligue la ley.

Procedimiento urbanístico

La comisión regional de Urbanismo (CUOTA) emitirá un informe en aquellos casos en los que el proyecto sea disconforme con la ordenación urbanística y haya oposición a la inversión por parte del municipio en que se asiente. En aquellos casos en los que, con aquiescencia municipal, haya que hacer modificaciones urbanísticas, el Gobierno regional iniciará el procedimiento de revisión del planeamiento.

Posibles expropiaciones

Si el promotor lo solicita, la declaración de Interés Estratégico podrá incluir la declaración de utilidad pública, lo que permitirá al proyecto beneficiarse de la expropiación forzosa, tramitada por procedimiento de tasación conjunta.

¿Y si el promotor no cumple?

El Gobierno regional podrá revocar la declaración de Interés Estratégico si el promotor incumple los objetivos establecidos o no informase adecuadamente de su desarrollo. En ese caso, el promotor quedará penalizado y no podrá solicitar una nueva declaración ni concurrir a ayudas regionales durante tres años.

Colaboración con los municipios

Los ayuntamientos con dificultades para tramitar en tiempo los expedientes necesarios podrán encomendarlo al Principado, pero en todo caso serán los concejos los que deban tramitar las licencias urbanísticas.

Suscríbete para seguir leyendo