Asturias acuerda con la educación concertada, pero la pública sigue en pie de guerra

El PSOE analiza las propuestas del sindicato USIPA para ajustar la ley de "Les Escuelines", que las valorará de cara a su aprobación

La plantilla de las Escuelas Infantiles de Asturias protesta ante la consejería de Educación: "Queremos que salga bien y no sea un caos"

Mario Canteli / Amor Domínguez

La Consejería de Educación y los sindicatos de la concertada (OTECAS, FEUSO y FSIE) han alcanzado un acuerdo para la mejora de la calidad de la enseñanza y el mantenimiento en los centros educativos. Las organizaciones sindicales señalaron que la firma se produjo por "responsabilidad", aunque señalaron que es "insuficiente". Dicho acuerdo, que sustituye al actual que finaliza el 31 de agosto, tendrá una duración de seis años y aporta cuatro horas remuneradas para que los equipos directivos desempeñen sus tareas, cantidad "irrisoria" para las fuerzas sindicales.

Desde la Organización de Trabajadores de la Enseñanza Concertada de Asturias (OTECAS), argumentaron su visto bueno al acuerdo para evitar la desaparición del censo de profesorado para la recolocación, de la plantilla de infantil. "Esto supondría la supresión inmediata de puestos de trabajo y la desaparición de lo poco que protege a los trabajadores", señaló el sindicato, que enfatizó que el acuerdo no da una respuesta "eficaz" a la calidad educativa ni al mantenimiento del empleo.

Por su parte, OTECAS advierte que, tras el acuerdo, Asturias sigue siendo la comunidad española "con las plantillas más bajas en todas las etapas" y con las mismas cifras que desde hace 24 años. Además, recalcan que tampoco recoge mejoras en la ratio de mantenimiento en Infantil, Bachillerato y Formación Profesional. Del mismo modo, acusan a la administración de no posibilitar el mantenimiento del empleo ni la recolocación de los trabajadores que perdieron su puesto de trabajo.

Desde la Federación de Enseñanza de Asturias (FEUSO) también mostraron su "insatisfacción" y lo calificaron como "insuficiente" y recalcaron que su decisión de firmarlo es "por el bien de nuestros compañeros, para salvaguardar los puestos de trabajo y condiciones laborales". Su secretario general, Gonzalo Menéndez, señaló que la negociación fue "una mera formalidad" y que la Administración "ha impuesto su criterio sin permitir una verdadera negociación".

Además, Menéndez también criticó que el pacto no incluya mejoras en las ratios ordinarias ni plantillas orgánicas del profesorado de Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje. "No atiende ninguna de nuestras principales reivindicaciones", señaló el secretario general FEUSO.

"Este acuerdo es peor que los anteriores. Las medidas de calidad y de mantenimiento del empleo son cero". Desde la Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza (FSIE) incidieron en sus críticas al pacto firmado y lo catalogaron como "puramente indemnizatorio". La organización sindical señaló que la "medida estrella" de cuatro horas para equipos directivos es "irrisoria" y que en plantillas "equivale a diez profesores", por lo que sería "insuficiente" para ejercer sus funciones. Para FSIE, la falta de cobertura de sus peticiones sería motivo suficiente para que la administración prorrogue el acuerdo actual, que finaliza el 31 de agosto, para "elaborar uno nuevo que sea realmente eficaz".

Protestas de Infantil

"Sin negociación no hay integración". Unas 500 trabajadoras de las escuelas infantiles de Asturias, que serán integradas en la red de 0 a 3 años de "Les Escuelines", se concentraron este miércoles frente a la Consejería de Educación para reclamar, entre otras medidas. La concentración, convocada por los sindicatos CCOO, UGT y CSIF, es la primera movilización del sector antes de las jornadas de huelgas fijadas para los días 18 y 20 de junio.

Entre otras reclamaciones, las trabajadoras demanda un proceso de estabilización de las plazas no estabilizadas por sus respectivos ayuntamientos; la integración del personal en el grupo B; la pareja educativa a jornada completa en cada aula; la adscripción a los equipos de orientación educativa de la Consejería; y la bajada de ratios en las aulas.

Por su parte, el sindicato USIPA se reunió ayer con el PSOE para presentar sus propuestas para modificar la ley de Escuelines. Entre hoy y mañana, se celebran las comparecencias en la Junta General en las que participarán sindicatos y miembros de la Consejería. Según señalaron desde USIPA, los socialistas trasladaron su intención de valorar sus propuestas y responder antes del viernes.

Además, el diputado de Vox en la Junta General del Principado, Javier Jové, acusó a Educación de "tener a todo el sector en llamas". Ante ello, Lydia Espina defendió la gestión de su Consejería y los avances realizados durante la actual legislatura. Ante las protestas de las trabajadoras de las escuelas infantiles que se integrarán en la red de 0 a 3 años, Espina explicó que "la ley nace para protegerlas a todas" y que el proceso se hará "paso a paso y con tranquilidad".

Suscríbete para seguir leyendo