El Gobierno central valora la posible suspensión del peaje del Huerna: "Es un tema a estudiar"

José Antonio Sebastián, alto cargo del Ministerio de Transportes, aseguró esta mañana en Oviedo que "el Gobierno trabaja para eliminar peajes siempre y cuando, según el contrato, sea posible"

El Gobierno central valora la posible suspensión del peaje del Huerna: "Es un tema a estudiar"

El Gobierno central valora la posible suspensión del peaje del Huerna: "Es un tema a estudiar"

El Gobierno central valoró esta mañana en Oviedo por primera vez la situación del peaje del Huerna, después de que el Parlamento asturiano acordase ayer por unanimidad pedir su supresión después de conocerse el dictamen de la Comisión Europea, órgano ejecutivo de la Unión Europea, que considera ilegal la ampliación que hizo el Gobierno del PP en el año 2000.

"El Gobierno lo tiene claro: en la medida en que los contratos puedan ser eliminados (sobre la posible cancelación del peaje, que tiene vigencia hasta 2050), como en los últimos años... El Gobierno está trabajando progresivamente, y esta es la palabra, en la supresión de todos los peajes. Siempre y cuando, según el contrato, sea posible.

El Parlamento ha pedido la del Huerna, pues fenomenal, una más a estudiar", aseguró esta mañana José Antonio Sebastián, comisionado del Corredor Atlántico, en Oviedo, en la presentación del plan director para la región de esta red de infraestructuras.

Sebastián concretó después que su valoración era general, teniendo en cuenta que el Gobierno todavía tiene que contestar al dictamen de la Comisión sobre la situación del Huerna, que parece acelerarse después de lo sucedido ayer en la Junta General.

 Los partidos políticos se pusieron de acuerdo este martes para secundar una proposición no de ley presentada por Foro en la que se insta al Ejecutivo central a «iniciar los trámites» para suprimir este peaje y al Principado a ser «parte activa de este procedimiento, encargando un estudio en el que se exploren las vías jurídicas para la anulación de la prórroga concedida irregularmente y se valoren los costes económicos que tendría para el Estado la asunción de la gestión directa de la AP-66».

El escrito salió adelante por unanimidad: todos votaron a favor, siguiendo la estela de lo sucedido recientemente en Castilla y León, donde prosperó una proposición no de ley similar.

La posición favorable de los partidos viene provocada por el dictamen de la Comisión Europea, órgano ejecutivo de la Unión Europea (UE), que hace semanas censuró la ampliación de la infraestructura que tuvo lugar en el año 2000, prorrogándose hasta 2050.

Según Bruselas, que dio así respuesta a una denuncia que puso Daniel Ripa, ex diputado de Podemos, aquella operación fue ilegal y se hizo contraria a derecho entre otros motivos para, según expone la UE, sacar más dinero de la posterior privatización de Eucalsa, empresa que explota el Huerna desde entonces, que era del Estado y pasó a manos privadas en el año 2003. La ampliación la realizó el gobierno de José María Aznar (PP), con el asturiano Francisco Álvarez-Cascos siendo ministro de Fomento y gran defensor de aquella operación que ayer censuraron todos los diputados de la Junta.

Fue Foro Asturias, partido fundado por Álvarez-Cascos, el que presentó la proposición no de ley, y fue el PP, donde el expresidente del Principado y exvicepresidente del Gobierno pasó la mayor parte de su carrera política, el que apoyó el escrito. El voto afirmativo del resto de los partidos se daba por descontado. No así el del PP de Álvaro Queipo, que solo un día después de conocerse el dictamen de la UE defendió la prórroga, guardando silencio después.

 Ayer, en cambio, asumió ese escrito y votó a favor de cancelar esa operación, evitando de este modo el coste político que hubiese tenido ser el único partido en votar en contra, según admitían ayer dirigentes populares. Pedro de Rueda, diputado del PP, fue el que desveló el voto de su grupo, aunque mostró dudas con que se pueda suprimir el peaje y cargó contra el ministro Óscar Puente. «Recientemente dijo que se suprimiría un peaje en Alicante y ya dijo que no se emocionen en otros territorios», recalcó De Rueda.