El aviso de las trabajadoras infantiles en la Junta: "Nadie cambia de trabajo sin tenerlo todo atado"

Las educadoras de las escuelinas piden formar parte de la Consejería y estabilizar plantilla

Participantes en la Comisión de Educación sobre la ley de Escuelas Infantiles, en Oviedo.

Participantes en la Comisión de Educación sobre la ley de Escuelas Infantiles, en Oviedo. / Europa Press

C. G.

El proyecto de ley de "Les Escuelines" se encuentra ya en la Junta General y este jueves y viernes se debate en la Comisión de Educación, un día después de la primera movilización tras la convocatoria de huelga para los días 18 y 19 de junio. Sindicatos y trabajadoras de las escuelas infantiles acudieron al parlamento para expresar sus críticas y presentar propuestas antes de la tramitación de la ley, centradas principalmente en el personal no estabilizado, su integración en el grupo B o la inclusión de la pareja educativa en cada aula. "Nadie cambiaría de trabajo sin tenerlo todo atado", advierten. Carmen Riesgo, educadora infantil, fue una de las trabajadoras que participaron en la primera sesión.

Durante su intervención, Riesgo señaló que el colectivo de trabajadoras de Educación Infantil no tiene claro dónde serán ubicadas una vez se realice la integración en la red autonómica de hasta 3 años. Riesgo instó a que se eviten diferencias con el siguiente ciclo de Infantil respecto al calendario escolar, las horas fuera del aula o el horario, y criticó la carga de trabajo "porque no se cubren las bajas ni se contempla".

Paloma Teja, educadora infantil, se refirió en primer lugar a la "desigualdad y precariedad" que resultaría de no estabilizar al personal, lo que abocaría a la "pérdida" de su trabajo. "Es necesario abrir una negociación con el colectivo que garantice el traspaso en igualdad de condiciones y nuestra estabilidad laboral", recalcó Teja, que añadió que la red de "escuelines" debe pertenecer a la Consejería de Educación para que "el funcionamiento y personal estén bajo la misma dirección".

Por su parte, Jennifer Magaz, presidenta de ASEIPA (Asociación de Escuelas Infantiles Privadas de Asturias), propuso que se tenga en cuenta a los centros privados para atender a las familias que se queden sin plaza en la red pública mediante una ayuda para costear su matriculación y dando prioridad a las rentas más bajas. "Tenemos mucho que aportar y voluntad", señaló.

La Consejera de Educación, Lydia Espina, tras su encuentro con los sindicatos durante la mañana, señaló que el Director general de Empleo Público convocará a las trabajadoras y a las organizaciones sindicales a una reunión. "El objetivo del Gobierno y de la ley es dar la mayor estabilidad a las trabajadoras", señaló. Los sindicatos, por su parte, instaron a negociar "para buscar una solución política y rápida".