Sahar Francis, abogada de Ramallah: "Las mujeres palestinas son las que más sufren esta guerra genocida"

La directora general de Addameer recibe el VII Premio de igualdad "Alicia Salcedo" por su compromiso con los presos

De izquierda a derecha, Gonzalo Olmos, la galardonada Sahar Francis, Victoria Ortega, Silvia Martínez y la viceconsejera de Justicia, Encarnación Vicente.

De izquierda a derecha, Gonzalo Olmos, la galardonada Sahar Francis, Victoria Ortega, Silvia Martínez y la viceconsejera de Justicia, Encarnación Vicente. / Fernando Rodríguez

Luis Ángel Vega

Luis Ángel Vega

"Las mujeres palestinas son las que más están sufriendo esta guerra genocida", denunció la abogada palestina Sahar Francis, tras recibir este jueves el VII Premio a la Igualdad "Alicia Salcedo" que concede el Colegio de Abogados de Oviedo a través de su Comisión de Igualdad. El acto estuvo presidido por la presidenta del Consejo de la Abogacía, Victoria Ortega, quien aseguró que la abogada premiada, directora de la asociación "Addameer", es un referente en la defensa de los derechos humanos. "La igualdad tiene que ir más deprisa, y para acelerar esos cambios es preciso el liderazgo y visibilidad", sentenció.

La presidenta de la Comisión de Igualdad del Colegio, Silvia Martínez, justificó el premio por el liderazgo y la valentía de Sahar Francis. Gonzalo Olmos, de Amnistía Internacional, y uno de los proponentes de la candidatura de la letrada palestina, junto a la abogada Gemma Arbesú, indicó que "no es fácil hacer valer los derechos humanos en un contexto de violencia y ocupación". Francis, que vive en Ramallah, lo corroboró con un relato que puso los pelos de punta. Tuvo un recuerdo para la periodista asesinada Shireen Abu Akleh, ejemplo de la violencia que sufren los palestinos. "Durante décadas, las mujeres palestinas, como los hombres y los niños, han sido objeto de la persecución sistemática del régimen de apartheid de los colonos. En los últimos ocho meses las mujeres y los niños en Gaza han sido deshumanizados y traumatizados de un modo sin precedentes", añadió. Denunció los crímenes de guerra y contra la humanidad en Gaza, el hambre, la falta de agua, de cuidados médicos o de medios de higiene que sufren los gazatíes. Y llamó la atención sobre las humillaciones a las que son sometidas las palestinas: detenciones arbitrarias, registros desnudas, violencia sexual... Denunció las detenciones administrativas, que duran meses, sin que se sepa el motivo. Hay 74 mujeres detenidas que sufren maltrato, abusos y hambre, como la periodista Diala Jweihan, sometida a aislamiento por pedir más comida. La situación de los presos ha empeorado en los últimos ocho meses, dijo. Y confesó: "Los letrados no podemos llevar ni ropa interior a los presos. Puedo ser detenida y juzgada en cualquier momento". Se despidió pidiendo libertad para Palestina.

Hoy viernes será recibida por el presidente de la Junta, Juan Cofiño (presente en el acto de este jueves), y posteriormente, a mediodía, se reunirá con estudiantes universitarios en el Aula Magna de la Facultad de Derecho, en el Campus del Cristo, y a las 18 horas en el Centro de Asociaciones “Santullano” de Oviedo tendrá un encuentro con Amnistía Internacional, el Comité de Solidaridad con la Causa Árabe y Asturias por Palestina. Todos los actos son de acceso libre.