Antonio García, juez ovetense: "Quedaremos la mitad de magistrados en la Sala Civil del Supremo"

El magistrado, que cerró el curso de Experto en Derecho de Sucesiones, urge a una solución

La catedrática Carmen López-Rendo y el magistrado del Supremo Antonio García.

La catedrática Carmen López-Rendo y el magistrado del Supremo Antonio García. / Luis Vega

Luis Ángel Vega

Luis Ángel Vega

El magistrado Antonio García (Oviedo, 1961), de la Sala Civil del Tribunal Supremo, cerró este viernes con una clase magistral el primer curso de Experto en Derecho de Sucesiones, impartido por 45 profesionales desde enero. García, que explicó varios casos determinantes, se refirió al final del acto al efecto que está teniendo la ausencia de nombramientos en el Supremo. "Nos faltan tres magistrados, pero está cercana, en dos meses, la jubilación de nuestro presidente en funciones, Francisco Marín Castán, con lo que, de una planta de diez jueces, nos quedaremos con seis. Nos faltarán la mitad", aseguró.

Añadió que "lo que concentra el grueso de la litigiosidad es lo que tiene que ver con los procedimientos de partición, al final, una cuestión de dinero". El número de asuntos que está ingresando en el Supremo "crece exponencialmente".

"La falta de magistrados y la imposibilidad del CGPJ de hacer nombramientos, nos está poniendo en una situación muy difícil. Todo lo que es la litigación en masa ha hecho que los asuntos afluyan de una manera enorme. Sobrepasa, y con mucho, lo que podemos hacer y despachar", dijo. ¿La solución? "La que los políticos quieran darle, los jueces estamos al ejercicio de la jurisdicción, con cierto desencanto por que esto no se acabe de resolver", comentó.

El acto de clausura, muy emotivo, contó con presencia del decano de Derecho, Javier Fernández Teruelo, las codirectoras del curso, Carmen López-Rendo y Clara Gago –ayudadas por Ignacio Chacón–, la vicepresidenta de Asociación de Abogados de Familia, Beatriz de Pablo, y el miembro de la Cátedra de Derecho Notarial José Luis González Lozano, que entregaron los diplomas y becas a los titulados.