Así es el nuevo sistema de alertas de calor para el verano que ya funciona en Asturias: cinco zonas y nuevos umbrales de temperaturas

El Ministerio aplica ya el nuevo sistema para "afinar" los momentos en los que la temperatura afecta a la salud

El nuevo sistema de alertas de calor

El nuevo sistema de alertas de calor / LNE

V. M.

El nuevo sistema de alertas sanitarias por calor entró ayer en servicio con el objetivo de ser más preciso en la evaluación de las zonas con características climáticas similares, en lugar de mantener la división por provincias que hasta ahora operaba. Ahora el territorio se dividirá en 182 zonas, cada una de las cuales tendrá una temperatura umbral a partir de la cual se iniciará la alerta.

En el caso de Asturias, el Principado se divide en 5 zonas El Ministerio de Sanidad activó un método que divide el territorio español en 182 zonas en total, incluyendo el ámbito provincial. Así, los avisos por excesos de temperatura se activarán con 35 grados en Córdoba, pero con 23,9 grados en Gijón o 28,5 en Oviedo.

Esta nueva reformulación del Plan Nacional de Actuaciones Preventivas por Altas Temperaturas, conocido como "Plan de Calor", "es el instrumento a través del cual se intenta reducir el impacto del exceso de las temperaturas en la salud de la población, definiendo cuándo, dónde y a qué nivel se dan los avisos", tal y como explicó la ministra de Sanidad, Mónica García, este lunes en rueda de prensa.

Las nuevas 130 subdivisiones se suman a las 52 provincias que ya activaron el Plan de Calor el pasado 16 de mayo. Estas zonas son determinadas por AEMET con fines de predicción meteorológica con similares climatologías de fenómenos meteorológicos adversos (FMA) y, por tanto, pueden ser consideradas áreas de territorio homogéneas desde un punto de vista climatológico en cuanto al comportamiento de las temperaturas diarias. "La temperatura no impacta igual en las diferentes regiones de España", aseguró Héctor Tejero, responsable de salud y cambio climático en el Ministerio de Sanidad.

En el caso de Asturias se establecen cinco zonas. Por un lado el litoral occidental y el oriental asturiano, que forman dos subdivisiones, tienen temperaturas umbrales máximas de 23,9 grados. En el entorno de la Cordillera y los Picos de Europa, el límite lo marcan los 26 grados de máxima.

En el Suroccidente, serían los 28,2 grados la temperatura a partir de la cual se activaría la advertencia y se tomarían medidas para evitar impacto en la población por calor. Este umbral se eleva hasta los 28,5 en el centro de Asturias y los valles mineros.

No obstante, se mantiene la posibilidad de establecer alertas regionales en el caso de que se superen los umbrales máximos provinciales, que en Asturias están marcados por los 26,4 grados medidos en el observatorio de referencia de la Aemet radicado en Oviedo.

Protejerse

El Ministerio de Sanidad ha hecho un llamamiento este lunes a la población para que se autoproteja frente a las altas temperaturas, sobre todo en zonas que tradicionalmente no eran calurosas pero que ahora, con el cambio climático y a las puertas de otro verano que se espera récord: "Sí lo va a ser".

"En España, el calor es el principal problema de salud asociado al cambio climático, y en los próximos años se prevé un aumento de las temperaturas extremas debido al calentamiento global", advirtió la ministra de Sanidad, Mónica García, en la presentación de la campaña "Un verano de cuidado", que incide en la importancia de la autoprotección individual y comunitaria. "Cada uno de nosotros tiene que tomar medidas para protegerse del calor" y ayudar a aquellos que lo tienen más difícil a hacerlo", ha pedido.

Suscríbete para seguir leyendo