El proceso para estabilizar las plantillas en la educación

Día de nervios para 4.783 maestros: un 80% de participación en las oposiciones y algunas críticas al método de examen

Hubo aspirantes que no pudieron hacer la prueba al no llegar a tiempo cuando se hizo el llamamiento

Compaginar el trabajo y la preparación "es complicado", afirman los interinos

La Consejera intenta apaciguar las quejas de los opositores que pueden quedarse sin plaza

Los maestros asturianos ya han iniciado el proceso para obtener una de las 479 plazas disponibles en la oposición que dio comienzo este sábado. De los 5.937 inscritos, asistieron a la primera prueba un total de 4.783, lo que representa un 80,5 por ciento del total. Entre las especialidades disponibles –Infantil, Primaria, Inglés, Educación Física, Música, Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje–, la que contó con la tasa más alta de asistencia fue la de Pedagogía Terapéutica (83,48 por ciento), mientras que la más baja se dio en Educación Primaria (77,8 por ciento).

Los candidatos estaban citados a las 9.00 horas, pero una hora antes ya rondaban los aledaños de las sedes donde realizarían las pruebas, que dieron comienzo a las 10.00 horas, minutos después de finalizar los llamamientos de los tribunales. En los instantes previos, la atmósfera entre los aspirantes estaba entremezclada de nerviosismo, ganas de comenzar y positividad. Pero también se dieron algunos situaciones conflictivas, como el caso de una joven en Gijón que confundió el tribunal al que estaba asignada y no llegó a tiempo para el segundo llamamiento en el correcto. Quedó fuera del proceso de selección. No fue la única. La consejera de Educación, Lydia Espina, se refirió a esas situaciones: "Es un desgaste personal porque no pueden entrar en la lista de interinos, pero una vez que se hace el segundo llamamiento no se puede acceder, son normas para todo el territorio nacional".

"Es un día muy relevante para la Consejería", afirmó Espina, después de asistir al sorteo de los temas para la prueba de Primaria, realizada en la Escuela Politécnica de Gijón. En concreto, tocaron los temas 2 (Currículos), 12 (Educación Artística) y 8 (Historia). La Consejera celebró que, con el actual proceso, finaliza el procedimiento de estabilización de la plantilla docente, lo que permitirá que "nos acercarnos al 8 por ciento de interinidad tan deseado". Espina reivindicó también: "Necesitamos funcionarios de carrera y que estén ilusionados en el sistema".

Encuentro de los secretarios de los 25 tribunales de Gijón antes del sorteo de los temas. | J. P.

Encuentro de los secretarios de los 25 tribunales de Gijón antes del sorteo de los temas. / J. P.

Espina, docente de formación y profesión, respondió a las quejas expresadas por aquellos aspirantes que no consiguen plaza a pesar de aprobar las oposiciones. "Muchos de los opositores que hemos aprobado la oposición no hemos tenido plaza. Es una frustración, pero también una carrera de fondo. Deben estar tranquilos y animados y seguir siendo perseverantes, porque todo llega", señaló la Consejera.

Los asistentes a la prueba rondaron las entradas a sus tribunales desde primera hora de la mañana. A las 8.30 horas, centenares de maestros se apelotonaban en las puertas. Algunos, con apuntes, dando un repaso de última hora. Otros, en charlas de grupo, tratando de sobrellevar los nervios con una conversación distendida. Era el caso de Virginia Fernández, gijonesa. Se presenta por tercera vez a una oposición y trabaja como interina desde el curso 2019-2020, cuando por el covid se reforzaron las contrataciones antes las bajas médicas y las necesidades extraordinarias en los centros. "Muchos novatos pudimos trabajar y empezar a coger experiencia". "Son oposiciones llevaderas, se puede trabajar mientras las preparas y obtienes puntos para mejorar tu calificación final. Es una carrera de fondo", añadió Virginia Fernández. No obstante, reconoció estar "bastante nerviosa" por la prueba: "Son veinticinco temas y dependes de tres bolas. Tengo ganas de quitármelo de encima". No sigue ningún ritual, "más allá de no repasar el día antes" y "pasear con el perro para despejar".

Día de nervios para 4.783 maestros

Opositoras revisan las listas de las aulas para la prueba. / J. P

Nerviosas también estaban Laura Álvarez, de Langreo, y Cristina Villa, de Gijón. Ambas se enfrentaban a sus segundas oposiciones, que han estado preparando desde principios de año. Cristina Villa lo hizo compaginando los estudios con su labor de interina en centros educativos. Las dos jóvenes docentes coincidieron en que la experiencia de haber participado anteriormente "aporta seguridad" y permite "llegar con la mente clara". Pero lamentaron que se trata de un proceso de selección "muy subjetivo". "No importa cuánto estudies; cuando llegas a exponer te enfrentas a un tribunal al que puedes no gustar y te compara con el resto", destacaron. Ellas sí recurrieron a tácticas singulares en busca de la suerte: colocaron velas en Covadonga y congelaron los apuntes de sus temas preferidos "esperando que toque alguno". ¿Qué será lo primero después del examen? "Dormir, descansar, porque estamos derrotadas", contestaron.

Daniel Montes ahondó en las críticas al sistema de la oposición. Interino en Arenas de Cabrales, Montes afirmó que es "totalmente subjetiva" y que "no hay una oposición parecida a esta". "No se te valora como maestro. El tribunal te escucha, pero es mucho al gusto. Es la oposición más injusta que hay. Puedes no gustar al tribunal, o que esté cansado, porque no es lo mismo examinar a las tres de la tarde que a las nueve de la mañana", criticó Montes. "Esto es un caos y un desastre", sentenció. Sobre su proceso de preparación, opinó que "trabajar y opositar es difícil, pero si no trabajas no tienes experiencia". "Este año es el primero que me da igual el temario que entre", dijo por último.

Para Bruno Ramos tampoco es su primera oposición. "Esta es la segunda vez que vengo. Hace dos años fue en Oviedo y me quedé con un 4,9", comentó. Lleva preparando la prueba desde septiembre en una academia mientras trabaja: "Compaginar trabajo y oposición es complicado, pero se hace el esfuerzo". Entre sus preferencias, cualquier tema que esté relacionado con las asignaturas; los relacionados con la legislación, "mejor que no aparezcan". A diferencia de otros candidatos, Bruno Ramo no rechaza los repasos de última hora: el día antes aprovechó para revisar todo el temario posible.

Opositores de Primaria se quedan fuera por la confusión entre las sedes

Quince personas que estaban inscritas en la oposición de maestros celebrada este sábado en Gijón se quedaron sin poder participar tras acudir al IES_Mata Jove en lugar de a la Politécnica de Viesques, donde se realizaba el examen. Según CC OO, la confusión entre la sede del examen y la de la lectura ante el tribunal motivó el problema.

Según el sindicato, los aspirantes tomaron taxis para acudir rápidamente a Viesques, pero sin suerte, ya que llegaron ya finalizados los llamamientos, por lo que se quedarán fuera del procedimiento selectivo La confusión se habría producido porque los candidatos revisaron las sedes en la lista de admitidos y excluidos, pero no el plan de accesos. CC OO asegura que alertó a Educación de que podría dar lugar a equivocaciones, pero el Principado sostuvo que la indicaciones fueron correctas.

Los sindicatos insisten: las 479 plazas convocadas "son insuficientes"

Los sindicatos de enseñanza no han estado ajenos al inicio de las oposiciones de maestros de Infantil y Primaria. La organización ANPE tachó de "insuficientes" las 479 plazas convocadas en Asturias, a las que finalmente optan 4.783 de los 5.937 maestros inscritos. Desde el sindicato se criticó que esta oferta de puestos para docentes no bastará para reducir la tasa de interinidad al 8 por ciento, pese a lo comprometido por la Consejería de Educación.

A esta crítica se sumó CSIF, que exigió que las distintas administraciones que se convoque un total de 35.459 plazas para docentes a nivel nacional, una cantidad significativamente superior a la que se ha tramitado en todo el territorio nacional dentro de los procesos de estabilización de plantillas. CSIF lamentó, como ANPE, que la interinidad del profesorado "roza el 21 por ciento" y que hay un déficit de más de 43.000 docentes respecto al año 2010 en todo el país.

Suscríbete para seguir leyendo