Las obras del Instituto Rey Pelayo de Cangas de Onís entran en la recta final

Los trabajos finalizarán entre la última semana de agosto y la primera de septiembre, según reveló la consejera de Educación, Lydia Espina

Un momento de la visita a las obras del nuevo instituto de Cangas de Onís.

Un momento de la visita a las obras del nuevo instituto de Cangas de Onís. / J. M. Carbajal

J. M. Carbajal

J. M. Carbajal

La consejera de Educación, Lydia Espina, visitó este miércoles las obras de reforma y ampliación del instituto Rey Pelayo de Cangas de Onís, donde comprobó que los trabajos entran en la recta final. En concreto, la Consejera explicó que las obras finalizarán entre la última semana de agosto y la primera de septiembre. Actualmente se está rematando el interior y solo quedaría la urbanización exterior. Además, está previsto que el mobiliario para las aulas, los despachos y la administración comience a llegar a finales de julio. El proyecto, adjudicado en 2022 por 6,6 millones, comprende, entre otras labores, cuatro edificaciones unidas entre sí; reformas parciales, reordenación y mejora de las conexiones para facilitar su accesibilidad.

Con intención de facilitar el traslado a las nuevas instalaciones, la Consejería de Educación también ha decidido mantener durante septiembre las aulas modulares que el instituto ha estado utilizando en los últimos cursos. Esto permitirá planificar con el equipo directivo los plazos de la mudanza y sus plazos.  

Datos del proyecto

El IES Rey Pelayo consta actualmente de cuatro edificaciones unidas entre sí: el edificio de talleres FP (norte), el edificio principal (oeste), el edificio Vázquez de Mella (sur) y el edificio de unión con el principal (suroeste). A ellos se suma ahora la ampliación, al sur. Las obras han incluido reformas parciales dentro del conjunto histórico y la construcción del nuevo edificio.

En cuanto a las reformas parciales, fundamentalmente han consistido en la reordenación de espacios en los diferentes edificios y la mejora de las conexiones entre ellos, para hacerlas accesibles. También se ha acometido la reforma del sistema eléctrico

El nuevo edificio, con un tamaño de 2.700 metros cuadrados, destina la planta baja a los espacios administrativos: despachos, sala de profesores, vestuarios, almacenes, aseos, área para archivo y un gimnasio de 160 metros cuadrados. En los pisos primero y segundo del edificio de la ampliación, se repartirán un total de 14 aulas, tres laboratorios, 8 aseos y espacios de trabajo y de servicios.

Por la izquierda, el alcalde de Cangas de Onís, José Manuel González; la directora del IES Rey Pelayo, Ana Sánchez; la consejera, Lydia Espina; y el director general de Infraestructuras y Tecnologías Educativas, Julio Vallaure, en la conexión de la zona de ampliación y el actual complejo del instituto.

Por la izquierda, el alcalde de Cangas de Onís, José Manuel González; la directora del IES Rey Pelayo, Ana Sánchez; la consejera, Lydia Espina; y el director general de Infraestructuras y Tecnologías Educativas, Julio Vallaure, en la conexión de la zona de ampliación y el actual complejo del instituto. / J. M. Carbajal

El nuevo IES Rey Pelayo mantiene la filosofía del aprovechamiento de los nuevos espacios tanto para nuevas metodologías como para diseño, prestaciones y sostenibilidad. Busca la integración con el entorno con materiales de piedra, madera y acristalamientos. El diseño ha sido certificado por el Consejo para la Edificación Sostenible en España (GBCE) con el sello de 4 hojas verdes.

El proyecto plantea la obtención de un nuevo conjunto edificado que responda a los requerimientos educativos y en el que el conjunto de las cinco piezas funcione unido, con los mismos criterios de funcionalidad, seguridad y accesibilidad.

Los exteriores se proyectan también como espacios educativos al aire libre, lo que posibilita una gestión dinámica del recreo y de las clases o actos, con áreas verdes y especies de arbolado autóctonas.

Lydia Espina ha agradecido el trabajo, la disposición y el comportamiento ejemplar del equipo directivo y de la comunidad educativa que ha tenido que convivir con las obras. Del mismo modo, ha alabado la implicación del Ayuntamiento de Cangas de Onís, que ha cooperado con el Gobierno del Principado. También ha mencionado a la UTE que se ha adaptado a las circunstancias y ha cumplido con todos los plazos programados.

La Consejera ha señalado que este centro cumple con una vieja reivindicación del municipio. Ha recordado que van a contar con un edifico moderno, que cumple todos los requisitos para la aplicación de las nuevas metodologías y que permitirá el máximo desarrollo del instituto.