Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El asturianismo clama ante Presidencia por una oficialidad “sin condicionantes”

Cientos de personas rodean el parlamento asturiano de forma pacífica con banderas y al grito de “asturianu, llingua oficial”

18

El asturianismo se concentra en la Junta para pedir la oficialidad del asturiano

“Ya, ya, ya, oficialidá” y “asturianu, llingua oficial” fueron las consignas más repetidas en la concentración convocada en Oviedo por la Xunta pola Defensa de la Llingua, a la que acudieron cientos de personas que rodearon en la tarde de este jueves la Junta General y se congregaron ante la presidencia autonómica.

Los convocantes quisieron plantear la concentración como “una llamada de atención a nuestros representantes políticos” y tuvieron mensajes para casi todos, pero fundamentalmente para el PSOE, Foro y la “derecha intolerante de Vox, PP y Ciudadanos”. “Venimos a las puertas de la Junta a decirles que esta oportunidad tiene que ser la definitiva”, proclamó el manifiesto. Que “para resolver este asunto no aceptamos ningún plazo que no sea el fin de la legislatura” y que compete al PSOE hacer frente a la responsabilidad del liderazgo. Exigen que el Estatuto consagre una oficialidad que “reconozca el derecho a usar el asturiano y el gallego-asturiano” en igualdad de condiciones con el castellano y dejan claro, en referencia explícita a la posición de Foro, que “no aceptamos condicionantes para desarrollar ese derecho. ¿A qué viene exigir una mayoría cualificada para poder regular la oficialidad en todos los ámbitos?”.

“¿Quieren aplazar el debate? ¿Quieren dejar correr el tiempo a ver si desaparece el problema o hay una mayoría de partidos contrarios que lo aparca indefinidamente?”, plantearon los asturianistas. Tampoco les agrada la contaminación de la negociación con “asuntos que nada tienen que ver con los derechos lingüísticos”, en alusión a la condición fiscal de Foro, objeto de una contraofensiva de rebaja de impuestos de Podemos. “O se está por el reconocimiento de derechos o por su limitación. Foro tiene que decidirse ya para que sepamos a qué atenernos”, manifestaron. Hubo palabras también para “la derecha intolerante de PP, Ciudadanos y Vox” y contra “los que quieren vender esa idea tramposa y cínica de ‘asturiano, sí; oficialidad, no’. Estar en contra de reconocer oficialmente el asturiano es estar a favor de la discriminación legal, así que no nos vengan con cuentos”, remarcaron. Sobrevolaba la escena la larga espera de cuarenta años y la promesa de volver “las veces que haga falta a la calle (...) No nos vamos a rendir”.

Xosé Canel, tras conocer la decisión de la FSA de no aceptar la propuesta fiscal de Podemos pero estar dispuestos a seguir hablando de la reforma del Estatuto, se mantuvo optimista: “A falta de conocer el detalle, deben proponer una redacción del artículo 4 y debatirlo en la Cámara. Sabemos que de la dinámica parlamentaria va a salir un texto del gusto de, al menos, 27 diputados”. El portavoz de Podemos, Rafael Palacios, también prefirió el vaso medio lleno: “No tengo comunicación oficial de lo que decidió la FSA, pero si la voluntad es negociar la reforma del Estatuto y el reconocimiento de las llinguas propias de Asturias nos parez perfecto. Ahora solo queda que hagan una propuesta y convoquen de forma inmediata la mesa de negociación”. Entre los asistentes al acto había ex altos cargos de Foro como el exconsejero de Cultura en el mandato de Francisco Álvarez-Cascos, Emilio Marcos Vallaure, y el exconcejal de Gijón Carlos Rubiera.

Compartir el artículo

stats