Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis político en el último tramo de la legislatura

Asturias, encrucijada económica y social

Los portavoces de la Junta creen, a un año de las urnas y tras la pandemia, que la demografía y la transformación económica son los retos que exigen un pacto para salvar el futuro

Los portavoces parlamentarios hacen balance de curso en LA NUEVA ESPAÑA

Los portavoces parlamentarios hacen balance de curso en LA NUEVA ESPAÑA VÍDEO: Amor Domínguez/ FOTO: Luisma Murias

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Los portavoces parlamentarios hacen balance de curso en LA NUEVA ESPAÑA V. M.,

Cuando despertaron de la pandemia, la misma Asturias seguía allí. El próximo 26 de mayo se cumplen tres años de la legislatura más azarosa de la democracia, zarandeada por la crisis mundial por el coronavirus y la guerra en Ucrania, dos acontecimientos externos que han marcado inevitablemente el rumbo del mandato. En ello coinciden los siete portavoces parlamentarios de la Junta General, reunidos por LA NUEVA ESPAÑA, para hacer balance de lo hecho y lo que resta; de los aciertos y los errores. Y apuntar los retos inmediatos. Todos ellos coinciden en dos hitos argumentales: primero, que tras la sacudida de la pandemia Asturias se enfrenta a los mismos problemas que ya arrastraba; segundo, que es necesario un proceso de transformación profunda de su estructura económica y se requiere un amplio y estable acuerdo para encarar el inevitable adelgazamiento demográfico que será un problema sin solución inmediata y que demanda visión y planificación a largo plazo.

Precisamente, el balance de los socialistas, el grupo parlamentario de Gobierno, se fundamenta en señalar que, en estos tres años, al margen de la pandemia, se han sentado las bases y se ha avanzado para la “transformación económica y social de Asturias”. Tres son los hitos que destaca la portavoz socialista en la Junta, Dolores Carcedo: por un lado, las medidas para atajar los efectos de la pandemia y las acciones para recuperar el empleo. Basándose en las cifras, asegura que esa recuperación es real, pero también resalta la capacidad de diálogo del Ejecutivo para alcanzar acuerdos amplios en la postura ante la financiación autonómica o las infraestructuras. Saca pecho del respaldo parlamentario a los tres presupuestos regionales y fía a los fondos europeos la palanca de la recuperación. Y por último proclama el compromiso con un medio rural “vivo y con futuro”.

Teresa Mallada, portavoz del PP, cree que es necesario un “golpe de timón” ante el inevitable hito que supondrá bajar del millón de habitantes. Cree que el gobierno del socialista Adrián Barbón ha malgastado el tiempo al haber sido incapaz de revertir la situación, “frenar la salida de empresas, el cierre de negocios o el éxodo de jóvenes”. Considera que “Asturias tiene futuro”, pero debe cambiar “el rumbo” y poner fin “al invierno socialista” con un relevo en la Presidencia en 2023. No duda en suspender al Ejecutivo, al que ve sumido en la “inercia y el conformismo”.

Susana Fernández, portavoz de Ciudadanos, reconoce la adversidad que han supuesto las crisis por el coronavirus y la guerra de Ucrania, pero señala que las recetas hasta ahora aplicadas en la región son equivocadas; más aún, con la espada de Damocles del panorama demográfico. La clave está, dice, en el empleo y en hacer Asturias atractiva para nuevas inversiones y empresas, para lo que se necesitan soluciones audaces e imaginativas.

Por parte de Podemos, su portavoz, Rafael Palacios, cree que el balance hasta ahora es de “excusas” que, con la pandemia estabilizada, se le terminan al gobierno de Barbón. Ve con especial preocupación la situación económica del Principado y el avance de la pobreza, por lo que tiende la mano al PSOE para un gran acuerdo de izquierdas que implique medidas inmediatas “antes de que sea demasiado tarde” y “sea una legislatura perdida”.

Para Izquierda Unida, quedan muchas cosas por hacer, pero no se ha agotado el tiempo de la legislatura. Ángela Vallina, portavoz de la coalición, urge las leyes pendientes, en especial la reforma de la administración. Y sitúa el reto demográfico como el motor que debería espolear las reformas para evitar el declive de la región.

Adrián Pumares, portavoz de Foro, no duda en calificar de “decepcionante” la legislatura y cree que el Gobierno de Barbón no ha sido capaz de afrontar el reto de la transformación industrial, la sangría demográfica o la reforma fiscal. Más allá de “marketing y fotografías” se teme que los problemas de Asturias no han hecho más que agravarse.

Finalmente, Ignacio Blanco, portavoz y presidente de Vox, pone el acento en la situación económica, en especial en la pérdida de empleo femenino. Ante la crisis económica, cree que “el socialismo no funciona” y considera esta legislatura una “oportunidad perdida” que “el propio PSOE da por amortizada”.

El balance de las distintas formaciones

Carcedo (PSOE): “Avanzamos para sentar las bases de la transformación de Asturias” 

Dolores Carcedo, portavoz del PSOE en la Junta. | Luisma Murias

En estos tres años marcados por la pandemia y sus consecuencias, la respuesta determinada del Gobierno de Asturias ha sido clave. Respuesta sanitaria, que nos situó como ejemplo en la lucha contra la pandemia y en la campaña de vacunación, y respuesta económica, poniendo en marcha el mayor paquete de ayudas autonómicas dirigido a las personas y sectores más castigados. Esa doble línea de acción ha sido la mejor base para impulsar la recuperación económica y la creación de empleo que ya constatan los principales indicadores económicos.

Estos tres años se han caracterizado por la capacidad de acuerdo, y también reivindicación, en defensa de los intereses de Asturias. Ahí están, entre otros, el consenso en torno a la financiación autonómica, los dos acuerdos de concertación social o los alcanzados sobre las infraestructuras vitales para Asturias y por la defensa y protección de la industria asturiana. Y hay que destacar los tres presupuestos aprobados, instrumentos fundamentales contra la desigualdad y a favor de la reactivación económica. 

El Gobierno de Asturias ha seguido avanzando en sus compromisos para sentar las bases de la transformación económica y social de Asturias, y ha asumido nuevos objetivos. La reforma de la Administración para hacerla más ágil, eficaz y eficiente está en marcha. Un proceso importante para acometer uno de los retos sobrevenidos en esta legislatura, la gestión de los fondos europeos, en la que Asturias es una de las comunidades con una mayor ejecución.

Dentro del compromiso constante con el medio rural, el Gobierno continuará trabajando para garantizar un medio rural vivo y con futuro, impulsando la nueva estrategia de competitividad y nuevas iniciativas en relación al reto demográfico. La defensa y el refuerzo de los servicios públicos fundamentales continuará siendo una de las señas de identidad de la legislatura. 

Mallada (PP): “Asturias tiene futuro, debe cambiar el rumbo y poner fin al invierno socialista” 

Teresa Mallada, portavoz y presidenta del PP. | Luisma Murias

Asturias alcanzará en esta legislatura el triste hito de bajar del millón de habitantes. Frente a esta desalentadora realidad, que debería obligarnos a reaccionar y dar un golpe de timón, tenemos un Gobierno resignado ante las dificultades, que ha bajado los brazos y se limita a ejercer de espectador.

En estos tres años, el Principado ha desaprovechado la confianza de los asturianos haciendo dejación de funciones; incapaz de frenar la salida de empresas, el cierre de negocios o el éxodo de jóvenes.

El Gobierno socialista ha permitido el desmantelamiento de las térmicas de Lada y Soto de la Barca sin exigir alternativas, no ha logrado un buen Estatuto para nuestra gran Industria, ni evitado el cierre de Vesuvius, Alcoa, Vauste; que deseamos, no se repita con Danone. Tampoco ha sido capaz de frenar el aumento de la protección del lobo que arruina a los ganaderos ni de arrancar al Gobierno Sánchez compromisos en Infraestructuras, especialmente en el Suroccidente.

Además, ha suspendido en lo que se refiere a la gestión ordinaria de la Sanidad, la Dependencia y las ayudas al sector primario. El Ejecutivo Barbón se ha caracterizado por el conformismo y la inercia, convirtiéndose en demasiadas ocasiones en obstáculo para el avance de Asturias. Ha sido incapaz de sacar a Asturias del vagón de cola de los principales índices económicos nacionales. Barbón encabeza un Gobierno sin alternativas al declive, situación que incluso se ha agudizado durante su mandato.

En vez trabajar por el desarrollo económico, se han dedicado a crear debates artificiales para desviar la atención sobre lo importante: que nuestra tierra, pese a su enorme potencial, riqueza y talento humano, agoniza. No han sabido ni saben aprovechar lo bueno que tiene Asturias. Asturias tiene futuro, solo necesita un cambio de rumbo que ponga fin al invierno socialista.

En el año que queda, el Partido Popular seguirá aportando propuestas encaminadas a crear empleo y tendiendo la mano al Gobierno para defender los intereses de los asturianos. Nuestra prioridad es Asturias, y ahí nos tendrán siempre. 

Fernández (Cs): “En tres años, tres crisis, y el gran reto de crear empleo” 

Fernández, portavoz de Ciudadanos en el Parlamento. | Luisma Murias

Forjarse en la adversidad. Es lo que le ha tocado a Asturias. Tres años de una legislatura que ninguno de los 45 parlamentarios hubiésemos deseado. Mil días que no pueden explicarse sin dos palabras: coronavirus y Ucrania. Dos crisis a las que Asturias suma una propia: la demográfica; que no es origen, sino consecuencia. El resultado de 40 años de políticas equivocadas, que han provocado un éxodo sin precedentes, especialmente de los jóvenes, que se llevan en la maleta su frustración y nuestra esperanza.

 Fuga de talento y también de empresas, estigmatizadas por la izquierda, que es como maltratar al corazón de uno mismo. Mil días, mil empresas menos. Asturias sigue siendo poco atractiva para trabajar e invertir. Los hechos desacreditan tantas buenas palabras. El empleo público es la respiración asistida de la vieja tierra subsidiada, pero sin empresas no hay reactivación.

 Un gran reto: crear empleo. Y, para ello, abandonar la nostalgia y pensar de forma audaz, imaginativa y diferente. Ciudadanos, con sus dificultades, que no han sido pocas, ha contribuido a impedir más y mayores impuestos, a ayudar a las familias (Bono Concilia) y a atraer empresas (oficina de captación de inversiones). Con responsabilidad y sin apriorismos, apoyando ideas y no ideologías. Sin dudas identitarias ni conspiraciones del silencio. Pero hay esperanza, porque el principal valor de Asturias somos los propios asturianos.

Palacios (Podemos): “Es la legislatura de las excusas y los retrasos”

Rafael Palacios, portavoz de Podemos en la Junta General. | Luisma Murias

Con la situación sanitaria relativamente estabilizada, al Gobierno de Barbón se le terminan las excusas. Esta es la legislatura de las excusas y los retrasos. Retrasos en la ampliación del Hospital de Cabueñes, retrasos en el pago de las ayudas al alquiler, retrasos en la ampliación del Bellas Artes, retrasos en el pago del bono social térmico, retrasos en las obras del soterramiento de Llangréu... Los grandes proyectos de la legislatura también entraron en vía muerta por la inacción de la FSA. El debate sobre la reforma del Estatuto de Autonomía concluyó sin que la FSA hiciera ni una sola propuesta y la Ley Trans sigue guardada en un cajón, pese a que ya la habían comprometido para 2018. La situación de Asturies es muy preocupante, con el cierre de empresas tan simbólicas y relevantes como Alcoa o Danone, en un contexto en el que todos los estudios confirman el avance de la pobreza y la exclusión social. Desde Podemos Asturies hemos planteado en numerosas ocasiones nuestra disposición a alcanzar acuerdos para abordar los problemas estructurales de la comunidad, pero necesitamos interlocutores dispuestos a afrontarlos. Hay una mayoría progresista en la Xunta Xeneral suficiente para aprobar medidas urgentes que saquen a Asturies de la crisis que atraviesa. El Gobierno debe liderar ese esfuerzo antes de que sea demasiado tarde, porque corren el riesgo de que la legislatura de Barbón sea una legislatura perdida.

Vallina (IU): “Esta debería ser la legislatura de la rebelión ante el declive”

Ángela Vallina, portavoz de IU. | Luisma Murias

Aún queda un año para finalizar esta legislatura y todavía es posible adoptar decisiones que la conviertan en un periodo de transformación. Hasta ahora no ha sido así. Necesitamos que la reforma de la administración aborde la modernización de servicios sociales, educativos y sanitarios que dan muestras de agotamiento. Necesitamos una Ley ambiental que reequilibre el interés público y los intereses privados. Aún estamos a tiempo de impulsar la alianza por la industria para contar con una estrategia industrial con fuerza suficiente y, también, con un diseño transparente de los fondos europeos. Tenemos un millón de razones, que es la cifra que aún describe a nuestra enferma demografía, para reaccionar y hacer de esta la legislatura que se rebeló ante nuestro declive y lo comenzó a vencer. Hace falta política que sea creíble para la gente mediante logros concretos que cambien la vida de las personas. Resta un año para hacer que esta sea una más de las legislaturas de siempre o la recuperación para ser de nuevo Asturias. Empecemos por Danone.

Pumares (Foro): “El resumen sería la palabra ‘decepción’ con el Gobierno”

Adrián Pumares, portavoz de Foro Asturias. | Luisma Murias

Si tuviese que resumir los tres años que llevamos de Legislatura en una sola palabra, sin duda ninguna esa palabra sería “decepción”. Tres años en los que el Gobierno de Barbón ha sido absolutamente incapaz de afrontar los grandes retos a los que se enfrenta Asturias: una industria a la que los altos costes energéticos abocan al cierre; la sangría demográfica, que nos condena a bajar del millón de habitantes; un sistema fiscal que expulsa a nuestras empresas y trabajadores; o un modelo de financiación autonómica que discrimina claramente al Principado. A pesar de que me gustaría poder decir lo contrario, mucho me temo que, con un Gobierno únicamente preocupado del marketing y las fotografías, los graves problemas de nuestra tierra no van a hacer más que agravarse durante el año que queda de Legislatura. Es hora de abandonar las excusas, de pensar menos en las próximas elecciones y más en la Asturias del futuro. A eso le reto, señor Barbón, y para eso, como desde el principio de la legislatura, podrá contar con Foro Asturias.

Blanco (Vox): “Después de tres años del sanchismo de Barbón, Asturias está hundida”

Ignacio Blanco, portavoz de Vox. | L. Murias

Tres años del sanchismo de Barbón y Asturias está hundida. Enfrentando las mismas crisis que otras regiones, lideramos la pérdida socialista de empleo, sobre todo femenino. Cada día ocho mujeres pierden su empleo. Lideramos la tasa de letalidad por covid, todavía hace escasas semanas, pese a las restricciones de Barbón. Los autónomos pierden su negocio, y los jóvenes huyen. Bajaremos del millón de habitantes. Los ganaderos y el campo nunca estuvieron peor, sobre todo en el Occidente, donde los cuatro diputados socialistas no los defienden. Y ahora sufrimos una crisis económica que deberá solucionar Vox, pues el socialismo no funciona. Como su legislatura: una oportunidad perdida. Su único éxito, enterrar la oficialidad de la llingua engañando a todos salvo a nosotros, cruciales para evitar su imposición. El presidente más sectario, pese a su juventud, impone su cordón antidemocrático a Vox, también en Castilla y León, y niega incluso servicios a niños vulnerables porque nosotros lo proponemos. Barbón y el PSOE ya dan la legislatura amortizada. Están en campaña. Muchos vaticinan que en un año el sanchismo, que tan bien representa Barbón, no gobierne ni en Asturias ni en España. Asturias puede recuperarse del socialismo que la asfixia. Con Vox.

Compartir el artículo

stats