Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cofiño anuncia tasas de basura que "premien al que recicla y penalicen al que no lo haga"

El vicepresidente del Principado asume que el tratamiento y reutilización de residuos "no va como quisiéramos ni en Asturias ni en España"

Avances en las obras de la planta de Cogersa. ANGEL GONZALEZ

El Gobierno del Principado piensa en “una estructura de tarifas” de basura “que premie al que recicla y penalice al que no lo hace”. El vicepresidente del Ejecutivo autonómico, Juan Cofiño, ha incluido esta reflexión en su réplica a una pregunta parlamentaria del diputado de Ciudadanos Luis Fanjul, preparando a la población y a las empresas para un futuro de notable cambio en torno al tratamiento de los residuos. “Tenemos que dejar de pensar en estructuras tarifarias planas”, abundó Cofiño después de anunciar “para después del verano” la llegada a la Junta de la Estrategia de Economía Circular del Principado y de asumir que en el tratamiento de estas cuestiones se avecinan muchas transformaciones que van a requerir del Gobierno “mucha pedagogía”. “Tenemos que trabajar mucho en la información y la sensibilización”, añadió con asiento en lo ya dicho sobre la constancia de que se aproxima una inevitable subida de costes en la gestión de residuos.

El porvenir del tratamiento de la basura “es un asunto que nos preocupa”, relató Cofiño, y que el Gobierno trata con optimismo y confianza en las posibilidades de la región. “Es una oportunidad para liderar en el futuro”, dejó dicho el Vicepresidente. “Más allá de solucionar el problema de fondo, debemos entenderlo como una oportunidad de negocio” y también como una exigencia con margen de mejora. La pregunta del diputado de la formación naranja por los niveles que ha alcanzado Asturias en cuanto al tratamiento y la reutilización de los vertidos indujo a Cofiño a reconocer que todo esto “no va todo lo bien que quisiéramos ni en Asturias ni en España”. Negó reinterpretando los datos que la región esté “a la cola” del país, como planteaba Fanjul en su pregunta, pero aceptó que no está satisfecho con los niveles de separación alcanzados y que “no se han cumplido los objetivos que marca la UE”. El consejero responsable de medio ambiente puso sus esperanzas en la perspectiva de finalización en 2023 de la nueva planta de basura bruta de Cogersa, que empezó tarde pero en la que “estamos optimizando la obra todo lo que podemos”.

“Estamos muy lejos de las cifras que nos marcan”, le había advertido el diputado interpelante, mencionando la exigencia legal de que el tratamiento de residuos alcance el cincuenta por ciento en 2035 y la constancia de que en este terreno “hay margen de desarrollo económico para Asturias”.

Compartir el artículo

stats