Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La oposición tilda la maratón ministerial de Barbón de “acto propagandístico”

Los socialistas se quedan solos en la defensa de unas gestiones que “impulsarán acciones fundamentales para Asturias”

Pleno de la Junta.

La oposición en bloque cuestionó ayer los resultados que pueda arrojar la maratón ministerial de Adrián Barbón en Madrid. Para unos llega tarde, otros simplemente la tachan de “acto propagandístico” o de arranque de la precampaña para los comicios de la próxima primavera. Solo el PSOE defiende el empeño del presidente del Principado en arrancar compromisos que redunden en los intereses generales Asturias.

Dolores Carcedo, portavoz del Grupo Socialista en la Junta General, valoró de “muy positivas” las reuniones que ha mantenido en Madrid el presidente del Principado: “Impulsarán actuaciones fundamentales para Asturias, como la puesta en marcha de la regasificadora, la llegada de la alta velocidad, la inmediata aplicación de la rebaja en el peaje del Huerna, el impulso a los proyectos de transformación de Arcelor, la creación en Tineo de un centro nacional para la protección forestal o la constitución de la comisión bilateral como un importante instrumento para el avance de los proyectos en marcha”.

Teresa Mallada, la portavoz del PP en la Junta, valoró “esta ‘gira’ del presidente Barbón como un acto propagandístico para intentar frenar el creciente descontento de los asturianos con el Gobierno de Sánchez. Dudo de que lo que no se ha hecho en tres años, se vaya a hacer ahora en menos de uno. Sobran fotos y titulares grandilocuentes y se echa de menos un compromiso real del Gobierno central con Asturias y capacidad de gestión por parte del Ejecutivo regional”.

Para Susana Fernández, la portavoz de Ciudadanos, “no ha habido sorpresas, y tampoco buenas noticias. Era lo previsto. Ni una mala palabra, ni una buena acción. Al presidente le vale, porque se fía del gobierno de Sánchez. O eso dice. Nosotros, que somos más pragmáticos, no vemos nada tangible porque la experiencia nos dice que no es un gobierno de fiar para los intereses de Asturias”.

Rafael Palacios, portavoz de Podemos, cree que “las reuniones con ministros y la promesa de comisiones de seguimiento, en lugar de sentarse con el presidente Sánchez y exigir inmediatamente soluciones concretas, son un ejemplo más de la política ficción para las redes sociales que no tiene impacto real en la vida de la gente de Asturias que tanto distingue este mandato perdido de Barbón”.

Ángela Vallina, portavoz de IU, sostiene que “cualquier acción para lograr inversiones para Asturias nos parece bien, pero nos habría parecido aún mejor que esta maratón no fuera cosa de final de curso, tratando de recuperar tiempo perdido; lo ideal hubiera sido una gestión constante y continuada desde el inicio para tratar de enmendar lo que ya es una evidencia: la baja ejecución presupuestaria”

Adrián Pumares, portavoz de Foro, resumió la maratón de Barbón en Madrid con una palabra: “Decepción”. Afirmó que la comisión bilateral con el Estado “ya existe desde 1993” y echó en falta compromisos “sobre Nicolás Soria en Oviedo; el vial de Jove; la integración ferroviaria de Gijón y el soterramiento de Langreo”.

Ignacio Blanco, portavoz de Vox, reprochó al presidente del Principado que “está de campaña electoral, tuvo tres años para hacer lo que hace ahora”. En su opinión, “Barbón pretende distanciarse ahora de Sánchez, gracias al cual hoy es presidente, pero ya no engaña a nadie”.

Compartir el artículo

stats