Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno regional defiende el impuesto de Sucesiones porque “genera equidad social”

El presidente de la Junta General, Marcelino Marcos Líndez, no ha podido asistir al pleno de este mañana por haber dado positivo en covid

Barbón en la Junta en una imagen de Archivo J.L.Cereijido

La consejera de Hacienda, Ana Cárcaba, ha defendido esta mañana el mantenimiento del impuesto de Sucesiones porque “es una herramienta que genera equidad social”, en respuesta a una interpelación formulada por la diputada Sara Álvarez Rouco (Vox) en el pleno que se celebra esta mañana en la Junta General, al que no ha podido asistir el presidente de la Cámara, Marcelino Marcos Líndez, por haber dado positivo en covid.

La responsable de las finanzas autonómicas ha basado esa afirmación en los “argumentos técnicos” expuestos desde organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la OCDE, acerca de que este tributo “grava una renta no ganada, cuyo tratamiento no puede ser más ventajosa que la generada por el propio esfuerzo”. Ana Cárcaba destacó que esos organismos reconocen la influencia que el impuesto de Sucesiones tiene “en la equidad social” ya que, subrayó, “permite reducir la desigualdad social”. Ante las críticas de la diputada de Vox  a un impuesto en el que Asturias lidera el número de renuncias a las herencias, la  consejera de Hacienda ha admitido que este impuesto puede tener “defectos y deficiencias” pero ha hecho votos por “corregirlas” porque este tributo “lleva vigente muchísimo tiempo y ha sido respetado por gobiernos de todas las ideologías”.

Compartir el artículo

stats