Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Todos los partidos de la Junta General, excepto Vox, pactan la nueva estrategia para afrontar “la tragedia demográfica” de Asturias

La oposición exige celeridad al Gobierno en la primera ley autonómica para combatir la pérdida de población y se ofrece para potenciar las medidas ya en el Presupuesto de 2023

Un momento del pleno.

Todos los partidos de la Junta General, excepto Vox, acaban de aprobar el dictamen sobre el Reto Demográfico, una nueva estrategia autonómica para da respuesta a la pérdida de población en Asturias, 70.000 habitantes menos en las dos décadas que van de siglo. La oposición ha aprovechado el pleno extraordinario para pedir al Gobierno de Adrián Barbón celeridad en traer al parlamento regional la primera ley demográfica de Asturias que, sin embargo, ya no se podrá aprobar en esta legislatura. También se han ofrecido para potenciar las medidas que frenen la pérdida de población, que llevarán a Asturias a perder el millón de habitantes este mismo año, en los próximos Presupuestos del Principado para 2023.

“La Asturias que nos importa nos compromete al diálogo”, ha destacado la presidenta de la comisión especial sobre el Reto Demográfico, la socialista Gimena Llamedo, quien ha agradecido la colaboración de los miembros de la misma, así como de los servicios jurídicos de la Cámara. La vicesecretaria general de la FSA y diputada autonómica ha apostado por la necesidad de “sentar las bases de una política de concertación amplia” y de imponer “una mirada demográfica en todas nuestras acciones”. Y tras precisar que el declive demográfico “no es un problema exclusivo de Asturias, es nuestra obligación buscar soluciones”. Aunque “no hay una varita mágica”, Llamedo ha planteado una hoja de ruta, que pasa por “ser conscientes de nuestras oportunidades, potenciar el sector agroalimentario y la ventana de oportunidad que suponen las nuevas tecnología”, así como por ”blindar el Estado del Bienestar”.

El portavoz adjunto del PP, Pablo González, ha reconocido la coincidencia de casi todos los partidos en el diagnóstico, pero ha apremiado al Gobierno de Barbón a adoptar “medidas de choque”, empezando por el Presupuesto del próximo año. González reprochó al Ejecutivo regional que “no haya sido capaz de presentar un proyecto de ley en lo que va de legislatura”, algo que, subrayó, “no es culpa de la burocracia parlamentaria”.

Sergio García, portavoz adjunto de Ciudadanos, ha tendido la mano de su partido para profundizar en la inclusión de medidas fiscales y ayudas en las próximas cuentas autonómicas, tras las incorporadas en este ejercicio, para afrontar “lo que más que un reto es una tragedia demográfica” y pidió dejar a un lado tacticismos electorales: “Olvidémonos de mayo de 2023 porque no sabemos dónde vamos a estar ninguno de nosotros”. Sergio García también apremió la elaboración de la ley autonómica sobre demografía, que ya hay en otras autonomías, para advertir que “vamos justísimos”.

Nuria Rodríguez, de Podemos, agradeció la labor de todos los integrantes de la comisión, de la que destacó que la mayoría eran mujeres. Y lanzó un vaticinio no exento de riesgo, al afirmar que “en los próximos 5 años Asturias puede revertir esta tendencia” ya que, en su opinión, el cambio climático puede propiciar que gane población “por las temperaturas insoportables” en otros territorios. Ante ese escenario, la diputada de la formación morada ha pedido “repensar la estrategia” de manera racional, con la apuesta decidida por “no destrozar la biodiversidad y preservar el entorno”.

La portavoz de IU, Ángela Vallina, también ha puesto el foco en la necesidad de que Asturias tenga un nuevo Presupuesto en 2023 “para realizar una gestión más ágil y eficiente de los fondos europeos”, como primer paso para combatir una perdida de población que “hasta 2035 nos puede llevar a perder otros 100.000 habitantes, que es como si desaparecieran Avilés y Castrillón”. Vallina ha defendido que “necesitamos un gran acuerdo en Asturias”.

“Urge elaborar la ley de Reto Demográfico”, ha sostenido el secretario general y portavoz de Foro, Adrián Pumares, quien ha añadido que “el proyecto tiene que entrar cuanto antes para tramitarla en esta legislatura”, un objetivo demasiado optimista, dado que apenas quedan cinco meses de actividad en el parlamento, con una agenda ya muy cargada. Pumares planteó la conveniencia de que el dictamen aprobado hoy “sirva de empujón al Gobierno para adoptar medidas, empezando por el Presupuesto. Esperamos que este consenso abrumador sirva para algo”, afirmó tras recordar que su partido ha sido el primero en abanderar iniciativas “recogidas tímidamente” en las cuentas autonómicas, como la fiscalidad diferenciada en las zonas en riesgo de despoblación y las ayudas a la natalidad.

Vox ha sido el único partido en resistirse a formar parte del acuerdo en esta estrategia de mínimos. La diputada Sara Álvarez Rouco ha reconocido “la dedicación” del resto de grupos y de la letrada de la Cámara “en un tema crucial para Asturias”, pero se ha desmarcado de “un dictamen desnortado y utópico”. La portavoz adjunta de Vox teme que las 219 propuestas del dictamen “sean una cortina de humo”. Álvarez Rouco defendió el voto particular de su grupo que, entre otros puntos, propone ir hacia “un cambio social pro natalidad y en contra del aborto, con un enfoque muy distinto”.

Compartir el artículo

stats