«La inversión por habitante en sanidad de la que tanto presume Adrián Barbón se desploma si la estudiamos en mayores de 65 años». El secretario general y portavoz de Foro en la Junta, Adrián Pumares, ha dividido el gasto sanitario por los residentes «más propensos a utilizar el sistema» y ha llegado a la conclusión de que Asturias está en este indicador a la cola de España como «consecuencia lógica», a su juicio, «de tener un presidente más preocupado por los titulares y las fotos que por los problemas del Principado».

Su cuenta, precisa Pumares, hace caer a Asturias hasta «el decimotercer puesto del ranking preferido por el presidente». El portavoz forista destaca la importancia de la introducción de la variable del envejecimiento en estos cálculos y valora que «no se trata de quedar los primeros en la tabla, porque los números lo aguantan todo, sino de gestionar bien los recursos, mejorar las condiciones de los profesionales y dotar de medios personales y materiales a la sanidad pública asturiana». De acuerdo con su cuenta, el Principado invierte en sanidad una media de 7.273,97 euros por cada habitante mayor de 65 años, una cifra que se sitúa lejos de los 10.297 de las Islas Baleares y muy por debajo de los 8.000 de la media nacional.