Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hacienda dispara su recaudación en Asturias, 591 millones más hasta julio

El PP subraya que la inflación "vacía el bolsillo de los asturianos y llena el Presupuesto público", y reclama una rebaja de 150 millones en el IRPF

El Ministerio de Hacienda ha recaudado en Asturias 1.875 millones de euros entre enero y julio de este año. Esta cifra es un 46 por ciento superior a la registrada en el mismo periodo de 2021. La diferencia entre ambos ejercicios es de 591,5 millones de euros, según subrayó ayer en la Junta General del Principado el diputado del PP Pablo González.

A juicio de los populares, estos números avalan su demanda de que el Gobierno central reduzca el impuesto de la renta. "Queremos devolver el sobreesfuerzo de los asturianos bajando los impuestos, empezando por el IRPF, deflactándolo hasta 150 millones", argumentó el diputado popular, quien añadió: "Un Gobierno no puede quedarse de brazos cruzados cuando se saquea el bolsillo de sus ciudadanos".

Según los números que maneja el PP, del incremento global de recaudación, en torno a un 62 por ciento corresponde a la elevada inflación. El coste de la vida, disparado, se refleja principalmente en las cifras del IVA. Entre tanto, el aumento de recaudación por el IRPF está relacionado con la mejoría del mercado laboral en el año en curso. Hay más asturianos trabajando y, por lo tanto, las retenciones de Hacienda crecen. "El balance de enero a julio incorpora la parte del verano con mejores datos laborales", indicó Pablo González.

El PP esgrimió estos datos en el pleno del Parlamento regional, en el marco del debate de una proposición no de ley impulsada por la propia formación popular. En esa iniciativa, se pedía al Gobierno autonómico que instara al Ejecutivo central a respetar la autonomía financiera y la capacidad normativa que en materia tributaria reconocen la Constitución y las leyes a las comunidades autónomas. A su vez, el texto reclamaba al Gobierno de Pedro Sánchez que evite "acuerdos que vulneren la legislación vigente a cambio de votos de unas formaciones políticas que han demostrado en numerosas ocasiones su deslealtad con España cuando no su claro objetivo de destruir nuestra nación".

Pablo González, portavoz adjunto del PP.

La proposición no incorporó una enmienda de Vox. Finalmente, fue tumbada por los votos en contra de los partidos de izquierda: PSOE, Podemos e IU. Los tres grupos abogaron por la armonización fiscal y la redistribución de la riqueza para garantizar la prestación de servicios públicos de calidad dentro del Estado del bienestar. "La inflación vacía el bolsillo de los asturianos y llena el presupuesto público", indicó Pablo González. El diputado gijonés aludió al conjunto de la recaudación del Estado por impuestos en los primeros siete meses del año: 101.496 millones de euros en el conjunto del país, lo que supone 47.110 millones más que entre enero y julio de 2021.

"Sólo hay una cosa peor que no hacer nada, y es el anunciar rebajas fiscales raquíticas para intentar quedar bien, que es lo que ha hecho Adrián Barbón en el debate del Estado de la Región, con anuncios que no superan los 15 millones de euros, una minucia", aseveró el portavoz popular. "A Barbón los asturianos le pueden perdonar los errores, pero no el engaño y la negación de la realidad", enfatizó González.

Desde el PSOE, Luis Ramón Fernández Huerga criticó a los "patriotas de boquilla y de bandera", y dirigió sus reproches a los gobiernos del PP de las comunidades de Madrid y Andalucía, a los que acusó de "favorecer" a un grupo de ciudadanos "muy privilegiado".

Compartir el artículo

stats