Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias descarta nuevos impuestos, pero no bajará el IRPF para paliar la inflación

El PP centra su estrategia en arañar desgravaciones, mientras IU plantea ligar las ayudas a límites de renta y creación de empleo

El Gobierno asturiano no cambiará la política fiscal del Principado de cara al último presupuesto autonómico de la legislatura, pese a las propuestas del PP para deflactar el IRPF o de Izquierda Unida para crear un nuevo tributo, la ecotasa turística, que le trasladaron ayer en el inicio de la negociación sobre las cuentas autonómicas. "No es tiempo de cambios", ha contestado la consejera de Hacienda, dando continuidad al mensaje que ya había avanzado el presidente del Principado, Adrián Barbón, durante el debate sobre el estado de la región.

"El Gobierno es claro: no es tiempo de cambios en nuestro sistema tributario", advirtió Ana Cárcaba al término de las primeras reuniones presupuestarias con el PP, Ciudadanos e Izquierda Unida. La consejera de Hacienda confirmó que el Presupuesto de 2023 no incorporará "ni bajada de impuestos, ni creación de nuevas figuras impositivas". Cárcaba indicó que las cuentas del próximo ejercicio recogerán "medidas específicas y de acoplamiento a políticas clave y prioritarias como el apoyo demográfico, a las familias y al mundo rural", y aseguró que "las ayudas directas no serán solo para la natalidad, sino también para mejoras en deducciones al alquiler, a familias numerosas y monoparentales". Una estrategia que, concluyó, "ampliará el número de beneficiarios, los límites de renta y las cuantías" de dichas ayudas.

El PP, a por más deducciones

El PP asturiano consciente de la negativa socialista a rebajar impuestos, centrará esta negociación en tratar de sacar más deducciones fiscales de las anunciadas por Barbón en el debate de orientación política de hace dos semanas. Los populares pidieron al Ejecutivo regional un paquete de deducciones fiscales para combatir la inflación y la caída de la natalidad y fomentar el empleo joven, que suman más de 113 millones de euros. La presidenta del PP asturiano, Teresa Mallada, justificó con cifras la propuesta "prudente" de su grupo parlamentario. "El Principado va a recaudar una cantidad extra de 208 millones por el primer semestre de 2022. Por eso planteamos que se devuelva a los asturianos una parte de ese esfuerzo", esgrimió la dirigente popular.

El presidente, Adrián Barbón, saluda a la portavoz del PP, Teresa Mallada. | Irma Collín

Las deducciones fiscales y las ayudas directas propuestas por el PP son las siguientes: la deflactación de hasta un 10 por ciento en el IRPF sobre los cuatro primeros tramos, que afectan a las rentas anuales de hasta 33.007 euros anuales; un plan de natalidad "más ambicioso", con un abono de 600 euros al mes durante el primer año de vida para rentas brutas de hasta 45.000 euros, que tendría una ayuda adicional de 400 euros por el segundo hijo y también en zonas de despoblación; ayudas de 3.000 euros para la contratación de jóvenes "que compensarían el grueso de la cotización durante un año". Todas estas medidas supondrían un coste anual de 113,4 millones de euros. "Nos gustaría ir a más, pero es mejor que Asturias cuente con unos presupuestos a no tenerlos", admitió la presidenta del PP asturiano, que ha recordado la política fiscal que ya aplican otras autonomías gobernadas por su partido: "Preferimos una reforma fiscal ambiciosa y avanzar en la supresión de sucesiones, pero habrá que esperar a que el PP gane las elecciones en mayo de 2023. Ya queda menos".

Adrián Barbón, con la delegación de Ciudadanos, compuesta por Susana Fernández, Ignacio Cuesta y Sergio García. | Irma Collín

Ciudadanos, no a subidas fiscales y su "exdiputado tránsfuga"

Ciudadanos marcó una clara línea roja a los próximos presupuestos autonómicos: no apoyará unas cuentas que incluyan subida de impuestos o la creación de nuevas figuras tributarias, como la ecotasa turística que planea IU. "Si se aprueban, Cs nunca estaría en esa negociación, no entendemos que haya ninguna subida impositiva en Asturias", advirtió la portavoz naranja en la Junta, Susana Fernández. Ciudadanos no reveló ninguna de las propuestas en materia de apoyo a la actividad económica uy a la creación de empleo, que trasladará en futuros contactos con el PSOE. Susana Fernández sí fue muy crítica con la posibilidad de que el Ejecutivo socialista pacte las cuentas con su excompañero, Armando Fernández Bartolomé, ahora en el grupo mixto. "El Gobierno verá si quiere una mera suma de votos, como la que se podría dar con nuestro ex diputado tránsfuga, que no debería estar siquiera en esta negociación porque es una persona que se representa a sí misma, pues no está en el partido en el que los asturianos le dieron sus votos", cuestionó la portavoz.

Los miembros del Gobierno, con la delegación de Podemos. | Irma Collín

Podemos aspira a "un presupuesto de izquierdas"

El partido morado encara la negociación "sin líneas rojas y con el objetivo de un presupuesto progresivo y de izquierdas", según su coordinadora autonómica tras el encuentro con la delegación socialista. Sofía Castañón reconoció las diferencias con el Gobierno de Adrián Barbón, "porque nos han dicho que los impuestos no se moverán", pero tanto ella como Rafael Palacios asumieron que esta discrepancia "no supondrá una línea roja" en una negociación que "ahora seguirá con contactos más discretos". Podemos trasladó ayer al PSOE "líneas generales", que incluyen el refuerzo de la atención primaria; garantizar un modelo de educación 0-3 "universal, público, gratuito y de calidad", y sendos pactos por los cuidados de mayores y contra la pobreza en Asturias.

La delegación del PSOE inicia la ronda negociadora con IU. | Irma Collín

IU, a por ayudas ligadas a límites de rentas

IU mantuvo su "posición constructiva" tras esta primera reunión con los socialistas pese a la negativa a su ecotasa turística. Aunque la coalición habló semanas atrás de la incluir en las nuevas cuentas regionales de un fondo de contingencia, similar al habilitado durante la pandemia, ayer matizó que podría tratarse de "un paquete global de medidas y deducciones para las rentas familiares de clase media". También propone ayudas directas a pequeñas y medianas empresas, que "deberían tener el convenio colectivo actualizado", según precisó el coordinador de IU, Ovidio Zapico, Coincidió con el PSOE en que "la fiscalidad en Asturias no se toca. No se tocará ni en sucesiones, ni en patrimonio y el Gobierno está de acuerdo", confirmó Zapico. "Otra cosa es que pueda haber deducciones ligadas al nivel de renta", añadió el diputado de Izquierda Unida, que reconoció la necesidad de dar "una respuesta política" a que Asturias baje del millón de habitantes.

Saludo entre el presidente Barbón y el portavoz de Foro, Adrián Pumares. | Luisma Murias

"A Asturias no le vale cualquier presupuesto", sostiene Foro

El portavoz de Foro en la Junta, Adrián Pumares, reconoció que "Asturias necesita presupuestos, pero no le vale cualquier presupuesto". Los foristas trasladarán en próximos encuentros al Gobierno regional medidas concretas "que hagan la vida un poco más fácil a los asturianos en un momento en el que les cuesta cuadrar la lista de la compra, llenar el depósito o pagar la factura de la luz", según avanzó su secretario general. Foro planteará en esta negociación nuevas bonificaciones a los autónomos para estimular la creación de empleo; bonificaciones a la contratación de jóvenes en su primer empleo y a los parados de largo duración con más de 50 años de edad; mejoras de condiciones laborales a los sanitarios para reducir las listas de espera; incrementar la financiación a la Universidad para aumentar las plazas en los estudios de Medicina y ayudas directas a las explotaciones ganaderas.

Compartir el artículo

stats