El portavoz de Podemos en la Junta General del Principado de Asturias (JGPA), Rafael Palacios, se ha mostrado muy crítico este viernes acerca del papel del Ministerio de Defensa en todo lo que tiene que ver con los terrenos de La Vega, donde se ubicaba la antigua fábrica de armas de Oviedo. A juicio de Palacios, Defensa debería devolver La Vega a la ciudadanía y, además, pagar "por los años de abandono" que ha sufrido ese espacio.

Es más, en una rueda de prensa ofrecida en Oviedo, Palacios ha dicho que Defensa no es la propietaria de los terrenos de La Vega. "Por más que se le pida, no tiene ni escritura ni documento que lo demuestre", ha señalado.

Palacios ha estado acompañado por la edil de Somos (marca local de Podemos) en el Ayuntamiento de Oviedo, Ana Taboada, quien sí ha dicho que el suelo pertenece al Ministerio de Defensa.

Taboada ha explicado incluso a este respecto que los terrenos fueron inscritos por Defensa "recientemente". Cuando los periodistas han preguntado a Taboada cuándo se había realizado esa inscripción, la concejal ha dicho que lo harán público próximamente, cuando completen un estudio jurídico que están elaborando al respecto.

Tanto Palacios como Taboada han cargado contra el protocolo firmado por la ministra de Defensa, Margarita Robles, el presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, y el alcalde del Ayuntamiento de Oviedo, Alfredo Canteli, relativo a los espacios e instalaciones que constituyen la Fábrica de Armas de La Vega y que afectan a una superficie urbana de aproximadamente 120.000 metros cuadrados de extensión.

Según Taboada ese documento "daña los intereses generales" y entrega 100.000 metros cuadrados de edificabilidad a Defensa para "especulación". Así, las cosas ha dicho que desde Podemos harán "todo lo posible" para paralizar el futuro convenio al respecto de los terrenos.

Rafael Palacios ha criticado al Gobierno de Asturias por su "dejación de funciones" al no exigir respeto para unos terrenos que constituyen un patrimonio industrial de todos los asturianos. "Los planes anunciados para La Vega serían un desastre y una pérdida de patrimonio única", ha advertido.