Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mallada, sobre la sedición: "Barbón no se atreve a decirle a su jefe lo que cree que está mal hecho"

El PP llevará al próximo Pleno de la Junta una iniciativa para intentar que la cámara rechace la reforma del delito y pide el voto de los socialistas: "Me consta que muchos están en contra"

Teresa Mallada.

A Teresa Mallada le parece que “Adrián Barbón no se atreve a decirle a su jefe lo que cree que está mal hecho”, que “tenemos un presidente que no quiere defender lo que debería”. La portavoz del PP en la Junta General del Principado introduce de ese modo la proposición no de ley que su grupo llevará dentro de dos semanas al parlamento para que el parlamento se pronuncie “sobre la decisión de Pedro Sánchez de suprimir el delito de sedición”. Una vez que el presidente del Principado, Adrián Barbón, ha respaldado el discurso oficial de Moncloa respecto a la conveniencia de modificar el tipo delictivo, los populares han decidido hacer que la Junta vote si quiere que, como reza el texto registrado, la cámara “muestre su rechazo y disconformidad a la tramitación de la iniciativa parlamentaria presentada en el Congreso de los Diputados que suponga la derogación o modificación del delito de sedición tal y como viene tipificado en el vigente Código Penal”.

“Una vez más”, con su respuesta a la pregunta que la propia Mallada le planteó en la Junta, Barbón “blanquea una conducta deleznable del presidente del Gobierno utilizando argumentos que no se sostienen”, afirma la diputada popular. El recuerdo de otras modificaciones del Código Penal a cargo de otros gobiernos socialistas que no tocaron la sedición le da pie para sostener, en contra de que el miércoles argumentó Barbón, que el PSOE “consideraba que este delito sí se ajustaba a la realidad jurídica” española, y con esa base da por cierto que la iniciativa en marcha sólo responde a “un pacto con los independentistas catalanes para mantenerse en la Moncloa”. Acusa a Sánchez de "poner la ley al servicio de quienes la han vulnerado con el único objetivo de fortalecerse a sí mismo en el poder" y se pregunta a renglón seguido “si es lógico pactar la modificación de un delito con delincuentes condenados por ese mismo delito”, o si “alguien entendería que las penas por incendiar los montes se acordasen con los pirómanos…” La iniciativa se dirige obviamente a toda la cámara, pero Teresa Mallada la ha presentado este jueves con una apelación directa a la “responsabilidad de los diputados socialistas” y a su “compromiso con la defensa de la unidad de España” para evitar “que el sanchismo aniquile al socialismo”. “Me consta que muchos socialistas asturianos”, remata, “están en contra de estas actitudes de Pedro Sánchez”, ha dicho con la esperanza de que “todavía haya socialistas con escrúpulos”. La decisión, advierte buscando datos en la estadística, tiene el apoyo de menos del veinte por ciento de los españoles y de sólo la mitad de los votantes socialistas.

Respecto a la negociación presupuestaria en marcha, y a la duda que expresó el miércoles Barbón en la Junta sobre si el PP había enviado al Gobierno sus iniciativas, Mallada aseguró que están a la espera de respuesta, aunque “parece que el Gobierno no tiene muchas ganas de valorar ni una sola de nuestras propuestas”. Hasta ahora, la comisión negociadora del Ejecutivo y del PSOE no ha mantenido más que una reunión con el PP y en ella, según la dirigente popular, “les solicitamos una valoración económica de las deducciones que ellos plantean y aún no nos han respondido”. Si están o no fuera de la negociación “lo tiene que decir el Gobierno”, sigue Mallada, pero ya contempla como “una evidencia que se conforman con el mínimo esfuerzo y con hacer los presupuestos que sea más fácil sacar adelante cuando ya tienen unos apoyos claros que no piden mucho a cambio”. Asturias, sentencia, “merece más ambición”.

Compartir el artículo

stats