Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Podemos acude con "optimismo" a negociar el presupuesto aunque Barbón les haya dicho que "llegan tarde"

La candidata electa a la presidencia del Principado, Covadonga Tomé, rechaza participar en las reuniones: "Se me invitaba como convidada de piedra"

Alba González y Rafael Palacios en rueda de prensa. EUROPA PRESS

Podemos acudirá esta semana "moderadamente optimista" al encuentro con la comisión negociadora del Gobierno del Principado y el PSOE que evalúa la confección del presupuesto autonómico para 2023. El portavoz parlamentario de la formación, Rafael Palacios, va al encuentro con confianza porque sus propuestas, "alineadas con los acuerdos presupuestarios suscritos por el PSOE y Podemos a nivel estatal, están siendo valoradas". Resta importancia al desplante del presidente del Principado, que les dijo el miércoles que sus propuestas llegan "muy tarde", y tampoco da demasiada importancia a su demora hasta la semana pasada en el envío del documento con las propuestas al Ejecutivo, ni a la ausencia total de reuniones desde que hace casi dos meses se celebró la primera para hablar sólo de "generalidades"… "Ya conocemos al Presidente", apunta Palacios sobre el "llegan tarde" y el "no quieren pactar" de Adrián Barbón. "Lo que dice y lo que hace no son dos cosas que caminen paralelamente. Cada vez que en una intervención dices algo que no le parece bien da una respuesta pa calentate les oreyes, pero nos vamos a reunir. No os preocupéis”.

El contexto previo del encuentro lo da también el avance que ha dado IU hacia el apoyo a las cuentas, lo que las dejaría a sólo un voto del éxito en el parlamento. Eso podría explicar el desinterés de Barbón por el diálogo con Podemos, dadas las opciones que se le abren para encontrar los respaldos necesarios: Ciudadanos, el Grupo Mixto, Foro... Podemos quiere entrar esta semana, en la primera reunión seria después de dos meses de contactos, en un encuentro que también servirá para escribir un capítulo más en la historia del desencuentro que tiene partida por la mitad a la formación morada. No se sentará a la mesa la candidata a la presidencia del Principado recién designada en las primarias, Covadonga Tomé, que ha declinado la invitación a participar, y eso es "una lástima", señala la secretaria de Organización, Alba González. Una pena que "en el primer granito que afrontamos después de las primarias la candidata considere que es solo un paripé y haya declinado formar parte de algo que está buscando mejoras para los asturianos". La comisión, de la que sí forman parte Palacios, González, Ana Taboada como responsable orgánica de Políticas Municipales y Olaya Suárez, de Sociedad Civil, “estaba configurada antes de las primarias y de que mi equipo las ganara”, ha respondido esta mañana Covadonga Tomé. Para ella, aduce, “no era ni una opción incorporarme a una comisión que ya había iniciado su andadura y además con tan poco tino que lo siguiente que supe fue que Adrián Barbón salía diciendo que Podemos llegaba tarde. No me puedo incorporar a un equipo que ya tuvo reuniones cuyo contenido desconozco. Se me invitó como convidada de piedra y rechacé la invitación”. Deja dicho, por lo demás, que sí respalda el contenido del listado de propuestas que Podemos ha hecho llegar al Ejecutivo, pero también comparte con Barbón el criterio de que ha llegado tarde. “Teniendo en cuenta que las propuestas del resto de los grupos llegaron hace tiempo, entiendo que es así”. Dice eso y se queja de que la "parte orgánica" no da visibilidad a los actos y los movimientos que ha emprendido desde que fue proclamada candidata en las primarias.

El caso es que la reunión llega después de que Izquierda Unida se haya aproximado mucho a dar el visto bueno a las cuentas al haber recibido contestación favorable a algunas de sus propuestas. Eso acerca mucho al éxito un proyecto que aún no ha sido presentado en la Junta ni aprobado por el Gobierno, pero eso no arredra a Palacios, que afirma que “no sé lo que se está negociando” entre la coalición y el Gobierno. “Hay medidas que nos parecen positivas y adecuadas y otras que coyunturalmente pueden servir, pero que son del pasado. Lo mismo da, en el presupuesto puede que no vayan a hacer ningún mal, pero tampoco ningún bien”. "No nos preocupa tanto lo que se pacta con la izquierda como lo que se pacta con la derecha", concluye.

Compartir el artículo

stats