Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno de Barbón decide congelar sus sueldos y no aplicarse la subida del 2,5% para 2023

El Ejecutivo regional aprueba una partida de 5,5 millones para implantar la cirujía robótica en el HUCA y en el hospital de Cabueñes

Melania Álvarez, en la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno

El Gobierno asturiano ha decidido congelar su sueldos y no aplicarse la subida del 2,5 por ciento para el año 2023, que tendrán todos los empleados públicos, según acaba de confirmar su portavoz, Melania Álvarez. La decisión del Ejecutivo asturiano se conoce después de que la Junta General decidiera el pasado miércoles renunciar a esa subida para los 45 diputados de la Cámara autonómica.

La congelación salarial alcanzará tanto al presidente autonómico, Adrián Barbón, como al vicepresidente, Juan Cofiño, y a los consejeros y viceconsejeros, según ha precisado la portavoz del Gobierno autonómico, Melania Álvarez, quien ha recordado que es la segunda vez en esta legislatura que el Ejecutivo regional renuncia a la subida de sueldo acordada en el marco de los Presupuestos Generales del Estado para todos los empleados y cargos públicos. La primera fue en el marco de las cuentas de 2021, debido al impacto que tuvo la pandemia del coronavirus en los presupuestos de todas las administraciones.

 El Gobierno central pactó con los sindicatos mayoritarios un incremento de las retribuciones públicas del 2,5% para 2023 que estará incluida en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para ese ejercicio, una subida que podría experimentar revisiones al alza en función de variables vinculadas al IPC y al PIB nominal. En concreto: si la suma del IPC Armonizado de 2022 y del IPC Armonizado adelantado de septiembre de 2023 supera el 6%, los salarios públicos subirán un 0,5% de manera adicional. Las revisiones salariales acordadas en el marco de PGE suelen caer en cascada para el resto de las administraciones, tanto las comunidades autónomas como los ayuntamientos. De hecho, el Gobierno de Pedro Sánchez también pactó con los sindicatos una revisión del 1,5 por ciento en los sueldos de este año, 2022, para compensar el repunte de la inflación, que se abonará mediante una paga para las que las administraciones tendrán de plazo de abono hasta el próximo mes de marzo.

El Principado ha acordado materializar esta paga a todos sus empleados junto a la nómina del mes de noviembre, lo que supondrá un desembolso no previsto inicialmente de unos 30 millones de euros, aproximadamente. La paga media que recibirá la plantilla autonómica rondará los 700 euros, aunque variará en función de la retribución bruta de cada empleado público, que tendrá derecho al cobro de un 1,5 por ciento adicional.

Por otra parte, el Principado invertirá 13,6 millones para implantar la cirugía robótica en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) y el Hospital Universitario de Cabueñes. El Consejo de Gobierno ha dado hoy un paso clave para avanzar hacia ese objetivo, con la aprobación de un gasto de 5.517.600 euros que permitirá adquirir el próximo año los dos equipos para los centros de cabecera de las áreas sanitarias IV y V. Este sistema, que cuenta con financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), se podrá aplicar en siete especialidades quirúrgicas: urología, ginecología, otorrinolaringología y cirugía general, torácica, pediátrica y maxilofacial.

 La adquisición de estas plataformas tecnológicas de última generación permitirá llevar a cabo intervenciones quirúrgicas mínimamente invasivas por vía laparoscópica con visión tridimensional. De este modo, la robótica ayudará a los profesionales a efectuar operaciones complejas con mayor seguridad, precisión, flexibilidad y control que con las técnicas convencionales. Además, este tipo de cirugías favorecen una recuperación más rápida de los pacientes, implican menos tiempo de hospitalización y facilitan un retorno más rápido a la vida cotidiana. La cirugía robótica se une a la inversión en tecnologías que ya está en curso en el sistema sanitario público y que movilizará más de 24 millones hasta finales de 2023. De ellos, 12,9 corresponden al Plan Inveat, a los que el Principado añadirá 2,7 millones para nuevos equipos y 8,7 más para obras relacionadas con ellos. En total, se renovarán cinco aparatos (tres TAC y dos resonancias) y se adquirirán otros 12 que ampliarán la capacidad diagnóstica y terapéutica en seis centros.

Compartir el artículo

stats