Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Barbón, a la carga contra “el sucursalismo” del PP y “el casting” en Cs para aproximarse a Canga

La portavoz popular, Teresa Mallada, reprocha al presidente del Principado que "siempre antepone la defensa de Pedro Sánchez a la de los intereses de Asturias"

Adrián Barbón en la Junta.

La campaña prelectoral ha llegado a la Junta General, con preguntas en su mayoría sobre asuntos nacionales, como la reforma de las leyes de sedición o del sí es sí, y polémicas con epicentro en el Congreso, como los menosprecios a la ministra Irene Montero. Y ya sobrevoló sobre la Cámara autonómica la designación de Diego Canga como nuevo candidato del PP para las autonómicas de mayo, aunque nadie, ni el presidente del Principado, Adrián Barbón, ni ninguno de los portavoces de la oposición mentaron su nombre. 

El presidente autonómico Adrián Barbón pasó pronto al ataque después de que la portavoz popular, Teresa Mallada, le afeara” la renuncia a los principios socialistas” que, en su opinión, supone reformar el delito de sedición “a cambio de un puñado de votos que garantice unos meses más en el poder a Pedro Sánchez”. La portavoz del PP en la Junta también cuestionó que “no es lógico que en un Gobierno con 3 magistrados, nadie se diera cuenta de lo que iba a suceder o escuchado las advertencias de distintos ámbitos, ni llamar machistas a los jueces; es una burla de todo”. Mallada concluyó que el alineamiento de Barbón con esas leyes o la del bienestar animal se traduce en que "usted siempre antepone la defensa de Pedro Sánchez a la de los intereses generales de Asturias".

Barbón interpretó el sumatorio de preguntas en clave nacional de Mallada como la prueba de la debilidad del PP asturiano. “No me resisto a decirlo, tienen un problema, son una sucursal, son el PP en Asturias en vez del PP de Asturias. Algo que tiene que ver porque ponen y quitan desde una calle y ciudad que nada tiene que ver con Asturias, desde la calle Génova en Madrid”, reprochó Barbón, antes de entrar en el fondo de la respuesta. “Desde hace 15 días las preguntas se las dictan de la calle Génova”, ahondó Barbón, que luego en el cara a cara con la portavoz de Ciudadanos, Susana Fernández, no se cortó un ápice al decirle que “su tono mitinero evidencia que ya están en casting”. Una alusión que tenía mucho que ver con la valoración de los diputados asturianos de Ciudadanos acerca de “lo acertado” de la elección de Diego Canga como próximo candidato del PP a la presidencia del Principado. 

El portavoz de Vox, Ignacio Blanco, aprovechó esas alusiones para ver un mensaje “machista” en las intervenciones del presidente del Principado, al que achacó “nerviosismo” por la elección de Canga y el impacto que pueda tener en las encuestas. “Hoy ha llamado marioneta a la señora Mallada y ha dicho que la señora Fernández está en casting. Lo peor de todo es que las diputadas de su alrededor le han reído las gracias”. A esas alturas del turno quincenal de preguntas al presidente, Barbón ya había lanzado el primer dardo al partido de Blanco al mencionar que “quizá algo esté cambiando, las encuestas de Asturias que le daban ocho diputados ya le dan cuatro”. 

No tuvo reparos Barbón en ratificarse en al cuestionamiento de las carencias “de técnica jurídica” de la ley promovida por el ministerio de Irene Montero que, recalcó, “se hubiera corregido con una disposición adicional” para que los violadores o abusadores sexuales no se pudieron acoger a ningún tipo de beneficio o rebaja de condena. En cambio, dejó claro que “compartía el espíritu de esa ley” y más adelante, en la pregunta realizada por el portavoz de Podemos, Rafael Palacios, tuvo ocasión de defender que “ninguna mujer merece ser tratada como lo fue Irene Montero en el Congreso”.

El debate con Susana Fernández, la portavoz de Ciudadanos, trató sobre la educación concertada. La portavoz del grupo naranja reprochó al gobierno autonómico que tiene “infrafinanciada a un 30 por ciento de la educación en Asturias, a 32.000 niños asturianos, a un 30 por ciento de nuestro futuro”. Cuestionó la portavoz naranja que la comisión sobre equiparación retributiva entre las redes pública concertada, creada en 2007, no se haya siquiera reunido. “No cumplen sus leyes y compromisos y esos profesores son los únicos de España a los que no se les ha devuelto ni un euro de la rebaja de hace 12 años, una medida que supondría 2,4 millones; pero para derrochar en chiringuitos y puestinos para los suyos, como el Consejo Económico y Social, seguro que encontrarán ese dinero”. 

Barbón atribuyó los cierres en la educación concertada a la evolución demográfica de la región y destacó que “el reparto del fondo covid fue proporcional, mientras que en otras comunidades autónomas no hubo aportación a la concertada”. También sostuvo el presidente del Principado, que recordó haberse formado en un colegio concertado que cerró precisamente días antes de tomar posesión y tener una relación fluida con la orden religiosa que lo gestionaba, que “la enseñanza pública llega a donde nunca llegó o quiso llegar la privada. Este gobierno no es sectario en modo alguno con la concertada, pero si alguien construye sistema educativo es la red pública”.

La portavoz de IU, Ángela Vallina, emplazó al Barbón a meter presión al sector hostelero y concretamente al presidente de esa patronal, José Luis Álvarez Almeida, a firmar un nuevo convenio, ya que el vigente “se firmó hace trece años”. Vallina mencionó un reciente informe que señala a Asturias como “la autonomía donde peor están pagados los camareros y entre las que peor paga a los jefes y ayudantes de cocina”. Barbón calificó de “inaceptable” la realidad que refleja ese informe. “Hay que reivindicar que se firme ya el nuevo convenio. Ya se lo he dicho al presidente de los hosteleros”, contestó el presidente del Principado.

Con Ignacio Blanco, el portavoz de Vox, la última pregunta al Presidente del actual período de sesiones, que a partir de esta semana ya se volcará en el Presupuesto del Principado, se centró en la postergación del Corredor Atlántico. “No han hecho nada, seguimos a la espera, como con otros asuntos como el lobo o las inversiones. Asturias con su gobierno está a la espera en todo”, criticó Blanco, quien calificó de “frase de matón de taberna” que Barbón contestase a las presiones de los empresarios del Mediterráneo que “si nos buscan, nos encontrarán" cuando, para el portavoz de Vox "el empresariado del Levante y sus gobiernos sí han hecho sus deberes”. 

El presidente del Principado tachó a Blanco de “diputado a media jornada” y le replicó que le habría venido bien escuchar el pasado lunes al presidente de la Xunta de Galicia “cuando nos agradeció la contundencia con la que este presidente reivindica el Corredor del Noroeste”. Barbón reconoció la necesidad de avanzar en los proyectos e iniciativas relacionadas para conectar Asturias, Galicia y Castilla y León a los principales ejes transeuropeos de movilidad. “Hay que ir cuanto antes al nombramiento del Comisionado y avanzar en la obra. Uniendo esfuerzos y, como Rueda agradecía, yo siempre voy a alzar la voz, confrontando con mi Gobierno o mi partido, porque para eso anteponemos que las decisiones se toman aquí y no en Madrid” aquí y no en Madrid”.

Compartir el artículo

stats