Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los afines a la candidata de Podemos denuncian la elección de Rafael Palacios como líder en funciones

"Quieren destruir la organización", responde el diputado, "cuando Barbón estuvo de baja, a nadie se le ocurrió pedir elecciones"

Covadonga Tomé y Rafael Palacios.

La candidata de Podemos a la presidencia del Principado, Covadonga Tomé, celebra la reunión “urgente”, convocada para el viernes, en la que integrantes de las dos facciones del partido que mantienen un agrio enfrentamiento desde hace más de un año intentarán “avanzar en la coordinación de la campaña electoral”. La cita llegará, sin embargo, precedida de los ecos de un nuevo episodio de la disputa entre los seguidores de la aspirante y los de la actual dirección del partido en Asturias. Los convocados tendrán sobre la mesa la denuncia que dos componentes del Consejo Ciudadano Autonómico, afines a la corriente que encabeza Tomé, han llevado ante el Comité de Garantías por presuntas irregularidades antiestatutarias en la atribución al portavoz en la Junta, Rafael Palacios, de "determinadas funciones" de la coordinación durante la baja médica de la titular del puesto, Sofía Castañón.

Los denunciantes, Omar Pereira y David Fernández Suco, ponen en conocimiento del organismo el procedimiento empleado para ascender a Palacios, mediante “una votación en Telegram del Consejo Ciudadano” que contraviene, a su juicio, lo dispuesto en los estatutos del partido, tanto en los nacionales como en los de la organización en Asturias, que “señalan claramente que el nombramiento de coordinadores autonómicos, aunque sean con carácter suplente o temporal, es una competencia exclusiva e intransferible de la Asamblea Ciudadana Autonómica”. Abundan en que con esas normas en la mano “no es legal en Podemos nombrar una coordinación suplente o interina sin pasar por la Asamblea” y exigen que se convoque.

Lamentan ellos y Tomé que esa decisión y la de los cambios en las funciones del Consejo de Coordinación –para suplir la dimisión de la hasta ahora secretaria de Organización, Alba González– hayan sido adoptadas sólo con el respaldo de la facción afín a la dirección, “en exclusiva con los miembros del sector que obtuvo el cuarenta por ciento de los votos en las últimas primarias (las que ella ganó por la candidatura para las autonómicas), y excluyendo al sesenta restante”.

Queda certificado que está en marcha otro episodio de esta guerra cuando Palacios les responde este mismo martes denunciando con dureza, al contraataque, “el grave desconocimiento que muestra la candidata tanto de los estatutos del partido al que pertenece como de la vida interna de una organización”. Sofía Castañón “no dejó de ser coordinadora”, explica, “no dimitió, por más que lo intentaran con las peores formas, y resulta doloroso que quienes la agredieron por tierra, mar y aire ni siquiera respeten el derecho que tiene cualquier persona a una baja médica para recuperarse sin por ello perder su responsabilidad”. La versión de la dirección sostiene que "en ningún momento se ha producido el nombramiento de ningún coordinador" y que simplemente "Palacios asume determinadas funciones del día a día del partido mientras dure la baja médica de Sofía Castañón". Buscando comparaciones, el diputado y portavoz en la Junta recuerda que “cuando el presidente del Principado estuvo de baja, fue sustituido y a nadie se le ocurrió salir pidiendo elecciones. Son reclamaciones que no tienen ningún sentido y su único interés es generar ruido y conflicto y seguir ahondando en la estrategia de siempre. No acepten la derrota en las primarias de diciembre de 202, en las que perdieron la dirección, y desde ese momento intentan romper el partido, destruir Podemos y deslegitimar cada decisión que toma la organización, y esto hace un daño brutal a Podemos. Pido seriedad, y responsabilidad, porque están destruyendo el partido de forma consciente. Quieren destruir a las personas y a la organización”.

Pese a todo, la aspirante entiende que esa “oportunidad perdida” es reversible si hay “voluntad política” y afirma que “no voy a parar de reunirme con todos los sectores y sensibilidades de nuestro partido, incluido Rafael Palacios”. De momento, en la mesa del viernes se sentarán ellos y del lado de la dirección autonómica la nueva secretaria de Organización, Olaya Suárez, Ana Taboada e Ignacio Loy; por el de la candidata, Xune Elipe, Laura Tuero y Jorge Fernández.

Además de tratar de pacificar unas relaciones extremadamente tensas, Tomé considera necesario “un mecanismo de apoyo en la construcción de nuevas candidaturas municipales en el territorio. A día de hoy, sólo hay diez”, lamenta, y “no podemos renunciar a presentarnos en 65 concejos asturianos”. Tampoco ha comenzado aún, añade, “el proceso de recogida de aportaciones para el programa electoral, a pesar de que fue anunciado hace dos meses por la dirección autonómica y tenemos que trabajar en ello en conjunto. Hay también que definir con cierta urgencia un código ético que asegure que la exigencia ética ciudadana se plasma en nuestros cargos públicos. No hay tiempo que perder y hemos de comenzar el pistoletazo de salida de muchos frentes de trabajo”, concluye.

Compartir el artículo

stats