El diputado autonómico y exsecretario general de Podemos en Asturias, Daniel Ripa, emplazó ayer a la dirección regional, que ahora comanda su portavoz parlamentario y compañero de bancada en la Junta General, Rafael Palacios, que "dejen trabajar" a la candidata a la presidencia del Principado, Covadonga Tomé. Ripa es uno de los militantes a los que la formación morada ha abierto un expediente para su expulsión.

El diputado regional mantuvo que esas expulsiones, que calificó de "políticas", suponen "un intento de quitar rivales políticos de en medio". Ripa afirmó que esos procesos "no ayudan en nada" de cara a los comicios autonómicos de mayo porque "ir a unas elecciones expulsando a gente, probablemente no es la mejor de las opciones". Y pidió que la dirección y Tomé empiecen a preparar la campaña electoral.