Un equipu del departamentu de Xeoloxía de la Universidá d'Uviéu echó lluz sobre l'orixe de los terremotos submarinos de la mariña centroccidental asturiana y confirmó'l papel decisivu de la falla cantábrica (y el so allongamientu, la falla de Ventaniella) na actual configuración del marxe cantábricu, una y bones estes falles dixebren dos importantes bloques corticales.

El trabayu publicóse en "Frontiers in Earth Sciences" y foi realizáu por un grupu de trés profesores y un investigador predoctoral: Gabriela Fernández-Viejo, Sergio Llana-Fúnez, Carlos López-Fernández y Jorge Acevedo, respectivamente.

El grupu d'investigadores.

Pa facer el trabayu, que cunta con financiamientu del Principáu d'Asturies, l'equipu esplegó en 2019 una rede de 11 estaciones sísmiques a lo llargo del sector centroccidental asturianu. Los datos llograos por esta rede mientres ocho meses dexaron rexistrar con elevada precisión 73 nuevos terremotos con orixe ente 6 y 21 kilómetros de fondura.

Investigadores de la Universidá d'Uviéu dan esplicación a los terremotos del Cantábricu

Dicen los especialistes qu'estos sismos "concéntrense en dos zones preferentes, en dos puntos específicos de la falla cantábrica". Sergio Llana-Fúnez esplica que "la primer zona de sismicidad ta na mariña, cerca d'Avilés, y relaciónase con estructures antigües na corteza". "L'otru puntu ta más alloñáu de la mariña, frente a Galicia, y asóciase con estructures bien antigües nel orixe de la formación del cordal cantábricu". Eso sí, tierra adientro de la rexón los movimientos "son casi imperceptibles pa la población" yá que tienen unes magnitúes medies d'alredor de 2 y nun son nuevos: "detéctense desque s'instalaron les primeres estaciones sísmiques, nos años 70", esplica Jorge Acevedo.

Pa los investigadores el siguiente pasu sería "alcontrar meyor inda estos terremotos y pa eso facíanos falta tener estaciones submarines", comenta Gabriela Fernández-Viejo. L'estudiu publicáu puede consultase nesti enllaz.