Un percorríu en vídeu y fotografía pa reinterpretar la tonada. Una escenografía de la memoria histórica con referencies familiares a la máquina de coser y d'escribir de los güelos. O una instalación pa cavilgar sobre'l desarrollismu gandíu de les ciudaes. Los artistes del programa de residencies de Llaboral Centru d'Arte nel añu 2020 presenten agora, dientro de l'actividá de torna, les esposiciones de los sos trabayos nel espaciu cultural xixonés.

Ana Izarzuaga, cola so propuesta “Examen de Memoria Histórica”. |  MARCOS LEÓN

Ana Izarzuaga, cola so propuesta “Examen de Memoria Histórica”. | MARCOS LEÓN

“RCCA (Reinterpretación contemporánea de la cultura asturiana)” ye la obra de Ricardo Villoria. Na primer pieza, audiovisual, apaecen cinco cantantes consagraos de tonada: Mari Luz Cristóbal, Adelita Fernández, Lorena Corripio, Juan Robledo y Celestino Rozada. “Quería descontextualizar la tonada y abrila a nueves víes de comunicación, con un primerísimu planu de los cantantes, en blancu y negru, a capela y nos que se ven los xestos”, apunta Villoria. Na parte de fotografía encetó los traxes tradicionales de finales del sieglu XVIII y tol XIX. 

Pablo Pandiella, cola so obra “Poética estructural”. |  MARCOS LEÓN

Pablo Pandiella, cola so obra “Poética estructural”. | MARCOS LEÓN

Covadonga Valdés, tres 34 años en Londres, tornó a la so Asturies pola pandemia. Con “El puente”, un trabayu de reinvención artística personal, nel que pintó tola inspiración que-y producen los paisaxes de Ribesella –onde nació– y Cangues d'Onís –el llugar nel que creció–. “Cautiváronme los perfiles de los montes. Nun utilizo nin llistón nin marcu, tresllado esa ambición a espurrínos y cruciar tou”, comenta. 

Les hestories venceyaes a la memoria democrática familiar fueron l'orixe de la pieza “Examen de memoria histórica”, de l'artista vasca Ana Izarzugaza. Lo qu'empezó como una pieza narrativa d'anécdotes familiares acabó nuna instalación musical de visuales y astractos. “La composición tocóse sobre'l pianu de mio madre, les teles cosímosles mio madre y yo cola máquina de mio güela. Y apaez tamién la maquina d'escribir del mio güelu, de cuando con 19 años nun campu de concentración en Valencia, punxéronlu delantre a mecanografiar, y cuando naide miraba comía les órdenes de fusilamientu”, señala. 

Chantal Franco y Patricia Toral, con “La noche imaginada”. |  MARCOS LEÓN

Chantal Franco y Patricia Toral, con “La noche imaginada”. | MARCOS LEÓN

Pablo Pandiella apuesta en "Poética estructural” por otra instalación qu'enceta la coherencia estética y la guapura nos espacios qu'habitamos. “La guapura ye alimentu pa l'alma, se despreocupa enforma esa idea na ciudá de Xixón. Arreparo en cómo se curien les fachaes, se rehabiliten espacios públicos, o s'entamen bancos namás por rellenar”, señala. Na so propuesta presenta “un espaciu que poder percorrer, nel qu'hai complexidá visual, organización, harmonía y ritmu, y tien los ingredientes principales de l'arquitectura: aceru, cementu y cristal”. 

Covadonga Valdés, delantre  de “El Puente”. |  MARCOS LEÓN

Covadonga Valdés, delantre de “El Puente”. | MARCOS LEÓN

D'otra ciudá asturiana, nesti casu Avilés, cavilga Ana Carreño sobre les ciudaes decrecientes nes que la industria dexó de funcionar. “Heterotopías” cuenta con elementos significativos de la ciudá reproducíos en pieces en 3D, con un vídeu con imaxes antigües, nes que se proxecten eses pieces. “La investigación pasa de los elementos arquitectónicos como les chimenees o paneles publicitarios a les fachaes, grúes del puertu o'l Niemeyer”, apunta. 

Laura Fjäder, con “Lugares Anfibios”. |  MARCOS LEÓN

Laura Fjäder, con “Lugares Anfibios”. | MARCOS LEÓN

Laura Fjäder, cola performance “Lugares Anfibios”, presenta una pieza híbrida. “Les testures sonores van articular una narrativa de lo perturbador, y que converxen con oralidá y esperiencia física, pa esquizar dos temes bien presentes na producción: el venceyu como territoriu de conflictu, y la colonización de los cuerpos y los ciños”, resume. 

Ana Carreño, con “Heterotopías”. |  MARCOS LEÓN

Ana Carreño, con “Heterotopías”. | MARCOS LEÓN

Chantal Franco, Verónica Rodríguez y Patricia Toral integren “Luz, micro y punto”, que desenvolvió un espectáculu de teatru de solombres con orquestes, tituláu “La noche imaginada”, col que dieron imaxe al repertoriu de la OSPA (Orquesta Sinfónica del Principáu d'Asturies). “Les nueses obres son mui poétiques, son los elementos que pudimos percibir en toles melodíes. Falamos de la vida, la muerte, al traviés de la danza macabra, y nesta pieza tamién del amor, la pasión, los alcuentros, la lluz y l'escuridá”, rellaten.