Los conceyos más poblaos (Uviéu, Xixón, Avilés y Siero) y los rurales con menos de 10.000 habitantes son los más castigaos pol alza de los precios. L'observatoriu de la Universidá d'Uviéu, RegioLab, destaca nun estudiu los efectos asimétricos de la inflación sobre los asturianos. Tomando los datos d'ente 2018 y 2021 –los postreros disponibles– los investigadores Elena Lasarte y José Luis Pérez Rivero apunten a que'l costu de la vida disparóse inclusive enantes de la llegada del últimu ciclu inflacionariu que se ta rexistrando estos últimos meses y que llevó a tomar l'alza del IPC como un fenómenu "persistente" y non "transitoriu" como contaba que yera depués la salida de la pandemia.

Uviéu ye, porcentualmente, el llugar onde más xubió'l costu de la vida mentantol os postreros trés años, con un repique del 11%. En Xixón ye del 9,73% y nos conceyos d'ente 50.000 y 100.000 habitantes (Avilés y Siero) del 9,88%. El costu de la vida incrementóse muncho menos nos conceyos d'ente 20.000 y 50.000 habitantes (6,26%) y ente los de 10.000 y 20.000 (6,39%), pero ente los de menos de 10.000 la tasa vuelve disparase (9,32%).

"L'impactu distintu de la inflación sobre los llares ye por cuenta de les diferencies esistentes nos sos patrones de consumu. Los llares con menos renta o de redolaes rurales dediquen más proporción del so gastu a los bienes consideraos necesarios y son estos bienes los que más xubieron de preciu apocayá", señalen los investigadores del Observatoriu RegioLab.