DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Xuan Xose

Pachín de Melás y la generosidad

El activismo asturianista de un narrador, poeta y autor de teatro y de zarzuelas

Pilar Robles, hija de Emilio Robles Muñiz, Pachín de Melás, entregaba hace un par de meses al Museo Casa Natal de Jovellanos el archivo de su padre. En un estupendo reportaje, J. L. Argüelles sintetizaba aquí, en LA NUEVA ESPAÑA, el 28 de octubre, algunos datos de ese archivo y de la vida del escritor. Permítanme, con todo, recordar un puñado de datos sobre él, cuya mejor biografía es la escrita por el erudito Patricio Adúriz, a quien tanto debemos.

En las primeras décadas del XX un numeroso grupo de escritores, pintores y músicos se mueve en el marco de un sentimiento regionalista/nacionalista que busca conectar con lo popular y tradicional asturiano. En la literatura en asturiano, ese movimiento se concreta en la búsqueda de un nuevo lenguaje y en la creación de un teatro popular. Uno de los destacados autores de esa época es Pachín de Melás.

Narrador, poeta, autor de teatro y de zarzuelas, Robles es un personaje popular en la época. Pero, sobre todo, destacan su generosidad y su entrega a la causa literaria y asturianista: promueve revistas, colecciones de novelas, actuaciones teatrales, campañas de promoción del paisaje, sin que a su esfuerzo respondan el éxito ni la generosidad del público, siempre renuente ante lo asturiano. Como diría un día: "Si la voluntad, amor y fe que pongo en cantar y enaltecer a mi Asturias los pongo en algo negociable? millonario".

Ese su activismo asturianista y su generosidad lo impulsaron (a él solo, en todo Xixón) a mover cielo y tierra para rescatar los restos de Xovellanos de la iglesia de San Pedro, poco antes de que volase por los aires, derribada por la dinamita como tantas otras de la Asturies de la Guerra Civil. Gracias a él, existe hoy ese testimonio del cuerpo del ilustrado.

Compartir el artículo

stats