Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los anestesistas, al borde del colapso

El esfuerzo titánico del personal de los hospitales comarcales y las soluciones para paliar las carencias

En relación con la información publicada recientemente en LA NUEVA ESPAÑA sobre el desplazamiento de anestesistas al Hospital de Jarrio, queremos puntualizar:

1) El servicio de Anestesia del Hospital de Jarrio tiene una plantilla de siete facultativos. Uno se marchó por motivos familiares y dos se marcharon en octubre por un concurso de traslados al HUCA. La plantilla actual ha quedado reducida a cuatro anestesistas, lo que supone un déficit del 43 por ciento sobre la plantilla normal.

2) Con estos efectivos hemos intentado cumplir objetivos, sobre todo operar a los pacientes en lista de espera quirúrgica antes de 180 días mediante varias actuaciones: realizando actividad con rendimientos de quirófano superiores al 80 por ciento; no librando 45 guardias entre los cuatro (esto supone haber realizado 45 quirófanos más y operado a unos 180 pacientes que, de no haber sido así, estarían en lista de espera); dejando de acudir a cursos, congresos y reuniones para reforzar la actividad asistencial...

3) Ante esta situación, se celebra una reunión de jefes de servicio y directivos del Servicio de Salud del Principado (Sespa) en la cual se acuerda recurrir a la movilidad forzosa de un anestesista que se integre en el servicio cada quince días de forma rotatoria y la cobertura de guardias de presencia en momentos puntuales provocados por la disminución de efectivos.

4) El acuerdo era malo para todos, pero suficiente para la coyuntura actual. Los hospitales donantes pierden un efectivo y los receptores tenemos que integrar a un anestesista en el servicio cada quince días. Aún así se está cumpliendo, y la integración en Jarrio de los anestesistas desplazados ha sido muy positiva y enriquecedora. Hemos recibido a facultativos del HUCA, Avilés, Mieres y Sama que se han integrado muy bien y les estamos muy agradecidos por el esfuerzo realizado.

5) El problema es que el segundo acuerdo, la cobertura de guardias puntuales en momentos de especial dificultad, no se está cumpliendo. Se niegan a reforzarnos en guardias puntuales. No entendemos el motivo cuando a otros servicios de nuestro hospital también deficitarios (Ginecología y Radiodiagnóstico) sí se les ayuda desde otros hospitales en la realización de guardias de presencia física, sin ningún problema aplicando, el decreto de movilidad forzosa.

6) Tampoco entendemos por qué, en el concurso de traslados, dos anestesistas de nuestra plantilla tomaron posesión de su plaza en el HUCA y, sin embargo, no desplazaron al correspondiente interino que estaba ocupando esa plaza, el cual podría haber sido recolocado en aquellas plantillas a las que ese mismo concurso dejó en situación de déficit.

7) Respecto a las intervenciones quirúrgicas "más banales", que se realizan en los hospitales comarcales, queremos puntualizar que nuestros pacientes del área sanitaria I tienen las mismas patologías y los mismos derechos que los de otras áreas. Las intervenciones más prevalentes son las mismas en todos los hospitales: prótesis de rodilla y cadera, cirugía de hombro, cirugía de catarata y glaucoma, hernias inguinales, neoplasias intestinales...

8) Varias consideraciones sobre la población del área sanitaria I: atendemos a una población envejecida, dispersa y con bajo poder adquisitivo. El único recurso sanitario de atención especializada del que disponen cerca es el Hospital de Jarrio. No tienen próximas clínicas privadas ni concertadas. Por cierto, cuando se les ofrece ser intervenidos en dichas clínicas concertadas, en una gran mayoría lo rechazan por dos motivos: sociales y económicos. La única forma de atender a esta gente es traer los recursos sanitarios a ellos, no trasladarlos a ellos allí donde estén los recursos. Hacerlo de otra forma supone dar un paso más hacia el despoblamiento del Occidente de Asturias.

9) Por todo ello, estamos preocupados e indignados. No sabemos cuánto se va a prolongar esta situación, pero estamos al límite de nuestras fuerzas. En tanto se resuelve la OPE en marcha que debería dotarnos de profesionales (tenemos tres plazas vacantes), necesitamos ayuda urgente. Al menos, exigimos se cumpla el acuerdo pactado en su día con el Sespa y los jefes de servicio de Anestesia. En otros hospitales luchan por abrir un quirófano más; nosotros luchamos por la supervivencia del hospital.

Compartir el artículo

stats