Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EN CORTO Y POR DERECHO

¿Jugaba Cascos al "Call of Duty"?

El videojuego que el fundador de Foro cargó al partido es un mata-mata muy bélico

Francisco Álvarez-Cascos -los lectores igual se acuerdan de él-, fue un político asturiano de derechas que primero trabajó como Saturnodevorando a sus hijos (políticos) y en su crepúsculo sufre la digestión contraria, pues ha sido denunciado por el partido que fundó, Foro Asturias, por supuesta apropiación de fondos de

Cascos declaró el miércoles en concepto de investigado y explicó que algunos de los gastos indebidos que se le imputan, como cargar la compra de videojuegos, eran "un error" del que tendrían que haberle advertido. Este humilde plumilla es consciente de que contradecir a Cascos es cosa que le saca de sus casillas, pero el deber con los lectores nos obliga a ello. Ateniéndonos a su propia declaración, Álvarez-Cascos "trabajaba las 24 horas para el partido", así que si compró un videojuego fue para seguir trabajando para su partido. El videojuego en cuestión es "Call of Duty"; la llamada del deber, en español. Es, en realidad, una serie de videojuegos, en distintos escenarios y épocas, creada por Ben Chichoski en 2006 que saltó del ordenador a las consolas. Todos los "Call of Duty", del que se han vendido 55 millones de copias, son mata-mata, juegos bélicos en los que el jugador va por ahí disparando a todo lo que se menea en distintos frentes, desde la II Guerra Mundial a una hipotética III Guerra Mundial.

Está claro, vista la temática, que el videojuego que Cascos cargó al partido era para seguir trabajando por Foro como él lo hacía, a tres turnos y las 24 horas. Lo que no ha trascendido es, exactamente, cuál fue el título de la serie que adquirió el exministro, exvicepresidente y, en general, expulsado de casi todos los lugares por los que él había pasado antes expulsando a otros. Cabe imaginar, pero son delirios de este plumilla, que el "Call of Duty" elegido sería el fabuloso desarrollo de 2011 subtitulado "Chainsaw masacre" y que se traduciría como "La masacre de la motosierra", en la que el protagonista, vestido de Jovellanos, recorre Asturias con su motosierra política acabando sin piedad con todos cuantos pasan por delante sin postrarse de hinojos. Esa versión de "Call of Duty" es apasionante, pero no resultó tan fácil de jugar y se ve que Cascos se quedó sin vidas. Game over.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats