03 de agosto de 2007
03.08.2007
La Nueva España

El San Agustín es el único centro español que participa en un estudio mundial sobre hernias

El hospital, de referencia en cirugía de pared abdominal, comparte el proyecto con otros nueve europeos y americanos

03.08.2007 | 02:00
José Ignacio Jorge-Barriento, jefe de cirugía general del Hospital San Agustín.

El Hospital San Agustín es el único centro sanitario de España seleccionado para participar en una investigación a nivel mundial sobre la evolución de pacientes que se someten a operaciones de pared abdominal, como las que se dan en casos de hernias inguinales. El servicio de cirugía general que lidera el doctor José Ignacio Jorge-Barriento será el responsable del proyecto en el que participan cinco hospitales americanos y cuatro más europeos de Alemania, Bélgica, Francia e Inglaterra. El área avilesina realizará en 5 años un seguimiento a 3.000 pacientes que participarán en el estudio.

Myriam MANCISIDOR


El Hospital San Agustín de Avilés es el único centro sanitario de España que ha sido seleccionado para participar en una investigación a nivel mundial sobre la evolución clínica de los pacientes que se someten a cirugía de la pared abdominal con prótesis de malla plástica, una intervención que se practica para corregir hernias inguinales y reforzar la debilidad de esta zona. El servicio de cirugía general que lidera el doctor José Ignacio Jorge-Barriento, referente nacional en este tipo de intervenciones, participa así en el proyecto de escala mundial con facultativos de nueve hospitales más: cinco estadounidenses y cuatro europeos de Francia, Bélgica, Inglaterra y Alemania.

En el trabajo sobre las operaciones de la pared abdominal participarán durante los próximos cinco años, según Jorge-Barriento, tres mil pacientes del área sanitaria avilesina (Avilés, Castrillón, Gozón, Corvera, Soto, Muros, Pravia y Cudillero), que previamente darán su consentimiento para que el servicio de cirugía general pueda hacerles un seguimiento periódico tras someterse a la operación con malla de plástico.

«Generalmente, los pacientes no ponen pegas, ya que se trata de pasar revisiones cada pocos meses. El resto del trabajo consta de informes y documentación que intercambiamos con el resto de países que participan en el proyecto», dijo el responsable del área, quien ya se ha reunido con sus colegas de otros países para analizar el inicio de la investigación. El próximo encuentro será en París dentro de unas semanas y cada dos años está previsto que los integrantes del equipo europeo viajen a Estados Unidos para compartir sus experiencias con los profesionales americanos.

Pionero en Asturias

«Somos el único hospital asturiano seleccionado para un trabajo mundial y el único de España que va a participar en este proyecto de grandes dimensiones que nos permitirá intercambiar información y conocer el trabajo de otros países durante los cinco años que se prolongará el proyecto», matizó el facultativo. Para Jorge-Barriento, que el San Agustín haya sido elegido de entre todos los centros sanitarios de España es un motivo de orgullo. «Es un reconocimiento a nuestro trabajo y estamos muy contentos», añadió el jefe de cirugía general del hospital avilesino.

Junto a su equipo, el doctor José Ignacio Jorge-Barriento no es la primera vez que estudia las posibles complicaciones de las hernias. La última vez fue en el año 2003. Entonces analizó la presentación y la evolución clínica de pacientes adultos con hernias externas incarceradas para tratar de identificar los factores de riesgo. Sus conclusiones se publicaron en revistas especializadas. Ahora, el equipo de cirugía general del Hospital San Agustín se enfrenta a un nuevo reto que pone el nombre de Avilés a la cabeza de los servicios de cirugía a nivel estatal y mundial. Su trabajo se centrará en seguir a aquellos pacientes que se someten a cirugía en el centro sanitario, generalmente, como consecuencia de una hernia inguinal, una patología que se reconoce por un abultamiento en la ingle o dentro del escroto, más frecuente en hombres que en mujeres.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook