02 de abril de 2008
02.04.2008
 

Perro en busca y captura

El Xelán, la Policía y la Guardia Civil intentan atrapar al último cánido del grupo que, en las últimos meses, mató a decenas de ovejas, cabras y gallinas

02.04.2008 | 02:00

T. CEMBRANOS


La protectora de animales El Xelán busca por la zona de La Carriona, Miranda, Cruz de Illas y la frontera con Castrillón a un perro asilvestrado que está ocasionando estragos en las ganaderías ovinas del concejo. Este animal es el último que queda por atrapar de la manada de canes salvajes que, en los últimos meses, ha acabado con la vida de más de una veintena de animales de granjas del entorno. El concejal de Medio Ambiente, Luis Ramón Fernández Huerga, explicó ayer que en las últimas semanas la protectora ya ha conseguido atrapar al resto de compañeros del peligroso animal.


Él último ataque se produjo la noche del domingo al lunes cuando dos perros salvajes entraron en la granja de José Manuel Fernández y mataron a cinco cabras y un cordero, además de dejar a otras cuatro reses malheridas. Tras ese suceso, El Xelán atrapó a uno de los canes, ya que se había quedado encerrado en la jaula metálica donde estaban guardados los animales. Fernández Huerga explicó ayer que la protectora de animales, con la ayuda de la Policía Local y la Guardia Civil, lleva desde hace meses buscando a esos perros para capturarlos. «Es difícil atraparlos ya que no se puede organizar una batida porque los lugares por los que actúan es una zona poblada. Además, no es fácil encontrarlos ya que se mueven en una zona muy amplia y no se mantienen mucho tiempo en el mismo lugar. Ahora que sólo queda uno, la protectora dice que puede ser más fácil hallarlo y atraparlo», señaló el edil de Medio Ambiente.


Fernández Huerga explicó que ya hay organizado un operativo para intentar capturar a ese último perro, un animal blanco muy agresivo. Por eso, el concejal pide la colaboración ciudadana. «Pedimos a los vecinos que si lo ven merodeando por sus zonas, avisen inmediatamente a la Policía Local», concluyó el concejal de Medio Ambiente.

Adoptar medidas

Los afectados por los ataques son muchos, incluida la familia del concejal del PP, Constantino Álvarez. «Hace un mes esos perros estuvieron en Heros y atacaron como media docena de gallineros, entre ellos el de mi padre. También actuaron en Caliero y Miranda; tienen un radio de acción de tres o cuatro kilómetros», explicó Álvarez.


El portavoz del PP instó, por ello, al Ayuntamiento de Avilés, a que establezca medidas para evitar ataques como ésos, ya que son además de un peligro para los animales, también para las personas. «Esos perros pueden causar una desgracia, que luego lamentaremos todos», señaló. Para Álvarez, actos como los sucedidos en la zona rural del concejo son una evidencia de la falta de cumplimiento de una normativa legal, como es la identificación de los perros con un microchip.


«Si todos los perros llevaran microchip, se podrían pedir responsabilidades a las personas que los dejaron abandonados, que son quienes han cometido una irresponsabilidad», comentó. Pidió que Fernández Huerga exija a todos los propietarios de perros el cumplimiento de esa ley.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine