03 de abril de 2008
03.04.2008

Diseño de Avilés en el Círculo de Bellas Artes

El diseñador Jorge Lorenzo suma dos nuevos reconocimientos a su trayectoria profesional

03.04.2008 | 02:00
Jorge Lorenzo, ayer, en una cafetería avilesina.

E. CAMPO


El diseñador Jorge Lorenzo acaba de sumar dos nuevos reconocimientos a su trayectoria profesional y, curiosamente, ambos llegaron por trabajos que ya habían sido premiados con anterioridad. Este profesional, que combina las labores creativas con la docencia en la Escuela Superior de Arte de Asturias, fue socio fundador de las empresas de diseño Bis-Veeo, Fin de Milenio y Hélice. También presidió la Asociación de Diseñadores Gráficos de Asturias (AGA) y tiene en su haber varios premios «Motiva» y «Laus».


El mismo Círculo de Bellas Artes de Madrid se fijó en su obra, y Lorenzo representó a Asturias en un ciclo de exposiciones sobre diseño en la sala Juana Mordó, que posteriormente itinerará por diversos puntos de España. Se trata de una iniciativa en la que colabora el Ministerio de Industria, a través de la sociedad estatal para el desarrollo del diseño y de la innovación (DDI). Concretamente su trabajo forma parte de la exposición sobre el diseño como utilidad pública, que lleva por título «365x24», en alusión a los días del año y las horas del día. «La obra elegida fue una colección de carteles realizados para el Instituto de Prevención de Riesgos Laborales, una colección muy famosa que ya recibió un premio "Laus"», indicó el diseñador.


A esto se suma la reciente concesión de un premio de la Asociación Española de Profesionales del Diseño (AEPD), concretamente en la categoría de carteles. Se trata de unos premios anuales, en los que los socios tienen que proponer trabajos entre los que luego se realiza una selección intermedia, antes de decidir a los galardonados. Jorge Lorenzo ya había estado nominado en tres convocatorias, pero ahora consiguió alzarse con el premio. Las nominaciones anteriores fueron por un trabajo de diseño editorial -«La arquitectura del hierro-, por un proyecto sobre tipografía y finalmente por la marca corporativa de la empresa Bull Box, que recientemente ocupó las páginas de una revista francesa de diseño.


Y en esta ocasión se alzó con el premio con el cartel «Queherida», muy difundido en Madrid tras ganar un concurso de carteles contra la violencia de género convocado por la Comunidad. Esta racha de reconocimientos puede continuar si el Centro de Creación Cultural Internacional Tabakalera de San Sebastián selecciona su trabajo para la identidad corporativa. De momento ya es uno de los cinco finalistas, de entre los cien candidatos iniciales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine