07 de abril de 2008
07.04.2008

Kevin Spacey visita Avilés para sellar una alianza de su Old Vic con el Palacio Valdés

El Centro Niemeyer y el actor norteamericano proyectan un gran acuerdo de colaboración entre los dos teatros que se rubricará en próximos meses

07.04.2008 | 02:00
Spacey, con su asistente, mira desde un balcón del Ferrera a un grupo de «skaters».

Kevin Spacey, con dos «Oscar» en su haber y un prestigio artístico de calibre superior, visitó ayer Avilés entre la sorpresa de los cinéfilos y el desconcierto de los viandantes. La estrella, invitada por el Centro Niemeyer, aprovechó el viaje para ultimar los detalles de un gran proyecto escénico que prevé convertir Avilés en un referente mundial del teatro. La idea, que el presidente del Principado explicará esta mañana en el aeropuerto de Asturias, pretende asociar el teatro Palacio Valdés con el Old Vic de Londres, el centenario odeón británico cuya dirección artística ostenta el actor norteamericano.

Saúl FERNÁNDEZ


El actor norteamericano Kevin Spacey ya conoce Avilés. En una visita meteórica exploró ayer el paisaje en el que se alzará el Centro Internacional Oscar Niemeyer. Sin primera piedra todavía -su colocación se anuncia para el próximo sábado-, la institución trabaja para elevar la ciudad a niveles que se pretenden mundiales. De ahí la presencia de Kevin Spacey, entre la sorpresa general, bajo una gorra de béisbol, alojado en un hotel esclarecido y de visita por el teatro Palacio Valdés. El Centro Niemeyer elabora un trabajo conjunto con el Old Vic de Londres -el teatro del norteamericano-. La idea es sellar un acuerdo de colaboración que eleve a categoría mundial el escenario avilesino. Y es que Kevin Spacey llegó a Avilés para algo más que ofrecer una función o darse un garbeo.


El Centro Niemeyer, en un principio, trató de ocultar a la prensa y a los avilesinos la visita del protagonista de «American Beauty», pero eso no fue posible. La estrella norteamericana, acompañada de dos productores y de un asistente, tenía una habitación reservada en pleno centro de la ciudad. Llegó, de hecho,a Avilés en torno a las dos de la tarde, dejó las maletas, guardó silencio y se fue al Palacio Valdés, el teatro avilesino, el último odeón del siglo XIX en pleno siglo XX. La visita desbarató por unos minutos los últimos detalles técnicos que se daban a «Sonata de otoño», el montaje que se estrena mañana, el tercero de la temporada.


El Centro Niemeyer trabaja desde hace tiempo en una alianza artística con el teatro Old Vic, uno de los más veteranos de la escena londinense, al que Kevin Spacey salvó del derribo con su osada apuesta de rehabilitación. El norteamericano recorrió las tripas del teatro Palacio Valdés acompañado por su director, Antonio Ripoll. Desde los sótanos hasta la última planta. De la visita, según un portavoz del Niemeyer, salió «satisfecho».


Tras el teatro, la estrella de Hollywood, su séquito y parte de la organización de su viaje relámpago se trasladaron al Faro de Avilés -antigua sede del Niemeyer-, donde almorzaron y ultimaron los detalles de la alianza de los dos teatros.


La reunión se alargó hasta bien entrada la tarde. Los acuerdos finales está previsto que los anuncie esta mañana el presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, tras un encuentro con el actor en el mismo aeropuerto, minutos antes de su regreso a Londres, ciudad en la que reside desde hace algunos años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine