08 de abril de 2008
08.04.2008
 

A paso ligero, terapia natural

Una treintena de mayores de 60 años participa en el primer paseo por Avilés organizado por el Consistorio

08.04.2008 | 02:00
Participantes en el primer paseo saludable, ayer, en la avenida San Agustín.

M. MANCISIDOR


Once menos cuarto de la mañana. Pura García accedía entonces a las instalaciones del polideportivo de El Quirinal, era la primera en llegar y no escondía cierto nerviosismo, similar al de un niño en su primer día de colegio. «Me encanta caminar y esta iniciativa me parece estupenda, el domingo subí yo sola hasta la ermita de La Luz pero creo que pasear en compañía de otras personas es mucho más agradable», afirmaba esta mujer, calzada con playeros, dispuesta a participar en la primera excursión urbana que promovió la concejalía de Ciudad Saludable y que coincidió con el «Día mundial de la salud».


Avanzadas las manecillas del reloj, un grupo de mujeres se presentó en El Quirinal, punto de partida de la ruta. Allí les esperaban Nicolás Álvarez-Santullano y Lucía Gómez, los animadores deportivos que durante los próximos meses realizarán paseos saludables y a paso ligero por las calles de Avilés dirigidos a mayores de 60 años. El grupo de El Quirinal está previsto que recorra el centro de la ciudad mientras que los que salgan del Foco de Villalegre pasearán por los barrios limítrofes. «Además de caminar, haremos ejercicios en los parques», explicaban los monitores a punto de partir hacia El Parche por la avenida San Agustín.


«Este tipo de ejercicio nos ayuda a retroceder en el tiempo, a rejuvenecer», aseguraba otra de las participantes, Ángeles Martínez, dando pie a una conversación con sus nuevas compañeras. Precisamente, uno de los objetivos del programa «Por tu salud: camina» es que los asistentes, además de mejorar su salud, entablen relaciones sociales.


Manuel Álvarez, Luisa Cañibano, Rosalía Castrillo, Francisca del Águila Roldán y Miren Ibargutxi coincidían con Ángeles Martínez en la importancia de realizar ejercicio físico a partir de los sesenta años. Si bien unas estrenaban ayer ropa deportiva, otras presumían de veteranía. «Siempre que puedo suelo hacer senderismo y ahora compaginaré los paseos con clases de gimnasia», decía Manuela Álvarez. Miren Ibargutxi aseguraba que su inquietud le ha llevado incluso a matricularse en una academia de baile.


Con menos iniciativa pero dispuestas a «patearse Avilés» estaban ayer Rosalía Castrillo o Francisca del Águila Roldán. «No suelo hacer nada de deporte y si no tengo una motivación así estoy todo el día apoltronada en casa», explicaba Castrillo y Roldán añadía: «Yo soy un poco vaga y con esta actividad me animaré a caminar».


Los paseos se celebrarán en dos grupos. Uno saldrá los lunes, miércoles y viernes y, otro, los martes y jueves. Por el momento, aún hay plazas libres y los organizadores animaron a los mayores a inscribirse. «Esto es una terapia natural, ayuda a mejorar la salud y las relaciones sociales», concluyeron los nuevos guías de Avilés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook