16 de abril de 2008
16.04.2008
 

Zeluán se pone en forma

Voluntarios de Alcoa limpiaron y acondicionaron, ayer, junto al Grupo Mavea, el Monumento Natural

16.04.2008 | 02:00
Grupo de voluntarios de Alcoa, ayer, durante las tareas de limpieza en Zeluán.

Amaya P. GIÓN


Más de una veintena de trabajadores voluntarios de la planta de Alcoa se afanaron ayer para poner en forma el entorno de Zeluán, catalogado Monumento Natural. Enfundados en monos blancos, con bolsa y pala en ristre, el grupo intentó acondicionar el entorno del humedal bajo la supervisión del Grupo Ornitológico Mavea. Tarea no les faltó: «Aquí hay trabajo para, por lo menos, veinte días», señaló una de las voluntarias.


Y es que las mareas arrastran, por la bocana de la ría, kilos y kilos de desperdicios (botellas, latas, plásticos...) provenientes de alta mar, depositándose en el arenal de Zeluán, a los pies del pueblo del mismo nombre. Mientras un grupo se dedicó a recoger basura de las dunas, otro se centró en arrancar yucas, una invasora en la flora de la zona que, desde ayer, está perfectamente identificada. Una serie de estacas de madera y carteles señalizan los lugares en que crecen especies vegetales protegidas.


«En las dunas tenemos la espigadilla de mar ("Crucianella marítima") y la ricardia ("Reichardia gaditana"). En los pedreros ya sólo queda la sosa de las salinas ("Sarcocornia perennis"), ya que con las obras en la curva de Pachico se cargaron el pedrero donde había acelga salada, que ya sólo puede encontrarse en Villaviciosa», explicó César Álvarez, del Grupo Mavea, a la vez que apuntalaba uno de los indicadores.


Los trabajos realizados ayer de forma conjunta entre Mavea y los voluntarios de Alcoa se enmarcan en los planes de acción que promueve la multinacional del aluminio a través de su fundación. Para acceder a una ayuda de este tipo, el proyecto ha de estar respaldado por al menos diez empleados de la fábrica que participen de forma voluntaria, mientras que la organización promotora recibe de Alcoa 3.000 dólares, apuntó la compañía a través de un comunicado.


El pasado año, cerca de doscientos empleados de la planta avilesina participaron en los planes de voluntariado Bravo, Acción y Vida de Alcoa, que dedicaron más de 7.000 horas de su tiempo libre a colaborar con distintas organizaciones sin ánimo de lucro en actividades de acción social y de utilidad para la comunidad, en la que la Fundación Alcoa aportó un total de 46.250 dólares.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook