02 de mayo de 2008
02.05.2008

El catálogo urbanístico incluirá fortificaciones de la guerra civil aún en pie

Vallina destaca el valor histórico de las estructuras defensivas, de 1937

02.05.2008 | 02:00
Nido de ametralladoras en Santa María del Mar.

Piedras Blancas, I. MONTES

El catálogo urbanístico de Castrillón que está redactando el arquitecto José Ramón Fernández Molina incluirá fortificaciones de la guerra civil que aún se conservan en el concejo. La decisión se tomó tras la propuesta formulada recientemente por la Asociación para la Recuperación de la Arquitectura Militar Asturiana (ARAMA) 1936-1937, según manifestó la alcaldesa de Castrillón, Ángela Vallina.


Concretamente, el colectivo solicitó al Ayuntamiento que se incluyan en el catálogo urbanístico los elementos de fortificación de la guerra civil que se conservan en el concejo, y que corresponden a estructuras defensivas levantadas en 1937 en la parroquia de Santa María del Mar.


«Algunos elementos incluidos en la propuesta de la asociación van a estar presentes en el catálogo urbanístico, atendiendo a su valor histórico y como referencia del proceso defensivo en el concejo en la primera etapa de la guerra civil», explicó Vallina.


El informe de ARAMA sostiene que las estructuras defensivas del municipio corresponden a la segunda línea de fortificación de las dos que levantó el Ejército republicano «ante la amenaza de una ofensiva general franquista sobre Avilés y Gijón». Paralelas al río Nalón se concibieron dos líneas de fortificación: la primera partía de Ranón (Soto del Barco) y llegaba hasta la sierra del Pedroso; la segunda, la que discurría por Castrillón, se dispuso a retaguardia de la primera, para, en caso de superar la ofensiva enemiga la primera línea, poder establecer una segunda defensa.


La asociación ha inventariado hasta ahora la posición de El Puerto. Se trata de una loma fortificada situada al oeste del cementerio que cuenta con un emplazamiento para arma automática que conserva intacta la meseta para el arma y está construida en cemento armado y ladrillo macizo. Se conservan también los raíles que sustentan el techo y la cubierta vegetal que servía para camuflar el puesto a la vista de la aviación franquista. El emplazamiento cuenta con tres troneras que orientan sus fuegos hacia la playa de Santa María del Mar. El conjunto conserva una galería cubierta y semisubterránea para fusilería con aspilleras.


San Adriano conserva también otro emplazamiento de obra para armas automáticas y galería de fusileros. Este elemento, según ARAMA, está invadido por la maleza. Asimismo, la asociación tiene inventariado en la parroquia de Santa María del Mar, dentro de una finca particular, restos de una galería de tiradores cubierta y semisubterránea que se encuentra en buen estado de conservación. El Ayuntamiento tiene previsto aprobar inicialmente el catálogo urbanístico antes del verano. El inventario recoge un total de 823 elementos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook