05 de mayo de 2008
05.05.2008

El sector denuncia que la carestía de los pisos que atribuye el Ministerio a Avilés dificulta las ventas

Profesionales inmobiliarios dicen que el «escaso rigor» de la estadística oficial confunde a la clientela y da inseguridad

05.05.2008 | 02:00
El sector denuncia que la carestía de los pisos que atribuye el Ministerio a Avilés dificulta las ventas

Francisco L. JIMÉNEZ


Las estadísticas oficiales del Ministerio de Vivienda, que cada tres meses se actualizan, traen de cabeza a constructores y profesionales avilesinos del sector inmobiliario. Según los datos ministeriales, Avilés lideró, y con notable diferencia, el encarecimiento del precio de los pisos en Asturias el año pasado -un 18 por ciento de aumento- e incluso en el período 2005-2008, donde el metro cuadrado se habría encarecido un 48,82 por ciento.


Pero nada más lejos de la realidad según fuentes del sector, donde la pregunta recurrente es ¿quién y cómo hace las estadísticas? El asunto va más allá del campo de la anécdota, porque ya ha empezado a tener consecuencias preocupantes para el sector: las ventas, que ya no son todo lo boyantes que eran por culpa de la crisis de ladrillo, se resienten de la inseguridad que originan los datos ministeriales.


A los propietarios que venden, en especial inmuebles de segunda mano, se les «calienta la cabeza» con los cantos de sirena que hablan de precios por las nubes; y los que quieren comprar se retraen precisamente por la misma razón. Esto es lo que aseguran, al menos, agentes inmobiliarios y empresarios que, como Manuel Campelo, delegado en Avilés de la patronal asturiana de la construcción, no dan crédito a las tablas que publica el Ministerio que desde hace pocos días dirige Beatriz Corredor.

«Pero en qué cabeza cabe que una vivienda pudo encarecerse el año pasado en Avilés un 18 por ciento. ¿Acaso un piso de 30 millones de las antiguas pesetas pasó, en doce meses, a costar casi 36? Pues eso es lo que nos quiere hacer creer la estadística del Ministerio», se queja el constructor.

De ser ciertos los datos del Ministerio de Vivienda, la brecha que había entre el precio de los pisos en Avilés, Gijón y Oviedo hace cuatro años se habría reducido a la mitad. Así, el precio del metro cuadrado construido en Avilés allá por 2005 era de 1.242 euros y en las otras dos grandes capitales asturianas superaba los 1.700 (460 euros de diferencia). Hoy, siempre según la estadística estatal, el valor del metro cuadrado en Gijón «sólo» es superior en 340 euros al de Avilés; por su parte, en Oviedo resulta 224 euros más caro.


Los profesionales del sector inmobiliario reclaman del Ministerio de Vivienda, al igual que la Confederación Asturiana de la Construcción, más rigor y transparencia en la elaboración de las estadísticas referidas a vivienda, más cuando la construcción pasa por su peor momento en años.


«No parece tener ni pies ni cabeza que los precios de la vivienda en Gijón, Oviedo y Siero, según los datos del Ministerio, hayan crecido desde 2005 a hoy entre un 21 y un 28 por ciento, una cifra bastante sensata, y a Avilés, para esos mismos años, se le atribuya un encarecimiento cercano al 50 por ciento», protesta la propietaria de una agencia inmobiliaria de la ciudad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine